MA­GUEY

Luces del Siglo - - BUENA MESA -

Ma­yahuel vi­vía en el cie­lo con su abue­la, Tzit­zi­mitl, un de­mo­nio ce­les­tial de la os­cu­ri­dad.

De­bi­do a que la jo­ven te­nía una plan­ta má­gi­ca que otor­ga­ba ale­gría, los dio­ses con­ven­cie­ron a Quet­zal­cóatl de lle­var­la al mun­do pa­ra pro­veer go­zo.

Aun­que ha­cer­lo sig­ni­fi­ca­ba en­fren­tar la fu­ria de su abue­la y

de sus com­pa­ñe­ras, las ven­ga­ti­vas Tzit­zi­mi­me, la chi­ca de­ci­dió es­ca­par con Quet­zal­cóatl.

En su hui­da, la pa­re­ja se ju­ró amor eterno y se trans­for­mó en un ár­bol de dos ra­mas: des­cu­bier­to y ro­to por la abue­la.

Quet­zal­cóatl reunió los hue­sos de su ama­da y los en­te­rró.

De ahí sur­gió el ma­guey, cu­yo agua­miel fer­men­ta­do se con­vier­te en pul­que: ale­gría de los hom­bres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.