CO­NO­CE LAS MA­RA­VI­LLO­SAS FOR­MAS Y CO­LO­RES DE MA­RI­PO­SAS

Mi Super Diario - - LA PRIMERA PÁGINA -

Las ma­ri­po­sas se en­cuen­tran en­tre los in­sec­tos más co­no­ci­dos y vis­tos en to­do el mun­do. Al­gu­nas ma­ri­po­sas, sin em­bar­go, son bas­tan­te ra­ras y her­mo­sas. Es­ta guía pre­sen­ta ma­ri­po­sas que es­tán en cier­to pe­li­gro de des­pa­ri­ción, es­pe­cial­men­te por­que su há­bi­tat es­tá sien­do des­trui­do.

Ro­sa de Cei­lán

Es­te in­sec­to es na­ti­vo de Sri Lan­ka. Es­tá “en pe­li­gro crí­ti­co” a pe­ti­ción del go­bierno de Sri Lan­ka de­bi­do a la con­ti­nua pér­di­da del há­bi­tat del ani­mal. La Ro­sa de Cei­lán es una her­mo­sa ma­ri­po­sa de co­la de go­lon­dri­na. Hay mu­chos ti­pos de ma­ri­po­sas de co­la de go­lon­dri­na en to­do el mun­do, y la ma­yo­ría de ellas son co­mu­nes, o al me­nos no es­tán en las lis­tas de es­pe­cies en pe­li­gro de ex­tin­ción.

Morp­ho azul

Es una ma­ri­po­sa tro­pi­cal de fuer­te co­lor azul iri­dis­cen­te. Es na­ti­va de Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca. Se en­cuen­tran des­de Mé­xi­co has­ta Co­lom­bia, Ecua­dor y Ve­ne­zue­la. Los ma­chos adul­tos tie­nen co­lo­res más bri­llan­tes que las hem­bras. Be­be el ju­go de las fru­tas en des­com­po­si­ción con su lar­ga na­riz, que es co­mo un tu­bo que as­pi­ra.

Mo­nar­ca

Es la es­pe­cie más fa­mo­sa de to­das las ma­ri­po­sas gra­cias a la fa­mo­sa gran migración que rea­li­za to­dos los años de Ca­li­for­nia a Mé­xi­co en un in­creí­ble via­je de 5000km. Los agri­cul­to­res uti­li­zan los her­bi­ci­das da­ñan­do plan­tas en sus cam­pos y los al­re­de­do­res. El al­go­don­ci­llo es víc­ti­ma de es­to, y es­ta plan­ta es cru­cial en la migración de las ma­ri­po­sas mo­nar­cas, ya que re­pre­sen­ta su fuen­te de ali­men­to.

Alas de pá­ja­ro

Es­te ejem­plar de ma­ri­po­sas es el más gran­de del mun­do, su en­ver­ga­du­ra es de has­ta 30 cm de an­cho de un ala a otra. Las hem­bras son más gran­des que los ma­chos. Se en­cuen­tra en pe­li­gro de­bi­do a que su há­bi­tat es­tá sien­do re­du­ci­do de­bi­do al au­men­to de las plan­ta­cio­nes de pal­ma de acei­te. Tam­bién al ser una de las más her­mo­sas del pla­ne­ta es de al­to va­lor en­tre los co­lec­cio­nis­tas, lo que ha he­cho que la cap­tu­ra in­dis­cri­mi­na­da de la es­pe­cie tam­bién sea una de las prin­ci­pa­les cau­sas de su ame­na­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.