LA EL RE­GRE­SO MA­LA DE RO­DRÍ­GUEZ

ES­TE VIER­NES, LA MA­LA RE­GRE­SA A LA CIU­DAD DES­PUÉS DE SU PA­SO POR EL VI­VE LA­TINO DE ES­TE AÑO, Y LO HA­CE CON MÚ­SI­CA NUE­VA. PLA­TI­CA­MOS CON ELLA AN­TES DE SU CON­CIER­TO EN WAREHOUSE (RUBENS 6, COL. MIX­COAC)

Más por más - - PRIMERA PÁGINA - POR DA­NIE­LA BA­RRAN­CO (@dan­ni­sit)

Hay po­cas mu­je­res co­no­ci­das en la es­ce­na del rap en to­do el mun­do. Una de sus má­xi­mas re­pre­sen­tan­tes es la Ma­la Ro­drí­guez. La can­tan­te es­pa­ño­la es una de las fi­gu­ras fe­me­ni­nas más im­por­tan­tes, y es que sus le­tras siem­pre han si­do fuer­tes.

Su nom­bre es Ma­ría Ro­drí­guez Ga­rri­do y es oriun­da de Cá­diz. Su ma­má es do­mi­ni­ca­na y su pa­pá, gi­tano; de he­cho, su mú­si­ca tie­ne muy mar­ca­do su ori­gen gi­tano com­bi­na­do con so­ni­dos del hip hop y fla­men­co. Em­pe­zó su ca­rre­ra ha­ce más de 20 años y aho­ra es­tá de re­gre­so con un dis­co en puer­ta.

Ese es el pre­tex­to ideal pa­ra em­pe­zar una gi­ra por va­rios lu­ga­res de Mé­xi­co. Sus con­cier­tos por el país co­men­za­ron el pa­sa­do 6 de oc­tu­bre en el nor­te, en Mon­te­rrey; de ahí via­jó a Gua­da­la­ja­ra y aho­ra to­ca el turno de la Ciu­dad de Mé­xi­co, don­de to­ca­rá es­te 12 de oc­tu­bre en una fies­ta or­ga­ni­za­da por Phono —pla­ta­for­ma que im­pul­sa el hip hop en nues­tro país— y en la que tam­bién se pre­sen­ta­rán Bru­nOG, Ha­drian y West Gold, acom­pa­ña­dos por Wi­llie De Vi­lle. Lue­go se pre­sen­ta­rá en el Fes­ti­val Cer­van­tino, en Gua­na­jua­to, el sá­ba­do 13.

“Ten­go unas ga­nas lo­cas de an­dar por allá, quie­ro ver al pú­bli­co”, cuen­ta la Ma­la en en­tre­vis­ta. “Ten­go un mon­tón de ci­tas en lu­ga­res don­de nun­ca he es­ta­do”. Ade­más, di­ce, apro­ve­cha­rá pa­ra vi­si­tar ami­gos y pla­near al­gu­nas sor­pre­sas que po­dre­mos ver pró­xi­ma­men­te. “Me ilu­sio­na mu­cho, quie­ro que es­tos días sean una fies­ta pa­ra re­cor­dar por mu­cho tiem­po”.

EL RE­GRE­SO DE LA MA­LA

El úl­ti­mo dis­co con can­cio­nes nue­vas de la Ma­la Ro­drí­guez fue Bruja, que pu­bli­có en 2013. Tras cin­co años, es­tá de re­gre­so con un nue­vo ál­bum que to­da­vía no tie­ne nom­bre ni fe­cha de lan­za­mien­to. Sin em­bar­go, has­ta la fe­cha ha es­tre­na­do dos sen­ci­llos: “Gi­ta­nas” y “Con­ti­go”.

Gra­bar es­te dis­co sig­ni­fi­ca pa­ra la Ma­la un gran re­gre­so, que es­tá dis­fru­tan­do bas­tan­te. Lo es­tá tra­ba­jan­do en dis­tin­tos paí­ses y las can­cio­nes tie­nen to­das so­ni­dos di­fe­ren­tes. “Hay mu­chas ri­mas, mu­chas emo­cio­nes, pa­la­bras fuer­tes y mu­cho co­lor”, ase­gu­ra.

Bas­ta­rá es­cu­char sus dos nue­vos sen­ci­llos pa­ra dar­se cuen­ta de ello, pues am­bas can­cio­nes sue­nan to­tal­men­te dis­tin­tas: “Gi­ta­nas” es una oda a es­tas mu­je­res que han si­do dis­cri­mi­na­das a lo lar­go de su his­to­ria, mien­tras que “Con­ti­go” es una can­ción de amor.

“Sa­ca­mos ‘Gi­ta­nas’ co­mo pri­mer for­ma­to y fue co­mo vol­ver a la raíz pa­ra to­mar im­pul­so de to­do lo que vie­ne. Es una can­ción muy ne­ce­sa­ria pa­ra mí, po­der vol­ver a Se­vi­lla y ha­blar de la mu­jer en pri­me­ra per­so­na. To­das esas co­sas tan ne­ce­sa­rias y que ne­ce­si- ta­ba de­cir”, ex­pli­ca la Ma­la. Y es que pa­ra ella no hay lí­mi­tes, la mú­si­ca es una he­rra­mien­ta pa­ra ex­pre­sar sen­ti­mien­tos y emo­cio­nes, “y no to­dos tie­nen el mis­mo co­lor”.

Por ejem­plo, su pri­mer sen­ci­llo sue­na bé­li­co, ex­pli­ca. La can­ción fue ins­pi­ra­da por una ma­má chi­le­na, el beat es de un chi­co de Mia­mi, y la gui­ta­rra y al­gu­nos arre­glos son de otro chi­co que, en pa­la­bras de la Ma­la, es un ge­nio; ellos son Fran­klin Ro­drí­guez y Jo­sé Aní­bal Vás­quez. La can­tan­te gra­bó es­ta can­ción en Los Án­ge­les y el vi­deo lo hi­zo en Se­vi­lla.

“Hay mu­chos co­ra­zon­ci­tos en esa can­ción. Lo más im­por­tan­te es que mi­ro a las mu­je­res que ten­go a mi al­re­de­dor, a to­das las que me ins­pi­ran. Ellas son el es­pe­jo en el que me mi­ro y son a las que les de­di­co es­ta can­ción”, cuen­ta res­pec­to a es­te te­ma.

De “Yo siem­bro el cam­po pa’ ir­me a co­rrer”, la Ma­la can­ta “él es el ro­to de mi des­co­cío… en­con­trar­te a mí me ha en­cen­di­do”. Es­te es su se­gun­do sen­ci­llo, el cual can­ta jun­to con Sty­lo G, un can­tan­te ja­mai­quino de reg­gae. La di­fe­ren­cia en­tre las le­tras de es­tos dos te­mas dan una mues­tra de lo que se­rá el nue­vo dis­co de la Ma­la.

“En la vi­da, lo que te ayu­da a ex­pre­sar­te son los pa­sos que su­das­te. Lo que es­tá pa­san­do en mi vi­da se tie­ne que ver re­fle­ja­do en la mú­si­ca que ha­go”.

EN BUS­CA DE LA IGUAL­DAD

Mien­tras sus fans es­pe­ra­ban un nue­vo dis­co de la Ma­la, ella cam­bió sus pla­nes drás­ti­ca­men­te. In­clu­so, di­ce, no hay que ha­cer pla­nes, por­que el des­tino se en­car­ga de cam­biar­los. Y es que mien­tras ha­cía otras co­sas, se em­ba­ra­zó: “Tu­ve una hi­ja. Me de­di­qué a to­mar yo­gur y co­mer do­nas. Pa­ré to­do y lo he dis­fru­ta­do mu­cho”.

Es­ta nue­va fa­ce­ta le ha cam­bia­do el mun­do a la ra­pe­ra es­pa­ño­la y le ha he­cho dar­se cuen­ta —aún más, di­ce— de lo im­por­tan­te que es la igual­dad de gé­ne­ro.

“Me hi­zo dar­me cuen­ta de có­mo es­tá el mun­do de mal or­ga­ni­za­do, por­que yo sen­tía que era un pri­vi­le­gio po­der cui­dar a mi be­bé. Es­ta­ba go­zan­do el mo­men­to y mi­ra, pa­re­ce que no ha si­do pa­ra mal, por­que to­do se ha co­lo­ca­do en su si­tio. Me ha ins­pi­ra­do un mon­tón, es­toy en un mo­men­to su­per fe­liz de mi vi­da, me sien­to ge­nial. Te­ner un hi­jo te da mu­chas fuer­zas tam­bién”.

Ade­más, cuen­ta que le gus­ta­ría co­no­cer más ra­pe­ras. Y es que en la es­ce­na mu­si­cal no ha­cen fal­ta mu­je­res que se de­di­quen a es­te gé­ne­ro, sino que se les otor­guen más es­pa­cios, ase­gu­ra. “En la ra­dio siem­pre sue­nan ellos, y cues­ta mu­cho que el oyen­te se acos­tum­bre a es­cu­char vo­ces de mu­jer si hay co­sas dis­tin­tas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.