TONY

Men's Health (México) - - MH RESPONDE -

Mi ca­sa apes­ta cuan­do co­cino pes­ca­do. ¿Cuál es la mejor ma­ne­ra de evi­tar­lo?

Es ne­ce­sa­rio to­mar me­di­das an­tes que el sal­món cai­ga so­bre la sar­tén. Los te­ji­dos mus­cu­la­res en los pes­ca­dos es­tán lle­nos de óxi­do de tri­me­ti­la­mi­na (OTMA), un com­pues­to or­gá­ni­co e inodo­ro que ayu­da a los pe­ces a vivir en el agua sa­la­da, co­men­ta Jung-lim Lee, pro­fe­sor aso­cia­do de mi­cro­bio­lo­gía de los ali­men­tos en la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal de De­la­wa­re. Pe­ro una vez que los pe­ces mue­ren y son ex­pues­tos al oxí­geno, las bac­te­rias pro­du­cen una en­zi­ma que con­vier­te el OTMA en tri­me­ti­la­mi­na (TMA), un pro­ce­so que pro­du­ce el mal olor. Cuan­to más tiem­po el pes­ca­do es­té fue­ra del agua más TMA se li­be­ra. Así que evi­ta el he­dor al su­mer­gir o fro­tar el pes­ca­do con una so­lu­ción ácida, co­mo vi­na­gre o jugo de li­món, re­co­mien­da Lee. Es­to ha­ce dos co­sas: se su­pri­me el cre­ci­mien­to de bac­te­rias y ha­ce que el TMA se que­de en el agua y no sea ex­pul­sa­do al ai­re. Tras en­jua­gar­lo o ta­llar­lo, dé­ja­lo re­po­sar unos mi­nu­tos an­tes de co­ci­nar­lo. Otra op­ción es re­mo­jar el pes­ca­do en le­che me­dia ho­ra an­tes de co­ci­nar. Las ca­seí­nas del lác­teo se unen a múscu­lo de pes­ca­do, evi­tan­do que el TMA se eva­po­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.