LA PIE­ZA CLA­VE PA­RA LAS AU­TO­MO­TRI­CES ES JUÁ­REZ

Manufactura (Paso del Norte) - - ÍNDICE - Abraham Ru­bio/el Dia­rio

Por sus ca­rac­te­rís­ti­cas, es­ta fron­te­ra un si­tio in­dis­pen­sa­ble pa­ra las ar­ma­do­ras

Ciu­dad Juá­rez –don­de el 70 por cien­to de la ma­nu­fac­tu­ra es­tá de­di­ca­da a las au­to­par­tes– ha con­tri­bui­do al cre­ci­mien­to del sec­tor au­to­mo­triz del país, pues el tra­ba­jo he­cho en es­ta fron­te­ra fi­gu­ra en la ma­yo­ría de los vehícu­los enviados a Es­ta­dos Uni­dos y en una bue­na par­te de los en­sam­bla­dos en el la­do nor­te de la fron­te­ra.

Y es que, de acuer­do con los ana­lis­tas, el avan­ce en el sec­tor lo­cal y na­cio­nal se de­be a que las tras­na­cio­na­les si­guen ha­llan­do a Mé­xi­co co­mo un pun­to es­tra­té­gi­co pa­ra la ma­nu­fac­tu­ra, don­de hay mano de obra ca­li­fi­ca­da y ba­ra­ta, y exis­te una dis­po­si­ción por par­te del tra­ba­ja­dor pa­ra rea­li­zar to­do ti­po de ta­rea.

En los úl­ti­mos años, la in­dus­tria au­to­mo­triz me­xi­ca­na se ha con­so­li­da­do co­mo uno de los pi­la­res más im­por­tan­tes en la pro­duc­ción de vehícu­los des­ti­na­dos al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se, de­bi­do a que el 77 por cien­to de los vehícu­los pro­du­ci­dos en Mé­xi­co son ex­por­ta­dos a Es­ta­dos Uni­dos.

Pe­ro en el con­tex­to ac­tual, los po­si­bles cam­bios en las po­lí­ti­cas de co­mer­cio ex­te­rior de Es­ta­dos Uni­dos im­pli­can re­tos pa­ra las fir­mas au­to­mo­tri­ces, de­bi­do a los em­ba­tes que el pre­si­den­te Do­nald Trump ha lan­za­do con­tra las em­pre­sas au­to­mo­tri­ces que tie­nen ope­ra­cio­nes en es­te país.

PO­SI­CIÓN GEO­GRÁ­FI­CA, COS­TO DE MANO DE OBRA Y CA­PA­CI­DA­DES AD­QUI­RI­DAS HA­CEN DE ES­TA FRON­TE­RA UN SI­TIO IN­DIS­PEN­SA­BLE PA­RA LAS FA­BRI­CAN­TES DE AU­TOS

Los ana­lis­tas afir­man que las con­di­cio­nes de com­pe­ti­ti­vi­dad que Mé­xi­co ofre­ce im­pe­di­rán que las em­pre­sas de­jen de la­do sus in­tere­ses eco­nó­mi­cos pa­ra so­me­ter­se a las ame­na­zas del nue­vo man­da­ta­rio.

Quie­nes de­ci­dan mi­grar par­te de sus ope­ra­cio­nes al país ve­cino en­tra­rán a un con­tex­to de in­com­pe­ten­cia (per­so­nal li­mi­ta­do y mano de obra ca­ra) que los ori­lla­rá a au­to­ma­ti­zar al­gu­nas ope­ra­cio­nes pa­ra aho­rrar los gas­tos de pro­duc­ción.

UN PO­CO DE JUÁ­REZ EN CA­DA AU­TO

En las úl­ti­mas dé­ca­das, la mano de obra jua­ren­se se ha es­pe­cia­li­za­do tan­to en el sec­tor au­to­mo­triz, que ac­tual­men­te 7 de ca­da 10 plan­tas ma­nu­fac­tu­re­ras de la ciu­dad se de­di­can a la fa­bri­ca­ción de al­gu­na au­to­par­te.

En­sam­bla­do­ras de ca­si to­das las mar­cas, des­de la es­ta­dou­ni­den­se Ford has­ta la ni­po­na To­yo­ta, in­te­gran asien­tos de piel, ta­ble­ros eléc­tri­cos, sis­te­mas de ai­re acon­di­cio­na­do bo­ci­nas, sis­te­mas de fre­nos, sis­te­mas hi­dráu­li­cos pa­ra vo­lan­tes, ar­ne­ses, compu­tado­ras del mo­tor, en­tre mu­chos otros pro­duc­tos.

En Ciu­dad Juá­rez, los ma­yo­res fa­bri­can­tes de au­to­par­tes son Delphi, Lear, Bosch, Cummins, Sie­mens, Va­leo, Sto­ne­rid­ge, Strat­tec, Con­ti­nen­tal, Ea­gle Ota­wa, en­tre otras tras­na­cio­na­les que ha­cen lle­gar sus ar­tícu­los a las plan­tas de en­sam­bla­je de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na.

Gui­ller­mo Gutiérrez Morquecho, ex di­rec­tor de la Aso­cia­ción de Ma­qui­la­do­ras Aso­cia­ción Ci­vil (AMAC-IN­DEX Juá­rez) y un ex di­rec­ti­vo de Delphi con más de 30 años de ca­rre­ra en la in­dus­tria au­to­mo­triz afir­ma que el ni­vel ma­nu­fac­tu­re­ro al que ha lle­ga­do Juá­rez es gra­cias al ta­len­to y la dis­po­si­ción de la mano de obra de los fron­te­ri­zos, que ac­tual­men­te es­tá com­pues­ta por 65 mil 683 tra­ba­ja­do­res de los 288 mil 333 ocu­pa­dos en la in­dus­tria.

El ex­per­to se­ña­la que la mano de obra y el co­no­ci­mien­to ad­qui­ri­do por los jua­ren­ses han si­do los prin­ci­pa­les fac­to­res por los cua­les el sec­tor au­to­mo­triz de la lo­ca­li­dad ha ido evo­lu­cio­nan­do y se ha es­pe­cia­li­za­do en la fa­bri­ca­ción de au­to­par­tes más que en otros sec­to­res fa­bri­les.

Gutiérrez Morquecho cree que a lo lar­go de va­rias dé­ca­das, los tra­ba­ja­do­res de las plan­tas ubi­ca­das en es­ta ur­be han ob­te­ni­do un al­to gra­do de ex­pe­rien­cia y co­no­ci­mien­tos, que los ha lle­va­do a ex­por­tar ta­len­to a otros paí­ses, en­tre ellos Es­ta­dos Uni­dos. Des­de Juá­rez, los in­ge­nie­ros es­pe­cia­li­za­dos via­jan pa­ra mon­tar y echar a an­dar lí­neas de pro­duc­ción en cual­quier rin­cón del pla­ne­ta.

El in­te­rés de las fir­mas ex­tran­je­ras se pue­de ver en la In­ver­sión Ex­tran­je­ra Di­rec­ta (IED) del es­ta­do de Chihuahua: el 38.56 por cien­to de los mil 285 mi­llo­nes 500 mil dó­la­res que lle­ga­ron en­tre enero y sep­tiem­bre del 2016 es­tá en­fo­ca­do a la pro­duc­ción de to­da cla­se de au­to­par­tes.

Es de­cir, en ese pe­río­do, en la en­ti­dad se des­ti­na­ron 495 mi­llo­nes 800 mil dó­la­res a ins­ta­lar lí­neas de pro­duc­ción y na­ves pa­ra ha­cer des­de asien­tos y equi­po eléc­tri­co, has­ta par­te del sis­te­ma de la tras­mi­sión de los vehícu­los.

La Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía que el 21 por cien­to de la IED na­cio­nal la tie­ne Chihuahua –la en­ti­dad con más in­ver­sión en el sec­tor–, y el 64 por cien­to de és­ta se de­di­ca a la fa­bri­ca­ción de au­to­par­tes: la es­pe­cia­li­dad de Juá­rez.

La pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción de Ma­qui­la­do­ras y Ex­por­ta­do­ras de Chihuahua, A.C. (AMEAC-IN­DEX Chihuahua), Ma­ría Cris­ti­na Sán­chez Cha­cón, ase­gu­ró que la en­ti­dad es­tá en su pun­to más ál­gi­do de la com­pe­ti­ti­vi­dad. “Aho­ri­ta ha­bla­mos de una in­dus­tria au­to­mo­triz que ya tie­ne una in­te­gra­ción ver­ti­cal o que tie­ne a los pro­vee­do­res al­re­de­dor de su plan­ta”.

MÉ­XI­CO, UN PI­LAR PA­RA EU

Des­de el nor­te has­ta el cen­tro del Mé­xi­co, las ar­ma­do­ras y fá­bri­cas de au­to­par­tes han po­si­cio­na­do al país co­mo el prin­ci­pal pro­duc­tor de au­to­mó­vi­les en Amé­ri­ca (pa­san­do por en­ci­ma de Bra­sil y Ar­gen­ti­na)

La in­dus­tria au­to­mo­triz me­xi­ca­na ce­rró el 2016 con la pro­duc­ción de 3 mi­llo­nes 399 mil 076 vehícu­los, es de­cir, 2 por cien­to más con res­pec­to a los 3 mi­llo­nes 465 mil 615 fa­bri­ca­dos en 2015.

Tam­bién se con­vir­tió en el 2016 en uno de los pi­la­res del con­su­mo es­ta­du­ni­den­se, de­bi­do a que el 77.1 por cien­to de los au­to­mó­vi­les pro­du­ci­dos en te­rri­to­rio na­cio­nal –2 mi­llo­nes 133 mil 724 uni­da­des– se co­mer­cia­li­za­ron en EU.

Es por ello, que los ana­lis­tas y di­ri­gen­tes ma­nu­fac­tu­re­ros con­si­de­ran que la in­ver­sión de la in­dus­tria au­to­mo­triz y las ope­ra­cio­nes no re­gre­sa­rán en un gran por­cen­ta­je a la Unión Ame­ri­ca­na, de­bi­do a que Mé­xi­co ya es el lu­gar pre­di­lec­to pa­ra aho­rrar­se cos­tos y bus­car en­con­trar ta­len­to.

La mano de obra, sus ca­pa­ci­da­des y su pre­cio, es lo que ha ori­lla­do a fir­mas, co­mo Volks­wa­gen, Nissan, Ford Mo­tors, Ge­ne­ral Mo­tors, Fiat Chrys­ler Au­to­mo­bi­les (FCA), Maz­da y has­ta BMW, a fa­bri­car los vehícu­los en es­te país.

La or­ga­ni­za­ción The Con­fe­ren­ce Board re­por­tó en las “Com­pa­ra­cio­nes In­ter­na­cio­na­les de Tra­ba­jo”–que ana­li­za los sa­la­rios per­ci­bi­dos de 2010 con los de 2015– que la mano de obra pa­ra pro­duc­ción de un vehícu­lo en Mé­xi­co es 84.35 por cien­to más ba­ra­ta que en Es­ta­dos Uni­dos.

Mien­tras aquí pa­gan 5.9 dó­la­res por ho­ra en sa­la­rio y to­das las pres­ta­cio­nes, en el país ve­cino los cor­po­ra­ti­vos tie­nen que pa­gar has­ta 37.71 dó­la­res por ho­ra.

El re­por­te, ade­más, in­di­ca que hu­bo un au­men­to en los pa­gos que re­ci­ben los es­ta­du­ni­den­ses del 8.1 por cien­to, y en Mé­xi­co se aba­ra­to has­ta un 3.71 por cien­to.

Co­mo ejer­ci­cio, el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Au­to­mo­triz (CAR, por sus si­glas en in­glés) pu­bli­có que pro­du­cir en la plan­ta de Her­mo­si­llo, So­no­ra, un Ford Fu­sion des­ti­na­do a Es­ta­dos Uni­dos re­sul­ta mil 200 dó­la­res más ba­ra­to que si se pro­du­ce en Mi­chi­gan.

Así mis­mo, la bre­cha se am­plía más cuan­do se tra­ta de una uni­dad di­ri­gi­da al mer­ca­do eu­ro­peo, de­bi­do a que se pre­sen­ta un aho­rro de 4 mil 300 dó­la­res al pro­du­cir­lo aquí ver­sus te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se.

Por el aho­rro en la mano de obra, la ca­li­dad y la ubi­ca­ción es­tra­té­gi­ca, es que las em­pre­sas ale­ma­nas y asiá­ti­cas han re­sis­ti­do las ame­na­zas de aran­ce­les al­tos –de has­ta el 35 por cien­to– del pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se.

RE­PA­TRIA­CIÓN DE EM­PRE­SAS

El pre­si­den­te Do­nald Trump lle­gó con la in­ten­ción de cam­biar el es­que­ma en el que fun­cio­na el co­mer­cio ex­te­rior en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos, y con ello, y lan­zó va­rias ame­na­zas pa­ra la in­dus­tria au­to­mo­triz es­ta­dou­ni­den­se e in­ter­na­cio­nal es­ta­ble­ci­da en es­te país.

Sin em­bar­go, el pre­si­den­te de la Unión Ame­ri­ca­na –quien ha lo­gra­do re­pa­triar al­gu­nas po­cas ope­ra­cio­nes de los Tres Gran­des de De­troit– ge­ne­ra­rá un efec­to con­tra­pro­du­cen­te a las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses que tie­nen ope­ra­cio­nes en la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na y afec­ta­rá a los con­su­mi­do­res de su país.

Gutiérrez Morquecho di­jo que al im­po­ner un aran­cel o mo­ver las ope­ra­cio­nes a un lu­gar don­de sa­le más ca­ro pro­du­cir, los cos­tos de trans­por­te, pro­vee­du­ría, y em­pleos, re­per­cu­ti­rán en

la ven­ta de los au­to­mó­vi­les. Ade­más se pre­sen­ta­rá una in­fla­ción ge­ne­ra­li­za­da en los pre­cios de to­dos los pro­duc­tos.

Una de las prin­ci­pa­les ame­na­zas de Trump ha­cia las en­sam­bla­do­ras con ope­ra­cio­nes Mé­xi­co, es la im­po­si­ción de un aran­cel de 20 ó 35 por cien­to –anun­cia­do pe­ro no con­fir­ma­do–, mis­mo que ter­mi­na­ría por en­ca­re­cer las ope­ra­cio­nes de fir­mas co­mo To­yo­ta, Nissan, Volks­wa­gen, BMW (que lle­ga­rá en 2019 a Mé­xi­co) e in­clu­so a las Tres Gran­des.

El gra­va­men afec­ta­ría al con­su­mi­dor es­ta­dou­ni­den­se. Un Dod­ge Jour­ney pro­du­ci­do en Mé­xi­co po­dría cos­tar en Es­ta­dos Uni­dos en­tre 25 mil 374 y 28 mil 545 dó­la­res, es de­cir, has­ta 7 mil 400 más que su va­lor ac­tual de 21 mil 145.

El pre­cio de un Ford Fu­sion pa­sa­rá de cos­tar 22 mil 120 a en­tre 26 mil 544 y 29 mil 862 dó­la­res, de­pen­dien­do del aran­cel. Un Lin­coln MKZ (de 35 mil 170 dó­la­res) po­dría cos­tar en­tre 42 mil 204 y 47 mil 479 si se con­su­ma el im­por­te.

AR­MA­DO­RAS EN FU­GA

A ba­se de es­tas ame­na­zas y la ge­ne­ra­ción de con­di­cio­nes ami­ga­bles pa­ra re­pa­triar ca­pi­tal a Es­ta­dos Uni­dos –un plan de re­duc­ción de im­pues­tos y re­cor­tes a las nor­ma­ti­vas de re­gu­la­ción–, los Tres Gran­des re­gre­sa­ron al­gu­nas ope­ra­cio­nes a Mi­chi­gan y otros es­ta­dos del país ve­cino.

Ford Mo­tors fue la pri­me­ra –el 4 de enero– en de­te­ner la in­ver­sión de mil 600 mi­llo­nes de dó­la­res, de­bi­do a la pre­sión de Trump y los in­tere­ses de la em­pre­sa de re­en­fo­car la pro­duc­ción a au­to­mó­vi­les eléc­tri­cos y au­tó­no­mos.

Cin­co días des­pués, FCA (Fiat­chrys­ler-dod­ge) in­for­mó que des­ti­na­rá mil mi­llo­nes de dó­la­res en re­equi­par y mo­der­ni­zar dos plan­tas en la re­gión cen­tral de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra fa­bri­car la ca­mio­ne­ta Ram que ac­tual­men­te es pro­du­ci­da en Mé­xi­co.

Tam­bién anun­ció la crea­ción de más de 2 mil em­plea­dos re­la­cio­na­dos con la pro­duc­ción de otros mo­de­los del gru­po au­to­mo­triz.

El 17 de enero, tres días an­tes de que Trump asu­mie­ra el car­go el día 20, Ge­ne­ral Mo­tors anun­ció una in­ver­sión de mil mi­llo­nes de dó­la­res a Es­ta­dos Uni­dos y la crea­ción de 7 mil em­pleos nue­vos em­pleos.

A pe­sar de es­tos mo­vi­mien­tos es­tra­té­gi­cos y po­lí­ti­cos, los ana­lis­tas au­to­mo­tri­ces e in­dus­tria­les se­ña­lan que los cor­po­ra­ti­vos en­fren­ta­rán cos­tos al­tos al de­jar sus ope­ra­cio­nes en Mé­xi­co, que re­per­cu­ti­rá en el con­su­mo de los pro­duc­tos.

En el ca­so de Ford, tan so­lo la pro­vee­du­ría se­rá una de las que in­cre­men­ta­rá su cos­to de­bi­do a que al­gu­nos mo­de­los, co­mo el Fu­sion, MKZ y el Fies­ta, in­te­gran en­tre un 45 y un 50 por cien­to de par­tes y com­po­nen­tes he­chos en Mé­xi­co.

DA­RÁ EM­PLEO… A RO­BOTS

El eco­no­mis­ta y di­rec­tor de la con­sul­to­ría Só­lo Ne­go­cios, Ale­jan­dro San­do­val Murillo, co­men­tó que el ca­pi­tal que se mo­ve­rá a Es­ta­dos Uni­dos de­pen­dien­do de su na­tu­ra­le­za y el gra­do de es­pe­cia­li­za­ción.

Ase­gu­ró que la úni­ca op­ción que las au­to­mo­tri­ces tie­nen pa­ra aho­rrar di­ne­ro al tiem­po que se lle­van sus ope­ra­cio­nes de Mé­xi­co es la au­to­ma­ti­za­ción, una si­tua­ción que re­ver­ti­ría las pro­me­sas de Trump de ge­ne­rar más em­pleo.

Aún y con las pre­sio­nes del po­der eje­cu­ti­vo es­ta­dou­ni­den­se, al­gu­nas de las fir­mas que tie­nen plan­tas de en­sam­bla­je en Mé­xi­co o que pien­san traer­las, re­ta­ron a Trump y de­ci­die­ron asu­mir el aran­cel. Ase­gu­ra­ron que EU no es su úni­co mer­ca­do.

La em­pre­sa To­yo­ta in­di­có, el 4 de enero, que la cons­truc­ción de su nue­va plan­ta en Gua­na­jua­to si­gue en mar­cha y con­ti­nua­rá ope­ran­do en Ba­ja Ca­li­for­nia. Tam­bién co­mu­ni­có ofi­cial­men­te que la in­ver­sión que exis­te en Mé­xi­co se com­ple­men­ta con la que se tie­ne des­de ha­ce 60 años en Es­ta­dos Uni­dos.

Al día si­guien­te, Nissan des­car­tó el ce­se de in­ver­sión en la plan­ta de Aguascalientes, así co­mo su alian­za con Daim­ler (fa­bri­can­tes de Mer­ce­des-benz).

El 9 de enero, las com­pa­ñías ale­ma­nas Au­di, BMW y Volk­wa­gen, in­for­ma­ron que se­gui­rán sus ope­ra­cio­nes en Mé­xi­co.

NE­CE­SA­RIO PRE­VER Y AC­TUAR

Las or­ga­ni­za­cio­nes in­dus­tria­les y los ana­lis­tas eco­nó­mi­cos se­ña­lan que si un efec­to ne­ga­ti­vo se re­gis­tra en la ciu­dad se­rá ex­po­nen­cial, por lo que se de­be de tra­ba­jar des­de aho­ra en un plan.

San­do­val Murillo, opi­nó que la in­ver­sión que ya es­tá ins­ta­la­da en Ciu­dad Juá­rez di­fí­cil­men­te se mo­ve­rá, pe­ro no des­car­tó que al­gu­nas com­pa­ñías po­drían re­gre­sar a Es­ta­dos Uni­dos.

Afir­mó que el Go­bierno Fe­de­ral de­be­ría de ac­tuar de ma­ne­ra agre­si­va en tér­mi­nos fis­ca­les, que por un la­do in­cen­ti­ve la ope­ra­ción e in­ver­sión ex­tran­je­ra y fa­vo­rez­ca tam­bién a los in­ver­sio­nis­tas me­xi­ca­nos.

La pre­si­den­ta Aso­cia­ción de Ma­qui­la­do­ras A.C. (AMAC-IN­DEX Juá­rez), Ma­ría Te­re­sa Del­ga­do Zá­ra­te, di­jo que una de las prin­ci­pa­les mi­sio­nes que tie­nen ac­tual­men­te es ha­cer que me­jo­re la ca­de­na de su­mi­nis­tros na­cio­na­les, in­cluir más pro­vee­du­ría na­cio­nal, de com­pa­ñías que sean es­ta­bles y com­pe­ti­ti­vas.

Las fuen­tes con­sul­ta­das coin­ci­die­ron en que Juá­rez se­gui­rá sien­do un pun­to im­por­tan­te pa­ra la in­dus­tria au­to­mo­triz de Mé­xi­co, e in­clu­so pa­ra que pu­die­ra ser re­pa­tria­da a Es­ta­dos Uni­dos, de­bi­do a que su in­he­ren­cia con la ca­de­na de pro­duc­ción de va­rios vehícu­los la ha­ce im­pres­cin­di­ble pa­ra al­gu­nas fir­mas.

Un em­plea­do de BRP en­sam­bla par­tes de un si­de by si­de. Aun­que no es­tán ca­ta­lo­ga­dos co­mo in­dus­tria aut­mo­triz, lo que ha­cen prác­ti­ca­men­te son au­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.