UN IM­PRE­SIO­NAN­TE ES­PEC­TÁCU­LO NA­TU­RAL

SI AÚN NO HAS VI­SI­TA­DO EL SAN­TUA­RIO DE LA MA­RI­PO­SA MO­NAR­CA EN MI­CHOA­CÁN, CHE­CA ES­TA GUÍA CON LO QUE DE­BES DE SA­BER AN­TES DE REA­LI­ZAR ES­TE VIA­JE

Más por más - - ESCÁPATE - POR MI­CHE­LLE GALEANA @la­mi­ga97

PLA­NEA TU V IAJE

La zo­na en la que des­can­san es la re­ser­va de la Biós­fe­ra de la Ma­ri­po­sa Mo­nar­ca, y su va­lor es tal que fue de­cla­ra­do Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la Unes­co en 2008. La tem­po­ra­da es de no­viem­bre a mar­zo, así que aún tie­nes tiem­po pa­ra pla­near bien tu via­je. El san­tua­rio de El Ro­sa­rio se en­cuen­tra en el mu­ni­ci­pio de Ocam­po, y el re­co­rri­do pa­ra lle­gar al co­ra­zón del lu­gar se pue­de ha­cer a pie o en ca­ba­llo. Por ser un lu­gar muy vi­si­ta­do, en el ca­mino hay pues­tos de an­to­ji­tos y ven­ta de ar­te­sa­nías tí­pi­cas. Tam­bién es­tá el san­tua­rio de Sie­rra Chin­cua, cer­ca del Pue­blo Má­gi­co de An­ga­gueo

TO­MA NO­TA

Es re­co­men­da­ble que vi­si­tes el san­tua­rio de la ma­ri­po­sa mo­nar­ca du­ran­te las pri­me­ras ho­ras de la ma­ña­na —en­tre las 9:00 y las 10:00— que es cuan­do las ma­ri­po­sas es­tán más ac­ti­vas y vo­la­do­ras; por la tar­de-no­che duer­men. Aun­que en al­gu­nos lu­ga­res se pue­de ha­cer el re­co­rri­do a ca­ba­llo es im­por­tan­te sa­ber que es muy pro­ba­ble que se ten­ga que ca­mi­nar. Por lo tan­to, llé­va­te cal­za­do có­mo­do —de pre­fe­ren­cia de­por­ti­vo— que se pue­da en­su­ciar, cha­ma­rra abri­ga­do­ra e im­permea­ble y mu­chas ga­nas de em­pren­der la aven­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.