LA CUEN­TA PEN­DIEN­TE CON EU

Los ace­re­ros si­guen per­dien­do.

Manufactura - - SECTORES - Por Ed­gar Si­gler

Du­ran­te el sex­to Con­gre­so de la In­dus­tria Si­de­rúr­gi­ca Me­xi­ca­na, ce­le­bra­do a fi­na­les de oc­tu­bre, los di­rec­to­res de las prin­ci­pa­les fir­mas de es­te sec­tor re­pi­tie­ron con­ti­nua­men­te la mis­ma pa­la­bra: gue­rra.

“No po­de­mos sos­la­yar que exis­te una gue­rra co­mer­cial en el mun­do. Y ca­da vez se ha for­ta­le­ci­do más. (…) Hay que ver có­mo po­de­mos ir ha­cia de­lan­te con es­ta gue­rra que vi­vi­mos”, sol­tó José Antonio Ri­ve­ra La­rrea, pre­si­den­te de Mi­ne­ra Autlán.

Los di­rec­ti­vos de Al­tos Hor­nos de Mé­xi­co (AHMSA), Ter­nium, Ar­ce­lo­rMit­tal, Ger­dau Cos­ta y Dea­ce­ro coin­ci­den en que las re­la­cio­nes co­mer­cia­les en el mun­do lle­van años cris­pán­do­se, y en el ca­so del ace­ro, las prác­ti­cas de Chi­na –acu­sa­da de com­pe­ten­cia des­leal por sub­si­diar una so­bre­pro­duc­ción de ace­ro que inun­dó el mun­do con pro­duc­tos a pre­cios ba­jos– ter­mi­na­ron por ten­sar de­ma­sia­do la si­tua­ción.

El aran­cel del 25% que Do­nald Trump im­pu­so a las im­por­ta­cio­nes de ace­ro que lle­gan a Es­ta­dos Uni­dos fue una reac­ción a es­te con­flic­to, pe­ro ha ter­mi­na­do afec­tan­do a las em­pre­sas que ope­ran en Mé­xi­co.

El gre­mio na­cio­nal en­tien­de la me­di­da, pe­ro no com­pren­de qué ga­na Es­ta­dos Uni­dos al in­cluir a Mé­xi­co y Ca­na­dá, me­nos aho­ra que lle­gó a un nue­vo acuer­do tri­la­te­ral que, al cie­rre de edi­ción, aún es­pe­ra­ba la apro­ba­ción de los con­gre­sos de los tres paí­ses so­cios.

“Creo que lo que hi­zo Es­ta­dos Uni­dos es en par­te co­rrec­to. Lo que es in­co­rrec­to es que ha­yan in­clui­do a Mé­xi­co y Ca­na­dá. (...) Mé­xi­co no es nin­gu­na ame­na­za”, afir­ma Má­xi­mo Ve­do­ya, CEO de Ter­nium y pre­si­den­te de Ca­na­ce­ro.

Mé­xi­co im­por­ta más ace­ro de los que ex­por­ta a Es­ta­dos Uni­dos, y el nue­vo tra­ta­do exi­ge ma­yo­res cuo­tas de con­te­ni­do lo­cal pa­ra las tres na­cio­nes sus­crip­to­ras, por lo que es­ta me­di­da pue­de per­ju­di­car es­tos ob­je­ti­vos. La me­di­da ha cau­sa­do una caí­da de 30% de las ex­por-

ta­cio­nes de ace­ro ha­cia el país ve­cino, lo que a su vez pro­vo­có un des­cen­so de 8% en la pro­duc­ción na­cio­nal, se­gún da­tos de la Ca­na­ce­ro.

Y aun­que de for­ma ca­si in­me­dia­ta el go­bierno me­xi­cano apli­có aran­ce­les a pro­duc­tos es­ta­dou­ni­den­ses co­mo man­za­nas, pier­nas de cer­do y whisky, por un mon­to si­mi­lar al da­ño cal­cu­la­do por la me­di­da –unos 3,000 mi­llo­nes de dó­la­res– los em­pre­sa­rios cues­tio­nan que no ha­ya ido con­tra el ace­ro es­ta­dou­ni­den­se. “Si se tu­vie­ra una me­di­da espejo, no nos hu­bie­ra da­ña­do tan­to, por­que lo que de­ja­rá de ex­por­tar Es­ta­dos Uni­dos, lo po­dría­mos cap­tar no­so­tros”, se­ña­la Luis Lan­dois, di­rec­tor de ven­tas y mar­ke­ting de AHMSA.

El go­bierno me­xi­cano con­fía en que el aran­cel des­apa­re­ce­rá an­tes de la fir­ma del nue­vo tra­ta­do co­mer­cial con Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá, se­ña­la Je­sús Sea­de, el ne­go­cia­dor que par­ti­ci­pó co­mo re­pre­sen­tan­te del go­bierno que en­ca­be­za­rá Andrés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor.

En lo que eso su­ce­de, los tam­bo­res de gue­rra no de­ja­rán de so­nar, y los ace­re­ros me­xi­ca­nos in­sis­ten en que hay que to­mar más me­di­das pa­ra “pro­te­ger­se”. “Hay que en­ten­der que es­ta­mos vi­vien­do una gue­rra co­mer­cial a ni­vel glo­bal. Si no es evi­den­te eso, en­ton­ces es­ta­mos en la lo­na”, se­ña­la Raúl Gutiérrez, di­rec­tor ge­ne­ral de Dea­ce­ro.

Ha­cer la ta­rea

Una de la vías es apos­tar por más in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra, por­que eso in­cen­ti­va el em­pleo, los sa­la­rios, la in­no­va­ción y a es­ta in­dus­tria, ex­po­ne Fernando Pes­san­ha, di­rec­tor ge­ne­ral de Ger­dau Cor­sa Mé­xi­co.

Ade­más, las com­pa­ñías ne­ce­si­tan evo­lu­cio­nar ha­cia la pro­duc­ción de ace­ros más es­pe­cia­li­za­dos, co­mo los que re­quie­re el sec­tor au­to­mo­triz, y que hoy se im­por­tan an­te la fal­ta de pro­duc­ción lo­cal.

Ter­nium es una de las fir­mas que ya in­vier­te en es­te sen­ti­do. “Se re­quie­re to­do un en­fo­que a la edu­ca­ción. Ne­ce­si­ta­mos más in­ge­nie­ros y téc­ni­cos pa­ra la in­dus­tria 4.0 de la ma­nu­fac­tu­ra”, aña­de Cé­sar Ji­mé­nez, di­rec­ti­vo de es­ta em­pre­sa. Otra al­ter­na­ti­va es cons­truir un blo­que más uni­do en­tre los tres paí­ses de la re­gión, y apro­ve­char así las ven­ta­jas de con­tar con el gas na­tu­ral ba­ra­to de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra re­du­cir los cos­tos de pro­duc­ción en Mé­xi­co, des­ta­ca Víc­tor Cai­ro, di­rec­tor ge­ne­ral de Ar­ce­lo­rMit­tal Mé­xi­co.

En ge­ne­ral, las com­pa­ñías coin­ci­den en que es­ta si­tua­ción de­ja una moraleja: el go­bierno y la ini­cia­ti­va pri­va­da de­ben coor­di­nar­se pa­ra com­pe­tir ca­da vez me­jor en un mun­do que, en lu­gar de abrir­se, pue­de ce­rrar­se en cual­quier mo­men­to.

El aran­cel apli­ca­do por EU ha au­men­ta­do 11.7% el va­lor de los en­víos me­xi­ca­nos

Una me­di­da espejo al ace­ro de EU abri­ría la puer­ta a un ma­yor con­su­mo lo­cal de pro­duc­to na­cio­nal: AHMSA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.