NI­DO DE VÍ­BO­RAS

Luces del Siglo - - NEWS -

TIE­NE RA­ZÓN Her­nán Pas­tra­na cuan­do di­ce que la co­rrup­ción es­tá en el ori­gen del pro­ble­ma de los ma­les am­bien­ta­les que aque­jan a Chetumal, ya que los ma­los ma­ne­jos fi­nan­cie­ros, ad­mi­nis­tra­ti­vos y la ne­gli­gen­cia de va­rias ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­sa­das tie­nen su con­se­cuen­cia en ca­lles lle­nas de ba­su­ra en la ca­pi­tal.

QUE NO só­lo allí, pues­to que la ma­la pre­vi­sión y pre­su­mi­bles chan­chu­llos tam­bién se es­con­den de­trás de si­tua­cio­nes co­mo el des­bor­de de aguas ne­gras en Hol­box o que aquí en Can­cún eche­mos la ba­su­ra en Is­la Mu­je­res, que nos ren­ta un te­rre­ni­to para ello.

PE­RO AUN­QUE su ob­ser­va­ción es im­por­tan­te pri­me­ro hay que aten­der lo ur­gen­te y lo ur­gen­te es so­lu­cio­nar el pro­ble­ma, a lo cual ya es­tán abo­ca­dos tan­to en Chetumal co­mo en Hol­box y Can­cún. IN­CLU­SO EN con­tra de la vo­lun­tad de al­gu­nos, co­mo lo re­fle­ja el he­cho de que en el Con­gre­so ha­yan apro­ba­do, por obra y gra­cia de los dipu­tados Ra­món Ja­vier Pa­di­lla y Emi­li­ano Ra­mos Her­nán­dez, un im­pues­to por De­re­cho de Sa­nea­mien­to para Can­cún, mis­mo que pre­via­men­te fue re­cha­za­do por los re­gi­do­res lo­ca­les y los ho­te­le­ros, que al pa­re­cer ten­drán que ape­chu­gar a la de no hay de otra.

PE­RO NO se es­pan­te, que el nue­vo gra­va­men es só­lo para tu­ris­tas y se su­po­ne es para jun­tar una la­ni­ta que ayu­de a so­lu­cio­nar lo del ba­su­re­ro y para al­gu­nas otras co­si­tas tam­bién.

AUN­QUE NO­MÁS por pu­ri­ti­ta pre­cau­ción, ha­brá un Co­mi­té de Vi­gi­lan­cia para ver que el di­ne­ro no to­me otro rum­bo y aca­be en las cuen­tas par­ti­cu­la­res de al­gún ave­za­do fun­cio­na­rio o se uti­li­ce para co­sas dis­tin­tas, ya ve que lue­go hay ser­vi­do­res pú­bli­cos con mu­cha “ini­cia­ti­va pri­va­da”…

PUES SÍ don Her­nán, tie­ne us­ted ra­zón: la co­rrup­ción es el ori­gen de ese y de mu­chos otros ma­les, pe­ro aho­ri­ta lo que apre­mia es avan­zar en la so­lu­ción y no tan­to en se­ña­lar cul­pa­bles. NO LO sé, pue­de ser, a lo me­jor, quién sa­be… es lo que di­jo el pa­nis­ta

Eduar­do Mar­tí­nez Ar­ci­la res­pec­to a una po­si­ble alian­za con el PRD para ir jun­ti­tos y de la mano en la elec­ción de ju­nio pró­xi­mo, en la que se ju­ga­rá su cham­ba en el Con­gre­so.

LA UNIÓN en­tre pre­sun­tas iz­quier­da y de­re­cha no se­ría nue­va ni es­pan­ta a na­die, lue­go en­ton­ces, ¿por qué la re­ti­cen­cia? Pues por pu­ro cálcu­lo y si no, no­más ha­ga cuen­tas: los ama­ri­llos an­dan más pá­li­dos que un ca­na­rio y ca­da vez más fla­cos, con un go­teo cons­tan­te de mi­li­tan­tes, cu­yo ca­so más re­cien­te es el de Luis Er­nes­to Mis Ba­lam, dipu­tado lo­cal que pre­fi­rió ir­se por la li­bre an­tes que se­guir so­por­tan­do los des­fi­gu­ros re­vo­lu­cio­na­rio-de­mo­crá­ti­cos.

DE MO­DO que allí es­tá el pun­to al que hi­zo re­fe­ren­cia Mar­tí­nez Ar­ci­la de ma­ne­ra di­plo­má­ti­ca: la fal­ta de fuer­za y cohe­sión de los pe­rre­dis­tas los ha­ce po­co desea­bles de com­pa­ñe­ri­tos en cual­quier elec­ción, aun­que por si las du­das de­ja en ma­nos de los co­mi­tés na­cio­na­les pa­nis­tas la de­ci­sión de in­vi­tar­los a ju­gar o de plano de­cir­les que me­jor para la otra.

NO ES ma­la on­da, es pu­ro cálcu­lo elec­to­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.