TRES DÍAS DE ILUS­TRA­CIÓN CON­TEM­PO­RÁ­NEA

GRAN SA­LÓN, LA FE­RIA DE­DI­CA­DA A LA ILUS­TRA­CIÓN CON­TEM­PO­RÁ­NEA, CE­LE­BRA SU QUIN­TA EDI­CIÓN EN EL MU­SEO TA­MA­YO CON IN­VI­TA­DOS LA­TI­NOA­ME­RI­CA­NOS DE PRI­MER NI­VEL

Más por más - - PRIMERA PÁGINA - POR JOSÉ QUE­ZA­DA RO­QUE

Ma­ru Aguz­zi ha tra­ba­ja­do des­de ha­ce dos dé­ca­das en el di­se­ño edi­to­rial de al­gu­nas de las re­vis­tas más re­le­van­tes de los úl­ti­mos años. Su tra­yec­to­ria la ha lle­va­do a in­vo­lu­crar­se ac­ti­va­men­te en pro­yec­tos co­mo Fren­te, Icó­ni­ca y The Li­mit. Sin em­bar­go, su cu­rio­si­dad ha­cia otras dis­ci­pli­nas la lle­vó a ser pro­gra­ma­do­ra de Dis­tri­tal —cuan­do es­te era so­lo un fes­ti­val de ci­ne—, es­cri­bir so­bre mú­si­ca y con­ver­tir­se en di­fu­so­ra del Di­se­ño Grá­fi­co.

Pa­ra Aguz­zi, la pro­duc­ción y la ges­tión cul­tu­ral es­ta­ban im­plí­ci­tas, lo cual fue un fac­tor fun­da­men­tal en el na­ci­mien­to de Gran Sa­lón Mé­xi­co, fe­ria de­di­ca­da a la ilus­tra­ción con­tem­po­rá­nea.

“Los di­se­ña­do­res ha­ce­mos uso de la ilus­tra­ción, y los ar­qui­tec­tos y los in­dus­tria­les tam­bién son ilus­tra­do­res en su ma­ne­ra pri­ma­ria de bo­ce­tar las co­sas. Al fi­nal, la ilus­tra­ción y el di­se­ño tie­nen una co­ne­xión pro­fun­da. El pro­ble­ma es que la ilus­tra­ción no es una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria co­mo tal, y mu­chos chi­cos no sa­ben có­mo pro­fe­sio­na­li­zar­se”, cuen­ta Aguz­zi.

“To­do ini­ció co­mo una fe­ria y ese fue el pun­ta­pié ini­cial pa­ra que Gran Sa­lón Mé­xi­co exis­tie­ra. Ese pri­mer año se tra­tó de una prue­ba. Es­tá­ba­mos muy se­gu­ros de lo que ha­cía­mos, pe­ro a la vez nos asal­ta­ba la in­cer­ti­dum­bre por no po­der sa­ber cuán­ta re­per­cu­sión ten­dría la fe­ria o có­mo se­ría re­ci­bi­da por el pú­bli­co. La res­pues­ta del pú­bli­co, al fi­nal, nos ayu­dó a creer aún más en el pro­yec­to.

“Por su­pues­to han su­ce­di­do mu­chas co­sas que pro­pi­cia­ron que nos con­vir­tié­ra­mos en una pla­ta­for­ma. Te­ne­mos dos ra­mas: la pri­me­ra es­tá con­for­ma­da por los even­tos y en ese mar­co se in­ser­ta la fe­ria anual; la se­gun­da abar­ca las ac­ti­va­cio­nes de Gran Sa­lón y las ac­ti­vi­da­des que he­mos he­cho en otros paí­ses”, con­ti­núa.

Esa pri­me­ra edi­ción se ce­le­bró en el Cen­tro de Cul­tu­ra Di­gi­tal, y a par­tir de en­ton­ces, la se­de ha cam­bia­do año con año. “La gen­te des­con­fía al en­con­trar­se con al­go que no sa­be bien qué es. Qui­zá esa oca­sión asis­tie­ron 1,500 per­so­nas, ci­fra que cre­ció a pa­sos agi­gan­ta­dos. Aho­ra es­pe­ra­mos que ha­ya unos 4,000 vi­si­tan­tes”.

Uno de los fac­to­res prin­ci­pa­les que con­vir­tie­ron a Gran Sa­lón en una pla­ta­for­ma fue la co­la­bo­ra­ción. En oca­sio­nes, el equi­po de la fe­ria ha si­do con­tac­ta­do pa­ra la cu­ra­du­ría de cier­tos tra­ba­jos. En­ton­ces, hay pro­yec­tos que co­bran vi­da ba­jo el se­llo de Gran Sa­lón, pro­yec­tos edi­to­ria­les o co­mer­cia­les que ad­qui­rie­ron una voz pro­pia y a los que se les dio se­gui­mien­to. Un ejem­plo de es­to po­drían ser los dos bo­le­tos del Me­tro en los que Aguz­zi y su equi­po tra­ba­ja­ron.

IN­TER­NA­CIO­NAL Y DE­MO­CRÁ­TI­CO

Ade­más de la pre­sen­cia de fi­gu­ras co­mo Ale­jan­dro Ma­ga­lla­nes y Dr. Al­de­re­te, dos re­fe­ren­tes de la ilus­tra­ción me­xi­ca­na ac­tual que re­afir­man su res­pal­do a Gran Sa­lón, así co­mo los ar­tis­tas in­vi­ta­dos, cu­yo tra­ba­jo se ca­rac­te­ri­za por es­tar más cer­ca de lo con­cep­tual que de lo fi­gu­ra­ti­vo, es­ta­rá Ca­ta­li­na Bu, ilus­tra­do­ra y na­rra­do­ra grá­fi­ca chi­le­na.

“Ca­da año hay un in­vi­ta­do in­ter­na­cio­nal que, pre­fe­ren­te­men­te, de­be ser la­ti­noa­me­ri­cano. Des­de ha­ce va­rios años, Ca­ta­li­na es­tá en su me­jor mo­men­to; ella es muy gra­cio­sa y di­ver­ti­da, su tra­ba­jo es fres­co y muy pro­fe­sio­nal. Ade­más, tie­ne un agen­te li­te­ra­rio pa­ra los li­bros que pu­bli­ca. Su pre­sen­cia pue­de apor­tar­le mu­cho co­no­ci­mien­to a la fe­ria, a los asis­ten­tes y a la co­mu­ni­dad”.

Otra ma­ne­ra en la que el even­to ha ex­pan­di­do sus lí­mi­tes es la pu­bli­ca­ción del li­bro Tell Me So­met­hing Va­lua­ble / De­ci­me al­go va­lio­so, de Fe­de­ri­co La­mas, ar­tis­ta que fue in­vi­ta­do al se­gun­do Gran Sa­lón gra­cias a la in­ter­ven­ción de Vér­ti­go Ga­le­ría.

“La­mas tie­ne una téc­ni­ca pro­pia a la que bau­ti­zó co­mo ‘vi­sión in­fer­nal’. Se tra­ta de ilus­tra­cio­nes he­chas con co­lo­res cá­li­dos, ro­jo o to­nos ro­ji­zos prin­ci­pal­men­te, que cuan­do son vis­tas a tra­vés de un vi­sor especial se anulan y per­mi­ten la apa­ri­ción de otra obra. ‘La vi­sión in­fer­nal’ es muy gra­cio­sa y a ve­ces con­tra­po­ne dos ideas. An­tes, Fe­de­ri­co edi­tó dos li­bros con es­ta téc­ni­ca, y aho­ra Tell Me So­met­hing Va­lua­ble cie­rra una tri­lo­gía. Tam­bién hay un men­sa­je po­lí­ti­co de fon­do: es an­ti-Trump y re­ve­la el ca­mino que Mé­xi­co y el res­to de Amé­ri­ca La­ti­na es­tán si­guien­do pa­ra se­pa­rar­se de Es­ta­dos Uni­dos”.

Por úl­ti­mo, Ma­ru pro­fun­di­za en la for­ma en que Gran Sa­lón se ha re­la­cio­na­do con la Ciu­dad de Mé­xi­co.

“Nos in­tere­sa que la ilus­tra­ción sea pa­ra to­dos y que al­can­ce a mu­chos pú­bli­cos. En­ton­ces, te­ne­mos la idea de in­ser­tar­la en las ca­lles lo más que po­da­mos. Con ese es­pí­ri­tu me acer­qué a la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co, de­pen­den­cia que ma­ne­ja los mer­ca­dos de ca­da co­lo­nia (‘Mi Mer­ca­do’), pa­ra ha­cer unos afi­ches. Se ela­bo­ra­ron 11 en cua­tro ta­ma­ños di­fe­ren­tes: al­gu­nos se co­lo­ca­rían en es­ta­cio­nes del Me­tro, y otros en ba­jo­puen­tes y re­co­lec­to­ras. La­men­ta­ble­men­te el pro­yec­to no ter­mi­nó de con­cre­tar­se, pe­ro le abrió el ca­mino al bo­le­to de Me­tro que ilus­tró Dr. Al­de­re­te; el se­gun­do es­tu­vo a car­go de Ma­ga­lla­nes. Nos in­tere­san las alian­zas con agen­tes y se­cre­ta­rías pa­ra sa­car la ilus­tra­ción a la vía pú­bli­ca de la ma­ne­ra que sea”.

La quin­ta edi­ción de Gran Sa­lón Mé­xi­co po­drá vi­si­tar­se en la sa­la edu­ca­ti­va del Mu­seo Ta­ma­yo (Pa­seo de la Re­for­ma 51, Bos­que de Cha­pul­te­pec), en­tre el vier­nes 9 y el domingo 11, de 11:00 a 18:00. La en­tra­da es libre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.