SU VO­CA­CIÓN ES EN­SE­ÑAR

Dex­tro, una em­pre­sa jua­ren­se de en­tre­na­mien­to in­ter­na­cio­nal

Manufactura (Paso del Norte) - - ÍNDICE - Cinth­ya Ávi­la/ El Dia­rio

La em­pre­sa que co­men­zó ca­pa­ci­tan­do a la ex­tin­ta em­pre­sa Allen Brad­ley en Ciu­dad Juá­rez con ape­nas dos ins­truc­to­res, hoy lle­va sus ser­vi­cios a 33 ciu­da­des de la Re­pú­bli­ca me­xi­ca­na y otras par­tes de Su­da­mé­ri­ca.

Se tra­ta de Gru­po Dex­tro, que el mes pa­sa­do ce­le­bró 35 años de ofre­cer ca­pa­ci­ta­cio­nes en dis­tin­tos ru­bros al sector ma­qui­la­dor de la ciu­dad.

“Nun­ca pen­sé que esa pe­que­ña idea lle­ga­ra has­ta es­te pun­to”, ex­pre­só Le­ti­cia Gu­tié­rrez, di­rec­to­ra y fundadora de Gru­po Dex­tro.

Al re­cor­dar los ini­cios de la com­pa­ñía en 1983, Le­ti­cia Gu­tié­rrez con­tó se ini­ció un pro­yec­to con la em­pre­sa Allen Brad­ley y fue es­ta mis­ma quien alen­tó a for­mar un en­te de en­tre­na­mien­to.

A la fe­cha Dex­tro ha im­par­ti­do sus cur­sos en 33 ciu­da­des del país, así co­mo en Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Puer­to Ri­co, Co­lom­bia y Es­ta­dos Uni­dos.

La ex­pan­sión se de­be a la re­co­men­da­ción de ‘bo­ca a bo­ca’, ase­gu­ró la fundadora del gru­po.

“Dex­tro nun­ca ha he­cho pro­mo­ción. Son nues­tros mis­mos clien­tes quie­nes nos lle­van de un lu­gar a otro”, re­sal­tó.

En el tiem­po que lle­va ope­ran­do en la ciu­dad la em­pre­sa su­ma 200 mil per­so­nas ca­pa­ci­ta­das y en pro­me­dio se im­par­ten 400 cur­sos por año.

Sin em­bar­go, han te­ni­do que sor­tear y ade­cuar­se a las cri­sis por las que atra­ve­só la re­gión, tan­to de inseguridad co­mo eco­nó­mi­cas.

La di­rec­to­ra de Dex­tro re­cor­dó que en­tre 2009 y 2011, años en que Ciu­dad Juá­rez pa­só por el ma­yor pe­río­do de vio­len­cia, la com­pa­ñía tu­vo que re­di­se­ñar su modelo de ne­go­cios pa­ra po­der so­bre­vi­vir.

“DEX­TRO NUN­CA HA HE­CHO PRO­MO­CIÓN. SON NUES­TROS MIS­MOS CLIEN­TES QUIE­NES NOS LLE­VAN DE UN LU­GAR A OTRO”, RE­SAL­TÓ.

“BUS­CA­MOS NO SÓ­LO QUE SE­PA HA­CER LAS CO­SAS, SI NO QUE TEN­GA ESE IN­TE­RÉS POR HA­CER­LAS”

“Las ma­qui­las no per­mi­tían que sus em­plea­dos fue­ran a otro si­tio a to­mar ca­pa­ci­ta­ción y em­pe­za­mos a ven­der cur­sos en las mis­mas ins­ta­la­cio­nes de los cor­po­ra­ti­vos”, re­fi­rió.

La cri­sis de vio­len­cia vino acom­pa­ña­da tam­bién di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas en Es­ta­dos Uni­dos, país de don­de son ori­gi­na­rias la ma­yor par­te de las plan­tas aquí.

“Nos de­cían que no te­nían pre­su­pues­to pa­ra ca­pa­ci­ta­ción, en­ton­ces lo que hi­ci­mos fue en­fo­car­nos en cur­sos con al­to re­torno de in­ver­sión”, co­men­tó.

Lo an­te­rior con­sis­tía en to­mar in­di­ca­do­res dé­bi­les de las ma­qui­la­do­ras y ele­var­los. Con el be­ne­fi­cio mo­ne­ta­rio que ello les ge­ne­ra­ba las trans­for­ma­do­ras pa­ga­ban el ser­vi­cio ofre­ci­do por Dex­tro. Ba­jo es­te modelo sub­sis­tie­ron du­ran­te tres años.

Las ne­ce­si­da­des en adies­tra­mien­to tam­bién fue­ron cam­bian­do con el pa­so del tiem­po. En los años 80 y 90 el in­te­rés era hu­ma­nís­ti­co y pos­te­rior­men­te fue des­pla­za­da por la en­se­ñan­za téc­ni­ca, co­mo en man­te­ni­mien­to, ca­li­dad y es­ta­dís­ti­ca.

Ac­tual­men­te la ten­den­cia nue­va­men­te se re­vir­tió, pues con los al­tos ín­di­ces de ro­ta­ción de per­so­nal, las ma­qui­la­do­ras apues­tan al en­fo­que hu­mano de sus co­la­bo­ra­do­res.

Le­ti­cia Gu­tié­rrez ex­pli­có que aho­ra se bus­ca in­ci­dir en la ac­ti­tud del em­plea­do. “Bus­ca­mos no só­lo que se­pa ha­cer las co­sas, si no que ten­ga ese in­te­rés por ha­cer­las”, di­jo.

Ba­jo es­ta ac­tual de­man­da, la vi­sión a fu­tu­ro de Dex­tro a par­tir de es­te 2018 es ini­ciar con la ins­truc­ción en lí­nea, aten­dien­do a los cons­tan­tes cam­bios tec­no­ló­gi­cos.

El gru­po es­ta­rá ofre­cien­do una maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción de Ne­go­cios y cur­sos so­bre in­te­li­gen­cia de ne­go­cios, ca­pi­tal hu­mano, re­clu­ta­mien­to, se­lec­ción, en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.