Ad­mi­ten que el Ci­sen si­gue a pre­can­di­da­tos

Luces del Siglo - - REFORMA - AN­TO­NIO BA­RAN­DA

El Se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción, Al­fon­so Na­va­rre­te, re­co­no­ció ayer que el Ci­sen da “se­gui­mien­to” a los pre­can­di­da­tos pre­si­den­cia­les.

El pa­nis­ta Ri­car­do Ana­ya ha­bía de­nun­cia­do pre­via­men­te que per­so­nal de esa de­pen­den­cia lo vi­gi­la­ba.

“Es­tá (el Ci­sen) rea­li­zan­do fun­cio­nes que es el se­gui­mien­to y dar­le con­ti­nui­dad a las cam­pa­ñas. No se tra­ta de un ca­so ni de es­pio­na­je ni de es­pio­na­je a opo­si­to­res ni de me­di­das de ca­rác­ter clan­des­tino”, di­jo Na­va­rre­te.

“El se­gui­mien­to del Ci­sen es pa­ra cual­quier ac­ti­vi­dad re­le­van­te que ten­ga que ver con sus fun­cio­nes, no pa­ra una per­so­na en par­ti­cu­lar ni mu­cho me­nos pa­ra un can­di­da­to o no can­di­da­to”.

El aspirante pre­si­den­cial pa­nis­ta di­fun­dió ayer en sus redes so­cia­les un vi­deo en el que en­ca­ra a una de las per­so­nas que lo si­guen en ca­rre­te­ra, quien se iden­ti­fi­có co­mo José Juan Gae­ta, in­te­gran­te del ór­gano de in­te­li­gen­cia ci­vil, a car­go de Al­ber­to Baz­baz.

“En lu­gar de per­se­guir de­lin­cuen­tes, es­pían opo­si­to­res. Por eso es­ta­mos co­mo es­ta­mos”, la­men­tó Ana­ya en un men­sa­je vía Twit­ter.

La se­ma­na pa­sa­da, tam­bién el aspirante pre­si­den­cial de Mo­re­na, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, de­nun­ció que el Ci­sen fil­tra in­for­ma­ción a los es­tra­te­gas de cam­pa­ña del PRI y el PAN pa­ra em­pren­der una gue­rra su­cia en su con­tra.

“Hay ex­pe­dien­tes. Han in­ves­ti­ga­do a mis hi­jos, a to­da mi fa­mi­lia, des­de el Ci­sen. Va a des­apa­re­cer el Ci­sen, y no es ven­gan­za: es po­ner or­den y que se aca­be el es­pio­na­je”, di­jo el ta­bas­que­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.