LU­GAR DE IN­TER­AC­CIÓN

Luces del Siglo - - BUENA MESA -

A car­go del ar­qui­tec­to ale­mán Horst Har­tung, el ac­tual edi­fi­cio del Mer­ca­do Al­cal­de se ter­mi­nó de cons­truir en 1962, y a par­tir de ese mo­men­to se le co­men­zó a co­no­cer con es­te nom­bre.

“El an­te­rior ya era in­su­fi­cien­te, és­te tie­ne dos ni­ve­les, arri­ba hay una es­cue­la de en­fer­me­ría y op­to­me­tría que an­tes era guar­de­ría pa­ra que los co­mer­cian­tes de­ja­ran a sus hi­jos”, co­men­ta el es­cri­tor Juan José Do­ñán.

Aun­que su ar­qui­tec­tu­ra se trans­for­mó, en el Al­cal­de pre­va­le­ce el co­lo­ri­do y aco­gi­mien­to pro­pio de los mer­ca­dos, don­de las com­pras se ha­cen en con­fian­za y los sa­bo­res a de­gus­tar

son si­mi­la­res a los de ca­sa.

“Aquí es más fres­co, más in­me­dia­to y es­pon­tá­neo que el su­per­mer­ca­do, te atien­den, se crean re­la­cio­nes, ve­cin­dad. En­tre ellos se cui­dan el pues­to, hay una re­la­ción de con­fian­za”.

Se­gún el his­to­ria­dor, uno de los pro­ble­mas del mer­ca­do es la des­po­bla­ción del Cen­tro His­tó­ri­co, pues ori­gi­nal­men­te se eri­gió pa­ra abas­te­cer a quie­nes vi­vían cer­ca.

Sin em­bar­go, a pe­sar del des­pla­za­mien­to ha­cia otras áreas de la Ciu­dad, siem­pre es­tá la ten­ta­ción de vol­ver al Cen­tro por una bue­na bi­rria, ve­ge­ta­les fres­cos, fru­ta ju­go­sa y la ca­li­dez de los mar­chan­tes aún vi­bran­tes en el Mer­ca­do Al­cal­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.