Crea tus pro­pios vi­deo­jue­gos

Mi Super Diario - - LA PRIMERA PÁGINA -

Pa­ra tí y pa­ra tus pa­dres es un do­lor de ca­be­za ju­gar vi­deo­jue­gos on­li­ne. Hoy te con­ta­mos so­bre la pla­ta­for­ma de juegos más se­gu­ra de to­das, y ade­más, allí pue­des crear tus pro­pios vi­deo­jue­gos. Se lla­ma Ro­blox y va­mos a co­no­cer­la.

Qué es Ro­box

Ro­blox es la pla­ta­for­ma gra­tui­ta más gran­de del mun­do pa­ra crear y ju­gar vi­deo­jue­gos, pa­ra ni­ños me­no­res de 13 años. Es in­clu­si­ve más po­pu­lar que Netflix y Youtu­be. Ro­blox cuen­ta con 70 mi­llo­nes de usua­rios dia­rios en to­do el mun­do y quie­re cre­cer más. Al­gu­nos ex­per­tos en el uso de las nue­vas tec­no­lo­gías por par­te de me­no­res ase­gu­ran que Ro­blox fa­vo­re­ce la crea­ti­vi­dad y po­ten­cia la ima­gi­na­ción de los ni­ños

Es­tas son al­gu­nas de las cla­ves pa­ra com­pro­bar que los ni­ños usen los vi­deo­jue­gos de Ro­blox o de otras pla­ta­for­mas de ma­ne­ra se­gu­ra:

1 Co­no­cer las ac­ti­vi­da­des vir­tua­les de los ni­ños.

Los ex­per­tos re­cal­can la im­por­tan­cia de que los pa­dres o her­ma­nos ma­yo­res co­noz­can los en­tor­nos di­gi­ta­les en los que se mue­ven los ni­ños y ni­ñas.

2 Ru­ti­na en fa­mi­lia.

Hay que ase­gu­rar­se de la ru­ti­na fa­mi­liar y que sea po­si­ti­va pa­ra to­dos. "Por­que lo que es po­si­ti­vo pa­ra no­so­tros, nuestros hi­jos lo van a imi­tar”, agre­ga Cris­ti­na Gu­tié­rrez, res­pon­sa­ble del pro­gra­ma pa­ra me­no­res del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Ci­ber­se­gu­ri­dad de Es­pa­ña.

3 To­mar con­cien­cia de los ries­gos.

Las po­si­bi­li­da­des de la red pa­ra los ni­ños son in­fi­ni­tas, y las si­tua­cio­nes en las que se pue­den en­con­trar muy va­ria­das y a ve­ces com­ple­jas. Pue­de dar­se in­clu­so el in­ten­to por par­te de adul­tos de acer­car­se a los me­no­res a tra­vés de los en­tor­nos que usan pa­ra apro­ve­char­se de ellos.

4 Pan­ta­llas Ami­gas (pan­ta­lla­sa­mi­gas. net )

acon­se­ja no per­mi­tir a los ni­ños usar vi­deo­jue­gos on­li­ne don­de se pue­de cha­tear si no es po­si­ble ga­ran­ti­zar una su­per­vi­sión pa­ren­tal. Tam­bién re­cuer­da que en Ro­blox y en otras pla­ta­for­mas pa­re­ci­das es po­si­ble gas­tar di­ne­ro real pa­ra ad­qui­rir una mo­ne­da vir­tual que am­plía las po­si­bi­li­da­des de jue­go de los usua­rios. ua os

5 Dia­lo­gar con los ni­ños so­bre sus ex­pe­rien­cias vir­tua­les.

Los ni­ños na­cen con in­tui­ción, con es­tí­mu­los y con una ca­pa­ci­dad de apren­der muy gran­de. Pe­ro eso no quie­re de­cir que se­pan ha­cer siem­pre un uso sa­lu­da­ble de los vi­deo­jue­gos. Por esas ra­zo­nes, los es­pe­cia­lis­tas con­si­de­ran im­por­tan­te que ha­ya co­mu­ni­ca­ción en­tre los me­no­res y las fa­mi­lias so­bre el desa­rro­llo de su vi­da vir­tual.

6 Fa­vo­re­cer la va­rie-dad en el uso de los vi­deo­jue­gos y vi­gi­lar so­bre el tiem­po que se les de­di­ca.

Los es­pe­cia­lis­tas ase­gu­ran que es im­por­tan­te fa­vo­re­cer un uso va­ria­do de las ex­pe­rien­cias di­gi­ta­les. Dis­tin­tos vi­deo­jue­gos apor­tan dis­tin­tas ca­pa­ci­da­des. No exis­ten pau­tas es­ta­ble­ci­das so­bre los lí­mi­tes de tiem­po má­xi­mo que se pue­de de­di­car a los vi­deo­jue­gos, por­que de­pen­de de ca­da ca­so y de la edad del usua­rio.

7 Apli ca r ajus­tes de se­gu­ri­dad y pri­va­ci­dad.

En Ro­blox es­tán pre­vis­tos di­fe­ren­tes me­di­das de se­gu­ri­dad. En el ca­so de me­no­res de 13 años, se pue­de ac­ti­var una se­rie de con­tro­les más es­tric­tos que pa­ra los ju­ga­do­res más ma­yo­res. Ro­blox ofre­ce a los pa­dres de los me­no­res de 13 años la po­si­bi­li­dad de ele­gir, por ejem­plo, si prohi­bir el acceso del ni­ño a la chats o li­mi­tar a las per­so­nas con las que pue­de con­tac­tar.

8 Po­der edu­ca­ti­vo.

Ro­blox es una pla­ta­for­ma vir­tual con “uti­li­dad edu­ca­ti­va”. En­tre los efec­tos be­ne­fi­cio­sos que le atri­bu­ye, des­ta­ca la ca­pa­ci­dad de fo­men­tar el desa­rro­llo de ha­bi­li­da­des co­mo la re­so­lu­ción de pro­ble­mas, el pen­sa­mien­to crí­ti­co, la pla­ni­fi­ca­ción es­tra­té­gi­ca o la orien­ta­ción es­pa­cial gra­cias a la gran va­rie­dad de ex­pe­rien­cias de jue­go ofre­ci­das (40 mi­llo­nes de mun­dos vir­tua­les, se­gún la com­pa­ñía).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.