El maes­tro y el ala­crán

Mi Super Diario - - RECREO -

Un maes­tro orien­tal que vio có­mo un ala­crán se es­ta­ba aho­gan­do, de­ci­dió sa­car­lo del agua, pe­ro cuan­do lo hi­zo, el ala­crán lo pi­có. Por la reac­ción al do­lor, el maes­tro lo sol­tó, y el ani­mal ca­yó al agua y de nue­vo es­ta­ba aho­gán­do­se. El maes­tro in­ten­tó sa­car­lo otra vez, y otra vez el ala­crán lo pi­có.

Al­guien que ha­bía ob­ser­va­do to­do, se acer­có al maes­tro y le di­jo: Per­do­ne, ¡pe­ro us­ted es ter­co! ¿No en­tien­de que ca­da vez que in­ten­te sa­car­lo del agua lo pi­ca­rá?"

El maes­tro res­pon­dió: "La na­tu­ra­le­za del ala­crán es pi­car, y eso no va a cam­biar la mía, que es ayu­dar". Y en­ton­ces, ayu­dán­do­se de una hoja, el maes­tro sa­có al ani­ma­li­to del agua y le sal­vó la vi­da.

Mo­ra­le­ja:

No cam­bies tu na­tu­ra­le­za si al­guien te ha­ce da­ño; só­lo to­ma pre­cau­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.