PIOJOS: PE­QUE­ÑOS ENEMI­GOS

Mi Super Diario - - AGUA -

Tu ca­be­za no de­ja de pi­car­te y por las no­ches esa pi­ca­zón no te de­ja dor­mir. ¿Se­rán piojos? Los piojos son ani­ma­les que se ali­men­tan de san­gre, al igual que los mos­qui­tos, y ca­da año ata­can al­re­de­dor de 6 a 12 mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do. Gran par­te de ellos son ni­ños y ni­ñas.

Más in­for­ma­ción

Los piojos son pa­rá­si­tos, es­to sig­ni­fi­ca que vi­ven de otros se­res vi­vos. Son de co­lor ca­fé o gris y son muy pe­que­ños. Se ali­men­tan de san­gre, es por eso que ne­ce­si­tan es­tar cer­ca de la piel pa­ra po­der vi­vir. Al mo­men­to que los piojos usan sus pe­ga­jo­sas pa­ti­tas pa­ra aga­rrar­se del pe­lo tam­bién co­mien­zan a po­ner sus hue­vos a los que se les co­no­ce co­mo lien­dres.

¿Qué ha­cer?

En cuan­to no­tes que te pi­ca mu­cho la ca­be­za dí­se­lo a ma­má o pa­pá pa­ra que te ayu­den lo más pron­to. Tus pa­dres ten­drán que com­prar un cham­pú me­di­ci­nal pa­ra co­lo­car­lo en to­do tu ca­be­llo y así ma­tar los piojos. Ade­más, de­be­rán ce­pi­llar­te el pe­lo con un pei­ne de dien­tes fi­nos pa­ra qui­tar las lien­dres. Y pa­ra com­ple­tar el tra­ta­mien­to, es bueno que una per­so­na ma­yor la­ve la ro­pa de ca­ma, go­rros y pe­lu­ches con agua ca­lien­te. Los ce­pi­llos, pei­nes y ac­ce­so­rios pa­ra el pe­lo tam­bién deben la­var­se con cham­pú me­di­ci­nal.

¿Có­mo evi­tar­los?

• No uses los pei­nes y ce­pi­llos de otros ni­ños.

• Uti­li­za tu pro­pia al­moha­da cuan­do duer­mas fue­ra de ca­sa.

• Si tu ami­ga o ami­go tie­ne piojos, evi­ta jun­tar las ca­be­zas pa­ra que no pa­sen a tu ca­be­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.