DE­FI­NIR CEN­TRO DE CON­VEN­CIO­NES

Por Héc­tor Núñez, es­pe­cia­lis­ta en ma­nu­fac­tu­ra

Manufactura (Paso del Norte) - - MANUFACTURA ÍNDICE - hec­tor@in­jec­tro­nic.com

La cons­truc­ción de un cen­tro de con­ven­cio­nes es un te­ma que ya tie­ne más de 14 años y aún no se ha he­cho reali­dad.

Po­de­mos ha­blar de múl­ti­ples ra­zo­nes por las que no se ha cons­trui­do y existe una am­plia co­ber­tu­ra pe­rio­dís­ti­ca so­bre in­ver­sio­nes trun­cas a lo lar­go de to­dos es­tos años que en es­te es­pa­cio di­fí­cil­men­te se pue­den enu­me­rar.

Lo que es una reali­dad es que no se ha cons­trui­do, y eso no ha­bla bien de la ciu­dad y sus di­fe­ren­tes sec­to­res que mues­tran fa­llas en con­tun­den­cia, coor­di­na­ción y vi­sión de la ciu­dad.

Si no nos po­ne­mos de acuer­do en un te­ma co­mo es­te —que ya mu­chas ciu­da­des lo han su­pe­ra­do—, di­fí­cil­men­te po­de­mos mos­trar de­ter­mi­na­ción y coor­di­na­ción en mu­chos otros te­mas que afec­tan a la ciu­dad.

Aún es po­si­ble lo­grar es­te año­ra­do pro­yec­to y ha­cer­lo me­jor de lo que has­ta aho­ra se ha pro­yec­ta­do.

Un cen­tro de con­ven­cio­nes pue­de traer be­ne­fi­cios si se pla­nea den­tro de un plan maes­tro que se com­ple­men­te y ge­ne­re un nue­vo po­lo de desa­rro­llo.

Ac­tual­men­te exis­ten dos po­si­bles lu­ga­res don­de se cons­trui­ría y don­de ya hay in­ver­sión. Nin­guno de los dos es el idó­neo por­que tie­nen mu­chas li­mi­tan­tes pa­ra su ope­ra­ción y fun­cio­na­li­dad.

Uno de los lu­ga­res que se han plan­tea­do es el que es­tá cer­cano al cen­tro de la ciu­dad en Ma­le­cón y Moc­te­zu­ma, en el cual ya existe una in­ver­sión he­cha en la ci­men­ta­ción, que ha que­da­do se­pul­ta­da por una pis­ta de mo­to­cross.

El se­gun­do se en­cuen­tra en los te­rre­nos del an­ti­guo hi­pó­dro­mo, en­tre las ca­lles Vicente Guerrero y Ave­ni­da De las In­dus­trias en el Par­que In­dus­trial Ber­mú­dez.

Un cen­tro de con­ven­cio­nes si se cons­tru­ye con ser­vi­cios com­ple­men­ta­rios cer­ca­nos y de fá­cil ac­ce­so des­de cual­quier pun­to de la ciu­dad ten­drá la se­gu­ri­dad de con­tar con even­tos to­do el año. Sin em­bar­go los dos ac­tua­les lu­ga­res ca­re­cen de es­tos dos pun­tos.

Eva­lue­mos pri­me­ro la lo­ca­li­za­ción en el cen­tro. Es­te lu­gar no tie­ne ca­pa­ci­dad de ex­pan­sión y de ma­ne­jo de car­ga pe­sa­da. La ca­lle Ma­le­cón se sa­tu­ra ines­pe­ra­da­men­te con cual­quier even­to ma­si­vo co­mo los jue­gos de los Bra­vos, y acon­te­ci­mien­tos en El Pun­to o en la Pla­za de la Me­xi­ca­ni­dad. In­clu­so las fi­las de la lí­nea ex­press o el pa­so del tren rum­bo a Es­ta­dos Uni­dos com­pli­can el flu­jo por esa zo­na.

Los pro­mo­to­res de expos no se pue­den arries­gar que el día del even­to no ten­gan la asis­ten­cia es­pe­ra­da por un con­ges­tio­na­mien­to que pu­die­ra ocu­rrir en di­chas via­li­da­des.

Ade­más, no tie­ne ho­te­les ni cen­tros co­mer­cia­les cer­ca­nos. Pa­ra nue­vas in­ver­sio­nes se­ría muy di­fí­cil con­se­guir te­rre­nos y los de El Pa­so po­drían ser los mas be­ne­fi­cia­dos.

En los te­rre­nos del ex hi­po­dro­mo, la li­mi­tan­te es la fal­ta de ac­ce­so a ru­tas de trans­por­te, por lo que ha­bi­tan­tes del po­nien­te o sur de la ciu­dad no po­drían asis­tir fá­cil­men­te. Eso lo con­ver­ti­rá en un cen­tro de con­ven­cio­nes pa­ra la cla­se me­dia, que cuen­ta con un au­to­mó­vil y los even­tos po­pu­la­res pre­fe­ri­rían lu­ga­res más ac­ce­si­bles.

Es­te lu­gar tie­ne la ven­ta­ja de cer­ca­nía a ho­te­les y los puen­tes in­ter­na­cio­na­les. Ade­más se pu­die­ran di­ri­gir me­dios de trans­por­te po­pu­la­res a cual­quier ho­ra­rio. Tie­ne ven­ta­jas pe­ro no pa­ra to­dos.

Pe­ro por es­tar en te­rre­nos de go­bierno se­ría su­ma­men­te di­fí­cil, qui­zá im­po­si­ble, que se pu­die­ran asen­tar cen­tros co­mer­cia­les o nue­vos ho­te­les y otras in­ver­sio­nes gran­des en las cer­ca­nías.

Es pre­fe­ri­ble que co­mo no se ha cons­trui­do aún, se eva­lúe otro lu­gar que no sean es­tos dos pa­ra que el be­ne­fi­cio sea óp­ti­mo y real­men­te se desa­rro­lle den­tro de un plan maes­tro don­de se cuen­te con ho­te­les, trans­por­ta­ción pa­ra to­da la ciu­dad y a to­da ho­ra, via­li­da­des de al­to flu­jo y no sa­tu­ra­das, ac­ce­so a car­ga pe­sa­da, atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos per­ma­nen­tes, mu­seos, res­tau­ran­tes, re­ser­vas te­rri­to­ria­les ad­ya­cen­tes y ser­vi­cios de mon­ta­je.

Si que­re­mos que es­to sea una reali­dad de­be de ser adop­ta­do co­mo un plan in­te­gral don­de los em­pre­sa­rios in­vier­tan y se com­pro­me­tan a di­se­ñar y cons­truir un nue­vo po­lo de la ciu­dad y el go­bierno coad­yu­ve y no ten­ga que ser el úni­co en lle­var­lo a ca­bo con cri­te­rios di­fe­ren­tes.

Hay que apren­der que si se rea­li­zan las obras sin re­vi­sar las ac­tua­les reali­da­des, y so­lo se pro­yec­ta so­bre su­pues­tos, nos pue­de su­ce­der lo que le pa­só con la ciu­dad uni­ver­si­ta­ria que se cons­tru­yó de­ma­sia­do ale­ja­da de la ciu­dad.

En su mo­men­to los es­tu­dios de los ex­per­tos mos­tra­ban que la ciu­dad cre­ce­ría ace­le­ra­da­men­te, pe­ro eso no su­ce­dió y ya no hay re­ver­sa.

Ciu­dad Juárez si­gue per­dien­do re­le­van­cia en el plano in­ter­na­cio­nal y na­cio­nal por no con­tar con un Cen­tro de Con­ven­cio­nes don­de se de­ba­tan las ideas, se fo­men­te las es­tra­te­gias eco­nó­mi­cas, la con­vi­ven­cia y es­par­ci­mien­to con ac­ce­so pa­ra to­dos sus ha­bi­tan­tes.

PUL­SO IN­DUS­TRIAL Héc­tor Núñez Po­lan­co ES­PE­CIA­LIS­TA EN MA­NU­FAC­TU­RA, AR­TI­CU­LIS­TA IN­VI­TA­DO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.