Di­vi­de a EU elec­cio­nes

Es­ta­dos Uni­dos ce­le­bra unas elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas mar­ca­das, una vez más, por el dis­cur­so an­ti­mi­gra­to­rio del Pre­si­den­te y que se in­ter­pre­tan co­mo un re­fe­ren­do so­bre su Ad­mi­nis­tra­ción

Manufactura (Paso del Norte) - - ESTADOS UNIDOS -

En no­viem­bre, Do­nald Trump pa­re­ce vol­ver a pre­sen­tar­se a las elec­cio­nes.

El Par­ti­do Re­pu­bli­cano con­si­gue afian­zar su ma­yo­ría en el Se­na­do, don­de cuen­ta con una ma­yo­ría de 53 asien­tos fren­te a los 47 de los de­mó­cra­tas.

Sin em­bar­go, la Opo­si­ción con­si­gue re­cu­pe­rar, des­pués de ocho años, el con­trol de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes.

Aun­que los de­mó­cra­tas no lle­ven a ca­bo un pro­ce­so de “im­peach­ment” con­tra Trump, co­mo se ha es­pe­cu­la­do des­de que és­te lle­ga­ra en 2017 a la Ca­sa Blan­ca, sí po­drán te­ner el con­trol de las co­mi­sio­nes de con­trol de la Cá­ma­ra Ba­ja, im­pul­sar le­yes y abrir pro­ce­sos de in­ves­ti­ga­ción y con­trol de po­der.

El Man­da­ta­rio, a pe­sar de no es­tar en las bo­le­tas, par­ti­ci­pa en la cam­pa­ña re­pu­bli­ca­na con un dis­cur­so cen­tra­do en la ofen­si­va con­tra la ca­ra­va­na de cen­troa­me­ri­ca­nos que bus­ca lle­gar al país y que ca­li­fi­ca co­mo in­va­sión.

En es­te con­tex­to, la pér­di­da de la Cá­ma­ra Ba­ja sir­ve co­mo ad­ver­ten­cia al Par­ti­do Re­pu­bli­cano de que las re­glas to­da­vía apli­can en la era Trump y de que su re­tó­ri­ca agre­si­va con­tra los mi­gran­tes y afín a las teo­rías cons­pi­ra­to­rias des­in­cen­ti­va el vo­to de los más mo­de­ra­dos.

Es­tas elec­cio­nes tam­bién son re­cor­da­das co­mo las más cos­to­sas, con una fac­tu­ra que al­can­za los 5 mil 200 mi­llo­nes de dó­la­res, en es­pe­cial co­mo re­sul­ta­do de las ele­va­das do­na­cio­nes rea­li­za­das a las cam­pa­ñas, so­bre to­do de­mó­cra­tas.

Por otro la­do, los bro­tes de odio en­som­bre­cen la cam­pa­ña elec­to­ral: un fa­ná­ti­co de Trump es arres­ta­do en sep­tiem­bre por el en­vío de pa­que­tes bom­ba a va­rios po­lí­ti­cos y otras fi­gu­ras de­tes­ta­das por la de­re­cha y, al día si­guien­te, un ra­di­cal an­ti­se­mi­ta pro­ta­go­ni­za una ma­tan­za de 11 ju­díos en una si­na­go­ga de Pit­ts­burgh.

La vic­to­ria de­mó­cra­ta en la Cá­ma­ra su­gie­re que Trump ten­dría un lar­go ca­mino pa­ra re­co­rrer ha­cia su po­si­ble re­elec­ción, ya que va­rios es­ta­dos del Me­dio Oes­te en los que ga­na en 2016 son aho­ra de ma­yo­ría de­mó­cra­ta y, en el su­roes­te del país, la ten­den­cia por el par­ti­do azul es­ca­da vez ma­yor.

Los de­mó­cra­tas tie­nen la im­por­tan­te ta­rea de en­con­trar a un can­di­da­to que apo­ye y sus­cri­ba la ola más pro­gre­sis­ta de la for­ma­ción, pe­ro que ten­ga el po­ten­cial su­fi­cien­te co­mo pa­ra lo­grar el apo­yo ne­ce­sa­rio en es­ta­dos de cor­te más con­ser­va­dor.

El ex­vi­ce­pre­si­den­te del Go­bierno Joe Bi­den, el se­na­dor Ber­nie San­ders y Be­to O’rour­ke –quien pier­de el asien­to en el Se­na­do por Te­xas con­tra Ted Cruz– se per­fi­lan co­mo las apues­tas pa­ra 2020.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.