Pro­te­ge­rán en zo­na sur flo­ra y fau­na

Se­rá de­to­nan­te de bie­nes­tar pa­ra los ha­bi­tan­tes de la re­gión

Luces del Siglo - - PORTADA - ADRIANA VA­RI­LLAS

CAN­CÚN, Q. ROO.- La pro­pues­ta pa­ra de­cre­tar el Área Na­tu­ral Pro­te­gi­da con ca­te­go­ría de Área de Pro­tec­ción de Flo­ra y Fau­na en Ba­ca­lar (APFFB) bus­ca fo­men­tar el desa­rro­llo tu­rís­ti­co y eco­nó­mi­co del sur de Quin­ta­na Roo, pe­ro con lí­mi­tes, con or­den y sin so­bre­ex­plo­tar los frá­gi­les re­cur­sos na­tu­ra­les que, pre­ci­sa­men­te, se­rán los de­to­nan­tes del bie­nes­tar de las y los ha­bi­tan­tes.

El po­lí­gono de la ANP abar­ca­rá una su­per­fi­cie de 219 mil 818.68 hec­tá­reas, en los mu­ni­ci­pios de Ba­ca­lar y Ot­hón P. Blan­co, en el sur del es­ta­do.

El área es­tá com­pues­ta de un con­jun­to de cuer­pos de agua vin­cu­la­dos e in­ter­co­nec­ta­dos en­tre sí, for­ma­do por la Laguna de Ba­ca­lar, Laguna Chi­le Ver­de, Laguna Gue­rre­ro, Laguna Mi­la­gros y Río Hon­do, desem­bo­can­do en la Bahía de Chetumal.

Una con­sul­ta al bo­rra­dor del es­tu­dio pre­vio jus­ti­fi­ca­ti­vo pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to del ANP, in­di­ca que el ré­gi­men pro­pues­to –un Área de Pro­tec­ción de la Flo­ra y Fau­na, que es el más la­xo en la ley y per­mi­te el desa­rro­llo de obras y ac­ti­vi­da­des den­tro de la su­per­fi­cie pro­te­gi­da- per­mi­ti­rá la pro­tec­ción de una se­rie de eco­sis­te­mas que ro­dean la Laguna Ba­ca­lar, pe­ro sin fre­nar el desa­rro­llo.

La uti­li­dad de la ANP es­tri­ba en pro­te­ger del cam­bio cli­má­ti­co el 40 por cien­to de la Laguna Ba­ca­lar, es­pe­cies acuá­ti­cas y te­rres­tres, al ser la zo­na una de las más vulnerables ante los efec­tos del Ca­len­ta­mien­to Glo­bal.

Tam­bién se bus­ca man­te­ner la co­nec­ti­vi­dad eco­ló­gi­ca a tra­vés de co­rre­do­res bio­ló­gi­cos, evi­tar la in­tro­duc­ción de es­pe­cies exó­ti­cas-in­va­so­ras, co­mo el pez dia­blo, la ex­trac­ción del ca­ra­col Chi­vi­ta y evi­tar la des­truc­ción de eco­sis­te­mas vi­ta­les por el tu­ris­mo de­sen­fre­na­do, la ge­ne­ra­ción de aguas re­si­dua­les sin tra­ta­mien­to que al­te­ren la Laguna y otras ac­ti­vi­da­des le­si­vas pa­ra el me­dio am­bien­te, que com­pro­me­tan el pai­sa­je y el po­ten­cial tu­rís­ti­co de la zo­na.

La crea­ción de la ANP for­ma par­te de un es­que­ma que in­vo­lu­cra la apli­ca­ción de un Pro­gra­ma de Or­de­na­mien­to Eco­ló­gi­co Lo­cal (POEL), un Pro­gra­ma Di­rec­tor de Desa­rro­llo Ur­bano (PDU) y un pro­gra­ma de dre­na­je y tra­ta­mien­to de aguas re­si­dua­les, pa­ra fo­men­tar el desa­rro­llo sus­ten­ta­ble del sur.

CAN­CÚN, Q. ROO.- La pro­pues­ta pa­ra de­cre­tar el Área Na­tu­ral Pro­te­gi­da con ca­te­go­ría de Área de Pro­tec­ción de Flo­ra y Fau­na en Ba­ca­lar (APFFB) bus­ca, con­tra­rio a lo que ale­gan sus de­trac­to­res, fo­men­tar el desa­rro­llo tu­rís­ti­co y eco­nó­mi­co del sur de Quin­ta­na Roo, pe­ro con lí­mi­tes, en or­den y sin so­bre­ex­plo­tar los frá­gi­les re­cur­sos na­tu­ra­les que, pre­ci­sa­men­te, se­rán los de­to­nan­tes del bie­nes­tar de las y los ha­bi­tan­tes.

El po­lí­gono de la ANP abar­ca­rá –de sor­tear las pre­sio­nes so­cia­les y po­lí­ti­cas que en­fren­tau­na su­per­fi­cie de 219 mil 818.68 hec­tá­reas, en los mu­ni­ci­pios de Ba­ca­lar y Ot­hón P. Blan­co, en el sur del es­ta­do.

Se com­po­ne de un con­jun­to de cuer­pos de agua vin­cu­la­dos e in­ter­co­nec­ta­dos en­tre sí, for­ma­do por la Laguna de Ba­ca­lar, Laguna Chi­le Ver­de, Laguna Gue­rre­ro, Laguna Mi­la­gros y Río Hon­do, desem­bo­can­do en la Bahía de Chetumal.

Una con­sul­ta al bo­rra­dor del es­tu­dio pre­vio jus­ti­fi­ca­ti­vo pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to del ANP, in­di­ca que el ré­gi­men pro­pues­to –un Área de Pro­tec­ción de la Flo­ra y Fau­na, que es el más la­xo en la ley y per­mi­te el desa­rro­llo de obras y ac­ti­vi­da­des den­tro de la su­per­fi­cie pro­te­gi­da- per­mi­ti­rá la pro­tec­ción de una se­rie de eco­sis­te­mas que ro­dean la Laguna Ba­ca­lar, sin fre­nar el desa­rro­llo.

La uti­li­dad de la ANP es­tri­ba en pro­te­ger del cam­bio cli­má­ti­co el 40 por cien­to de la Laguna Ba­ca­lar, es­pe­cies acuá­ti­cas y te­rres­tres, al ser la zo­na una de las más vulnerables ante los efec­tos del Ca­len­ta­mien­to Glo­bal.

Tam­bién se bus­ca man­te­ner la co­nec­ti­vi­dad eco­ló­gi­ca a tra­vés de co­rre­do­res bio­ló­gi­cos, evi­tar la in­tro­duc­ción de es­pe­cies exó­ti­cas-in­va­so­ras, co­mo el pez dia­blo, la ex­trac­ción del ca­ra­col Chi­vi­ta y evi­tar la des­truc­ción de eco­sis­te­mas vi­ta­les por el tu­ris­mo de­sen­fre­na­do, la ge­ne­ra­ción de aguas re­si­dua­les sin tra­ta­mien­to que al­te­ren la Laguna y otras ac­ti­vi­da­des le­si­vas pa­ra el me­dioam­bien­te, que com­pro­me­tan el pai­sa­je y el po­ten­cial tu­rís­ti­co de la zo­na.

La crea­ción de la ANP for­ma par­te de un es­que­ma que in­vo­lu­cra la apli­ca­ción de un Pro­gra­ma de Or­de­na­mien­to Eco­ló­gi­co Lo­cal (Poel), un Pro­gra­ma Di­rec­tor de Desa­rro­llo Ur­bano (PDU) y un pro­gra­ma de dre­na­je y tra­ta­mien­to de aguas re­si­dua­les, pa­ra fo­men­tar el desa­rro­llo sus­ten­ta­ble del sur.

Un pun­to cla­ve del de­cre­to pro­pues­to, es la pro­tec­ción del prin­ci­pal atrac­ti­vo tu­rís­ti­co de Ba­ca­lar: su laguna, cu­ya su­per­fi­cie abar­ca 359 mil 734.91 hec­tá­reas.

Di­cho cuer­po de agua es úni­co en Mé­xi­co y en el mun­do por su ex­ten­sión, su be­lle­za pai­sa­jís­ti­ca, su bio­di­ver­si­dad y su co­nec­ti­vi­dad con la sel­va ma­ya y el arre­ci­fe me­soa­me­ri­cano, dos eco­sis­te­mas de re­le­van­cia con­ti­nen­tal y glo­bal.

En esa laguna, la pre­sen­cia de es­tro­ma­to­li­tos es de su­ma im­por­tan­cia ya que ese ti­po de for­ma­cio­nes son oxi­ge­na­do­res de la at­mós­fe­ra y fi­jan el car­bono, ade­más de ser un re­cur­so pai­sa­jís­ti­co, cien­tí­fi­co y de con­ser­va­ción úni­co.

A Ba­ca­lar lle­ga una im­por­tan­te can­ti­dad de aves, cu­yo eco­sis­te­ma de­be ser con­ser­va­do, por­que re­pre­sen­ta en la ac­tua­li­dad, un ca­pi­tal tu­rís­ti­co bus­ca­do por un vas­to sec­tor de via­je­ros.

El in­for­me de la Eva­lua­ción de la Bio­di­ver­si­dad de la Re­ser­va Fo­res­tal de Ich­ka­bal, Eji­do de Ba­ca­lar, in­di­ca que se re­gis­tra­ron 152 es­pe­cies de aves, cla­si­fi­ca­das en 40 fa­mi­lias, que re­pre­sen­tan el 32 por cien­to de to­das las es­pe­cies re­por­ta­das pa­ra la en­ti­dad.

De las es­pe­cies de ma­mí­fe­ros re­gis­tra­das en Ba­ca­lar, se ci­tan 92, lo cual re­pre­sen­ta el 91 por cien­to de las exis­ten­tes en el es­ta­do. La Re­ser­va de San Fe­li­pe Ba­ca­lar al­ber­ga al 54 por cien­to de las es­pe­cies do­cu­men­ta­das en la en­ti­dad. El si­tio es ho­gar del 69.38 por cien­to de los mur­cié­la­gos re­gis­tra­dos en el es­ta­do.

Aun­que los avis­ta­mien­tos de ma­na­tíes y la nu­tria neo­tro­pi­cal –am­bos ba­jo la ca­te­go­ría de pe­li­gro de ex­tin­ción- son mí­ni­mos pa­ra la zo­na de Ba­ca­lar, “si se pro­te­ge la laguna a su vez se pro­te­gen las po­bla­cio­nes de ma­na­tíes, ya que es­tas se ex­tien­den al sis­te­ma de hu­me­da­les que co­nec­tan a Ba­ca­lar con la Bahía de Chetumal y Río Hon­do res­pec­ti­va­men­te; es­tos dos úl­ti­mos si­tios son há­bi­tats”.

El de­cre­to bus­ca pro­te­ger, ade­más, los hu­me­da­les de la zo­na que, de acuer­do con la Se­cre­ta­ría de Me­dio Am­bien­te y Re­cur­sos Na­tu­ra­les (Se­mar­nat), dis­mi­nu­ye­ron en un 63 por cien­to, de 1975 al 2001.

“Es­tos eco­sis­te­mas fun­cio­nan co­mo su­mi­de­ros al 40 por cien­to del car­bono que se ge­ne­ra en el pla­ne­ta (Ram­sar, 2000); por lo tan­to, la des­truc­ción de és­tos evi­ta­ría la eli­mi­na­ción de im­por­tan­tes can­ti­da­des de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro y, por en­de, au­men­ta­ría el po­ten­cial de re­ten­ción del ca­lor en la at­mós­fe­ra, con im­pli­ca­ción en el ca­len­ta­mien­to glo­bal y el cre­ci­mien­to de las tem­pe­ra­tu­ras”, se sub­ra­ya.

En­tre las fun­cio­nes am­bien­ta­les de los hu­me­da­les, se men­cio­nan la es­ta­bi­li­za­ción de cos­tas, la de­fen­sa con­tra hu­ra­ca­nes, la re­gu­la­ción de la can­ti­dad y ca­li­dad del agua, la dis­mi­nu­ción del im­pac­to de los vien­tos; son si­tio de anida­ción, re­fu­gio, ali­men­ta­ción y re­pro­duc­ción de cen­te­nas de es­pe­cies, ade­más de ser eco­sis­te­mas que ayu­dan a mi­ti­gar el im­pac­to del cam­bio cli­má­ti­co.

“El de­cre­to del APFFB ayu­da­rá a re­gu­lar di­ver­sas ac­ti­vi­da­des que pu­die­ran al­te­rar ese pai­sa­je úni­co”, se in­di­ca en el bo­rra­dor del Es­tu­dio Pre­vio Jus­ti­fi­ca­ti­vo, ela­bo­ra­do por la aso­cia­ción Ami­gos de Sian Ka’an (ASK), en co­la­bo­ra­ción con la Co­mi­sión Na­cio­nal de Áreas Na­tu­ra­les Pro­te­gi­das (Co­nanp) y la Se­cre­ta­ría de Eco­lo­gía y Me­dioam­bien­te (SE­MA) del go­bierno del es­ta­do.

El do­cu­men­to, que re­ba­sa las 150 ho­jas, no es de­fi­ni­ti­vo, pues es­tá sien­do en­ri­que­ci­do no só­lo por de­pen­den­cias fe­de­ra­les y or­ga­nis­mos co­mo la Co­mi­sión Na­cio­nal pa­ra el Uso y Co­no­ci­mien­to de la Bio­di­ver­si­dad (Co­na­bio), sino por de­pen­den­cias es­ta­ta­les co­mo la Se­cre­ta­ría de Tu­ris­mo (Se­de­tur) y la Co­mi­sión de Agua Po­ta­ble y Al­can­ta­ri­lla­do (CA­PA) y la pro­pia Di­rec­ción de Eco­lo­gía de Ba­ca­lar.

Par­ti­ci­pan ade­más ins­ti­tu­tos de in­ves­ti­ga­ción co­mo el Co­le­gio de la Fron­te­ra Sur (Eco­sur), la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co (UNAM) y or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les y ejida­les, co­mo el Eji­do Ba­ca­lar y el Con­se­jo Ci­vil Me­xi­cano pa­ra la Sil­vi­cul­tu­ra Sos­te­ni­ble.

❙ El Área Na­tu­ral Pro­te­gi­da de Ba­ca­lar se­rá trans­for­ma­da en Área Na­tu­ral de Pro­tec­ción de Flo­ra y Fau­na.

El Área Na­cio­nal Pro­te­gi­da abar­ca­rá el Sis­te­ma La­gu­nar de Ba­ca­lar y la Bahía de Chetumal.

❙ La Bahía de Chetumal es­tá in­cluí­da en la zo­na que abar­ca la ANP, al igual que la zo­na ar­queo­ló­gi­ca de Ich­ka­bal, ubi­ca­da en el Mu­ni­ci­pio de Ba­ca­lar.

❙ Se pro­te­ge­rá el prin­ci­pal atrac­ti­vo tu­rís­ti­co del Mu­ni­ci­pio de Ba­ca­lar, su laguna, con 359 mil 734.91 hec­tá­reas.

❙ Se bus­ca pro­te­ger la fau­na en pe­li­gro de ex­tin­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.