La fá­bri­ca del fu­tu­ro es aho­ra

Con su en­la­ce IoT (Ga­te­way) Rex­roth lo­gra in­te­grar equi­pos an­ti­guos a la red de aná­li­sis de da­tos.

Manufactura - - EQUIPAMIENTO -

L as fá­bri­cas del fu­tu­ro se han ma­te­ria­li­za­do gra­cias al In­ter­net de las Co­sas (IoT por sus si­glas en in­glés). Al con­tra­rio de lo que se pen­sa­ba, los ro­bots no han des­pla­za­do a las per­so­nas de los cen­tros de tra­ba­jo; sino que, gra­cias al po­der de los da­tos, las má­qui­nas y los em­plea­dos se com­ple­men­tan pa­ra una me­jor to­ma de de­ci­sio­nes.

De he­cho, las lí­neas de en­sam­bla­je tam­po­co han cam­bia­do mu­cho en su as­pec­to, pues la tec­no­lo­gía de soft­wa­re y hard­wa­re de Bosch Rex­roth ha­ce po­si­ble que las fá­bri­cas exis­ten­tes den un gran salto ha­cia el fu­tu­ro, so­lo mon­tan­do una red pa­ra la in­ter­co­ne­xión de to­dos sus sis­te­mas de pro­duc­ción.

De tal suer­te que las má­qui­nas que rea­li­zan sus ta­reas de ma­ne­ra efi­cien­te, in­clu­so des­pués de dé­ca­das de uso, aho­ra pue­den in­te­grar­se a un en­torno que em­plea el aná­li­sis de da­tos en tiem­po real.

Di­cho desa­rro­llo per­mi­te vin­cu­lar la in­fra­es­truc­tu­ra que ya tie­ne la fá­bri­ca, uti­li­zan­do el Rex­roth IoT Ga­te­way, un con­tro­la­dor com­pac­to de có­di­go abier­to y un pa­que­te de sen­so­res mi­cro­me­cá­ni­cos de Bosch. Las soluciones de soft­wa­re de la mar­ca per­mi­ten el ac­ce­so di­rec­to a los da­tos en sis­te­mas de con­trol más an­ti­guos, sin ne­ce­si­dad de una re­pro­gra­ma­ción.

Ade­más, la ins­ta­la­ción de es­ta in­no­va­ción es sen­ci­lla y se ha­ce en pocas ho­ras, a di­fe­ren­cia de un con­tro­la­dor ló­gi­co pro­gra­ma­ble (PLC) tra­di­cio­nal, que exi­ge has­ta una se­ma­na de tra­ba­jo.

Pa­ra Bosch Rex­roth no exis­te me­jor for­ma de de­mos­trar la efi­ca­cia de su tec­no­lo­gía que em­plear­la en su pro­pia plan­ta de pro­duc­ción. Por ello, la que es­tá ubi­ca­da en Lohr am Main, Ale­ma­nia, se ha con­ver­ti­do en el me­jor ejem­plo de có­mo unas ins­ta­la­cio­nes exis­ten­tes evo­lu­cio­nan a una fá­bri­ca del fu­tu­ro.

“He­mos co­nec­ta­do en red al de­par­ta­men­to com­ple­to de fa­bri­ca­ción con to­das las má­qui­nas nue­vas y an­ti­guas. En to­tal son más de 2,000 dis­po­si­ti­vos vin­cu­la­dos a nues­tros sis­te­mas de TI”, se­ña­ló Mark Le­ver­köh­ne, je­fe de Fun­cio­nes Téc­ni­cas en Wom­bach.

El eje­cu­ti­vo de la em­pre­sa com­par­tió que el ob­je­ti­vo fue crear una fá­bri­ca es­ta­ble y ro­bus­ta, en don­de las fa­llas fue­ran mí­ni­mas y exis­tie­ra una me­jo­ra con­ti­nua. “Su­per­vi­sa­mos to­dos los dis­po­si­ti­vos en vi­vo, cuan­do hay pro­ble­mas el de­par­ta­men­to de man­te­ni­mien­to re­ci­be un men­sa­je in­me­dia­to”, de­ta­lló.

Gra­cias a la in­tro­duc­ción gra­dual de las in­no­va­cio­nes, en pa­sos pe­que­ños y ma­ne­ja­bles, los tra­ba­ja­do­res pu­die­ron con­fi­gu­rar el desa­rro­llo de la fá­bri­ca del fu­tu­ro. Es­to fue po­si­ble –aco­tó Le­ver­köh­ne– ya que el en­fo­que no es­tá en mo­ni­to­rear a los em­plea­dos, sino en apo­yar­los.

El IoT Ga­te­way uti­li­za sen­so­res pa­ra re­gis­trar el es­ta­do ope­ra­ti­vo de la ma­qui­na­ria, lue­go eva­lúa y trans­mi­te los da­tos.

El per­so­nal de Bosch Rex­roth den­tro de la fá­bri­ca ges­tio­na más de 200,000 pro­duc­tos di­fe­ren­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.