¿CÓ­MO VI­VEN LOS AS­TRO­NAU­TAS EN EL ES­PA­CIO?

Mi Super Diario - - HORIZONTE -

S

egu­ro has leí­do so­bre los via­jes al es­pa­cio, a la Lu­na, a la Es­ta­ción Es­pa­cial... pe­ro ¿sa­bes có­mo vi­ven, có­mo sien­ten, qué ex­tra­ñan los as­tro­nau­tas? Va­mos a des­cu­brir­lo...

Flo­tar

Es­tar flo­tan­do por la fal­ta de gra­ve­dad pa­re­ce un sueño pa­ra cual­quie­ra que desea flo­tar. La ver­dad es que los as­tro­nau­tas no lo pa­san na­da mal en el es­pa­cio cuan­do tie­nen que ha­cer mi­sio­nes por tiem­pos pro­lon­ga­dos, pues se en­tre­tie­nen con ex­pe­ri­men­tos, le­yen­do li­bros, to­can­do ins­tru­men­tos mu­si­ca­les, en­tre otros.

Quie­ro agua!

Sin em­bar­go, es­tar ale­ja­do por tan­to tiem­po de la Tie­rra pue­den ex­tra­ñar al­go tan sim­ple co­mo una du­cha. La as­tro­nau­ta de la NASA, Peggy Whit­son, vi­vió una mi­sión de 288 días en el es­pa­cio, mar­can­do un ré­cord co­mo la as­tro­nau­ta con más tiem­po aco­mu­la­do fue­ra del pla­ne­ta. Con tan­to tiem­po en la Es­ta­ción Es­pa­cial In­ter­na­cio­nal, la as­tro­nau­ta con­fe­só su im­pa­cien­cia de vol­ver a usar un inodo­ro con agua “créan­me, les aho­rro los de­ta­lles”. Y las piz­zas, agre­gó. Tim Pea­ke, un as­tro­nau­ta bri­tá­ni­co con­fe­só lue­go de pa­sar seis me­ses vi­vien­do a bor­do de la Es­ta­ción Es­pa­cial In­ter­na­cio­nal que lo que más ex­tra­ñó fue la llu­via. “Es­to va a so­nar real­men­te no­ta­ble pe­ro lo que más ex­tra­ño es la llu­via”, di­jo el as­tro­nau­ta. “De­be ser por­que no me he du­cha­do en seis me­ses".

Quie­ro sol!

Scott Kelly es un as­tro­nau­ta es­ta­dou­ni­den­se que pa­só 340 días en el es­pa­cio. Tan­to tiem­po en el es­pa­cio le de­jó consecuencias fí­si­cas que al po­co tiem­po de ha­ber ate­rri­za­do nues­tro pla­ne­ta no­tó. Una hi­per­sen­si­bi­li­dad en la piel no lo per­mi­tía sen­tar­se o acos­tar­se tran­qui­lo. Kelly di­jo una vez que lo que más ex­tra­ñó de la Tie­rra fue la gen­te y cli­ma. “Sa­lir y que no ha­ya luz de sol en tu casa, nun­ca se sien­te el vien­to frío. Siem­pre es exac­ta­men­te igual”, con­fe­só. “Ex­tra­ñas el agua que flu­ye de un gri­fo y que no flo­te al­re­de­dor tu­yo. To­das esas co­sas nor­ma­les que su­ce­den to­dos los días que no va­lo­ra­mos aquí, allá arri­ba se con­vier­ten al­go im­por­tan­te”, con­tó Mik­hail, com­pa­ñe­ro ru­so de Kelly. En otra en­tre­vis­ta, Kelly con­fe­só que no po­der ca­mi­nar por el pas­to o sen­tir una bri­sa es otra de las co­sas que más se ex­tra­ñan lue­go de tan­to en el es­pa­cio.

Aho­ra ya sa­bes que ser as­tro­nau­ta es ma­ra­vi­llo­so, pe­ro se ne­ce­si­ta gen­te fuer­te men­tal­men­te co­mo tú !

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.