PEN­SAR CO­MO TEC­NO­LÓ­GI­CA

La re­vo­lu­ción del sec­tor au­to­mo­triz.

Manufactura - - SECTORES - Por Erén­di­ra Reyes Ló­pez

Ima­gi­na en­trar a tu au­to­mó­vil y que el espejo re­tro­vi­sor te re­co­noz­ca tras es­ca­near tu iris y sea ca­paz de es­ta­ble­cer las pre­fe­ren­cias pa­ra ca­da per­fil de usua­rio que tie­ne en su ba­se de da­tos: ai­re acon­di­cio­na­do, pre­fe­ren­cias en el sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to, aco­mo­do de los es­pe­jos e in­clu­so arran­que au­to­má­ti­co del vehícu­lo; es­to hoy es un pro­to­ti­po de la fir­ma ho­lan­de­sa Gen­tex que en los pró­xi­mos años tie­ne el po­ten­cial de lle­gar a la fir­ma Au­di.

Es­te es só­lo un ejem­plo de la in­te­gra­ción en­tre los fa­bri­can­tes de tec­no­lo­gía y las ar­ma­do­ras tra­di­cio­na­les en el ca­mino a desa­rro­llar vehícu­los ca­da vez más in­te­li­gen­tes, au­tó­no­mos y más pa­re­ci­dos a una compu­tado­ra que a un au­to­mó­vil.

Es­tos cam­bios lle­va a los fa­bri­can­tes a pen­sar co­mo tec­no­ló­gi­cas si quie­ren su­bir­se a las nue­vas tendencias, di­ce un re­por­te de la ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra Gold­man Sachs, de 2018.

“Con el soft­wa­re y otras tec­no­lo­gías lle­van­do la de­lan­te­ra, no sor­pren­de la en­tra­da de las tec­no­ló­gi­cas al mun­do au­to­mo­triz. Si bien los au­tos no son un

smartp­ho­ne, es­tos ne­go­cios se en­fo­can en el di­se­ño, la usa­bi­li­dad, la asis­ten­cia au­to­ma­ti­za­da y la vi­da de las ba­te­rías, lo cual trae­rá in­no­va­cio­nes a es­te cam-

po. Un ca­ta­li­za­dor pa­ra que es­tos in­no­va­do­res en­tren a la in­dus­tria es que los vehícu­los eléc­tri­cos só­lo tie­nen ⅓ de las par­tes con­ven­cio­na­les de los vehícu­los, por lo que se re­du­cen las ba­rre­ras de en­tra­da”, men­cio­na el re­por­te de Gold­man Sachs.

Hoy, las tec­no­ló­gi­cas pro­veen de sis­te­mas de in­fo­tain­ment en las uni­da­des, pe­ro tam­bién desa­rro­llan sis­te­mas de asis­ten­cia pa­ra el ma­ne­jo, ra­da­res, sen­so­res Li­DAR, com­po­nen­tes de on­das ul­tra­só­ni­cas ADAS, asis­ten­tes di­gi­ta­les que res­pon­den a co­man­dos de voz, en­tre mu­chos otros sis­te­mas.

Alian­zas in­te­li­gen­tes

En los úl­ti­mos años la in­clu­sión de fir­mas tec­no­ló­gi­cas en el sec­tor au­to­mo­triz ha si­do más evi­den­te con alian­zas es­tra­té­gi­cas que bus­can apre­tar el pa­so pa­ra desa­rro­llar soluciones que les per­mi­tan ga­nar te­rreno en el mer­ca­do de vehícu­los au­tó­no­mos, que al­can­za­rá un va­lor de 42,000 mi­llo­nes de dó­la­res (mdd) ha­cia 2025, de acuer­do con la con­sul­to­ra Sta­tis­ta.

Una de las más am­bi­cio­sas fue pre­sen­ta­da por el en­ton­ces CEO de In­tel, Brian Kr­za­nich du­ran­te el Con­su­mer Elec­tro­nics Show de 2018. La idea re­si­de en la im­ple­men­ta­ción de reali­dad vir­tual e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial en vehícu­los au­tó­no­mos de fir­mas co­mo BMW, Nis­san, Volks­wa­gen, Fe­rra­ri y Saic Mo­tors.

Un año an­tes, la fir­ma de mi­cro­pro­ce­sa­do­res se alió con BMW pa­ra co­lo­car cer­ca de 40 mo­de­los Se­rie 7 en Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos equi­pa­dos con su tec­no­lo­gía de con­duc­ción, con el ob­je­ti­vo de ace­le­rar la lle­ga­da de iNEXT en 2021, el pri­mer au­to 100% au­tó­no­mo co­mer­cial de la ar­ma­do­ra ale­ma­na.

Qual­comm Tech­no­lo­gies es otra tec­no­ló­gi­ca cu­yo tra­ba­jo en la in­dus­tria au­to­mo­triz con­sis­te en crear soluciones en­fo­ca­das en la co­ne­xión de las uni­da­des de Au­di. Des­de 2017, el pro­ce­sa­dor Qual­comm Snap­dra­gon 602A per­mi­te a sus vehícu­los fun­cio­nes avan­za­das de co­nec­ti­vi­dad, na­ve­ga­ción y con­trol de voz en­tre usua­rios y au­tos.

Un ca­so más es el de IBM con la fir­ma Ja­guar, de Ta­ta Mo­tors,

con quie­nes han desa­rro­lla­do sis­te­mas de co­ne­xión del In­ter­net de las Co­sas y soluciones de in­ge­nie­ría pa­ra ro­bus­te­cer la tec­no­lo­gía de los au­tos. La alian­za no só­lo ha ayu­da­do a la em­pre­sa au­to­mo­triz a me­jo­rar sus pro­duc­tos, sino tam­bién ha im­pac­ta­do el mo­de­la­do y la ma­nu­fac­tu­ra de los vehícu­los.

Trans­for­ma­ción ‘in hou­se’

Es­te ti­po de alian­zas con em­pre­sas del sec­tor tec­no­ló­gi­co es par­te de una eta­pa de trans­for­ma­ción del sec­tor au­to­mo­triz, el cual en­fren­ta­rá va­rias ‘prue­bas de fue­go’ en la si­guien­te dé­ca­da.

Ha­cia 2025, los cos­tos de pro­duc­ción se in­cre­men­ta­rán en 2,596 dó­la­res por vehícu­lo, tan só­lo por­que pa­ra ese mo­men­to se re­que­ri­rá de tec­no­lo­gía que ge­ne­re ma­yo­res efi­cien­cias de com­bus­ti­ble, se­gún in­di­ca el re­por­te de Gold­man Sachs. Asi­mis­mo, el es­tu­dio Ma­king

the fu­tu­re of mo­bi­lity, de De­loit­te, agre­ga que las fa­bri­can­tes se en­fren­ta­rán a mo­di­fi­ca­cio­nes en las ven­tas de pro­duc­tos quí­mi­cos y de au­to­par­tes, an­te el cre­ci­mien­to en la ven­ta de ba­te­rías o de in­ter­fa­ses tác­ti­les pa­ra me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de uso de los nue­vos vehícu­los.

Pa­ra mi­ti­gar el im­pac­to de es­tos cam­bios en sus ba­lan­ces, el do­cu­men­to de Gold­man Sachs es­ta­ble­ce que las au­to­mo­tri­ces de­ben au­men­tar los pre­su­pues­tos de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo, y di­ver­si­fi­car su tec­no­lo­gía.

Al­gu­nas com­pa­ñías van avan­za­das en el te­ma y des­de ha­ce 20 años lo­gra­ron su­mar los pla­nes de di­gi­ta­li­za­ción a sus pre­su­pues­tos, se­gún Án­gel Za­va­la, in­dustry ma­na­ger pa­ra Rock­well Au­to­ma­tion en Mé­xi­co. Sin em­bar­go, las ar­qui­tec­tu­ras de con­trol y au­to­ma­ti­za­ción que ac­tual­men­te tie­nen son un po­co ob­so­le­tas y es com­pli­ca­do pa­ra ellos de­te­ner la pro­duc­ción pa­ra re­no­var sus sis­te­mas, en­fa­ti­za. La fir­ma en la que tra­ba­ja Za­va­la cal­cu­la que el va­lor del equi­po an­ti­guo que tie­nen las ar­ma­do­ras es de 65,000 mdd y que, en va­rios ca­sos, no se ac­tua­li­za­rán to­dos los sis­te­mas por­que ya no exis­ten los equi­pos pa­ra di­gi­ta­li­zar­los.

Mé­xi­co tie­ne una ven­ta­ja pues las ar­ma­do­ras que han lle­ga­do re­cien­te­men­te tie­nen sis­te­mas ac­tua­les. El pro­ble­ma, di­ce, es con las que lle­van años pro­du­cien­do, pues ne­ce­si­tan in­ver­tir en nue­vos equi­pos y má­qui­nas sin pa­rar sus pro­ce­sos, lo que es po­si­ble, pe­ro es un ca­mino que lle­va­rá años en con­cre­tar­se por com­ple­to, se­ña­la.

Za­va­la su­gie­re a las em­pre­sas mo­der­ni­zar­se de for­ma pau­la­ti­na, so­bre to­do en las áreas que re­quie­ren una ac­ción más in­me­dia­ta co­mo la se­gu­ri­dad y ad­mi­nis­tra­ción de da­tos. Pa­ra 2025, el au­to co­mo pro­duc­to re­que­ri­rá tam­bién de una in­fra­es­truc­tu­ra nue­va en la nu­be que ten­drá que ser so­por­ta­da. Du­ran­te la pro­duc­ción se es­ta­rán ge­ne­ran­do unos dos exaby­tes al día, al­go que las ar­ma­do­ras ten­drán que cui­dar pa­ra man­te­ner­se com­pe­ti­ti­vas.

“En el fu­tu­ro, los fa­bri­can­tes más exi­to­sos se­rán aque­llos que se­pan trans­for­mar su ne­go­cio y ope­ren co­mo una em­pre­sa de tec­no­lo­gía”, ase­ve­ra Paul War­bur­ton, vi­ce­pre­si­den­te del área au­to­mo­triz en la em­pre­sa de tec­no­lo­gía Fu­jit­su.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.