LA CRI­SIS DE LAS UNI­VER­SI­DA­DES CO­LOM­BIA

Los es­tu­dian­tes se han le­van­ta­do con­tra las ca­ren­cias que han su­fri­do por años las ca­sas de es­tu­dio y que se han in­ten­si­fi ca­do

Milenio - Campus - - REPORTE - MA­RION LLOYD

Por se­gun­da vez en una dé­ca­da, las ca­lles de Co­lom­bia es­tán inun­da­das de gran­des pro­tes­tas es­tu­dian­ti­les. Co­mo fue el ca­so en 2011, se han su­ma­do los pro­fe­so­res y ad­mi­nis­tra­do­res uni­ver­si­ta­rios y los prin­ci­pa­les sin­di­ca­tos en re­cha­zo a las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas y de edu­ca­ción su­pe­rior del go­bierno en­tran­te. Los es­tu­dian­tes le es­tán exi­gien­do al go­bierno de Iván Du­que 18.2 bi­llo­nes de pe­sos co­lom­bia­nos ( unos 5.5 mil mi­llo­nes de dó­la­res) pa­ra las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas, que se en­cuen­tran en cri­sis fi­nan­cie­ra des­pués de dé­ca­das de po­lí­ti­cas de cor­te neo­li­be­ral. Los ma­ni­fes­tan­tes tam­bién re­cha­zan una po­lé­mi­ca re­for­ma tri­bu­ta­ria que im­pon­dría un IVA de 18 por cien­to a ca­si to­da la ca­nas­ta fa­mi­liar.

El 15 de no­viem­bre, mi­les de es­tu­dian­tes, jun­to con los gran­des sin­di­ca­tos, to­ma­ron las ca­lles de Bo­go­tá y otras ciu­da­des, en la sex­ta ma­ni­fes­ta­ción en po­co más de un mes. Ade­más, las 32 uni­ver­si­da­des pú­bli­cas del país es­tán en pa­ro des­de el 10 de oc­tu­bre, cuan­do se desató el mo­vi­mien­to es­tu­dian­til a ni­vel na­cio­nal.

Las pro­tes­tas se han con­ver­ti­do en un enor­me do­lor de ca­be­za pa­ra el nue­vo pre­si­den­te, quien ape­nas cum­ple 100 días de go­bierno. Du­que, un ex di­rec­ti­vo del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo ( BID) y miem­bro del par­ti­do con­ser­va­dor Cen­tro De­mo­crá­ti­co, le ga­nó al ex al­cal­de de Bo­go­tá y ex­gue­rri­lle­ro Gus­ta­vo Pe­tro por un mar­gen de 12 pun­tos en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 17 de ju­nio. Du­ran­te su cam­pa­ña, Du­que pro­me­tió reac­ti­var la eco­no­mía y unir al país, des­pués de dé­ca­das de con­flic­to ar­ma­do y po­la­ri­za­ción po­lí­ti­ca.

Sus pro­pues­tas eco­nó­mi­cas, sin em­bar­go, le han ga­na­do más enemi­gos que adep­tos. Des­de me­dia­dos de oc­tu­bre, la po­pu­la­ri­dad del pre­si­den­te se ha des­plo­ma­do 20 por cien­to, de 47 a 27 por cien­to, se­gún la úl­ti­ma en­cues­ta apli­ca­da por la con­sul­to­ra In­va­mer.

En res­pues­ta al mo­vi­mien­to es­tu­dian­til, Du­que ha pro­me­ti­do do­tar más re­cur­sos a la edu­ca­ción su­pe­rior pú­bli­ca. El 10 de oc­tu­bre, su go­bierno lle­gó a un acuer­do con los rec­to­res de las prin­ci­pa­les uni­ver­si­da­des pú­bli­cas pa­ra in­ver­tir 4 bi­llo­nes de pe­sos ( 1.25 mil mi­llo­nes de dó­la­res) en el sec­tor. El mon­to re­pre­sen­ta un in­cre­men­to del más del do­ble de lo pro­pues­to por el go­bierno sa­lien­te pa­ra 2019, se­gún re­por­tó CNN en Es­pa­ñol.

No obs­tan­te, la pro­pues­ta fue re­cha­za­da por los es­tu­dian­tes, quie­nes sa­lie­ron a la ca­lle el mis­mo día pa­ra exi­gir una in­ver­sión pú­bli­ca mu­chí­si­mo ma­yor. En es­pe­cí­fi­co, pi­den 3.2 bi­llo­nes de pe­sos ( ca­si mil mi­llo­nes de dó­la­res) pa­ra el pa­go de sa­la­rios y ser­vi­cios pú­bli­cos y otros 15 bi­llo­nes ( 4.5 mil mi­llo­nes de dó­la­res) pa­ra me­jo­rar la in­fra­es­truc­tu­ra de las uni­ver­si­da­des, se­gún le di­jo a CNN Ale­jan­dro Pa­la­cio, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Co­lom­bia­na de Re­pre­sen­tan­tes Es­tu­dian­ti­les de la Edu­ca­ción Su­pe­rior.

Pa­la­cio, una de las prin­ci­pa­les vo­ces del mo­vi­mien­to, de­nun­ció el 10 de no­viem­bre ha­ber re­ci­bi­do ame­na­zas de muer­te du­ran­te las mar­chas y a tra­vés de las re­des so­cia­les. “Nos ata­can tan­to los sec­to­res de de­re­cha co­mo los sec­to­res de iz­quier­da”, afir­mó en en­tre­vis­ta a un me­dio na­cio­nal. Y agre­gó: “De­fen­der la edu­ca­ción co­mo de­re­cho: una cau­sa tan no­ble que bus­ca ser opa­ca­da por al­gu­nos vio­len­tos”. En los úl­ti­mos días, mi­les de per­so­nas han man­da­do men­sa­jes de apo­yo al lí­der es­tu­dian­til a tra­vés del hash­tag # YoTam­bie­nSo­yA­le­joPa­la­cio.

Los es­tu­dian­tes tam­bién han he­cho otras de­man­das al go­bierno de Du­que. Pi­den du­pli­car el pre­su­pues­to pa­ra cien­cia y tec­no­lo­gía, que ac­tual­men­te es el más ba­jo, en tér­mi­nos pro­por­cio­na­les, de las eco­no­mías lí­de­res de Amé­ri­ca La­ti­na. En­tre 2014 y 2016, la in­ver­sión co­lom­bia­na en CyT ba­jó de 0.31 a 0.27 por cien­to del PIB. En com­pa­ra­ción, en 2015 Bra­sil gas­tó 1.27 por cien­to del PIB, Ar­gen­ti­na, 0.53 por cien­to, Mé­xi­co, 0.5 por cien­to, y Chi­le, 0.36 por cien­to, se­gún ci­fras de RICYT.

El mo­vi­mien­to tam­bién exi­ge el con­ge­la­mien­to de los aran­ce­les en las uni­ver­si­da­des. A di­fe­ren­cia de mu­chos paí­ses de la re­gión, las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas en Co­lom­bia co­bran co­le­gia­tu­ras con ba­se en un es­tu­dio so­cio­eco­nó­mi­co de la fa­mi­lia. Por ejem­plo, el cos­to se­mes­tral de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Bo­go­tá va­ría en­tre 40 dó­la­res pa­ra un es­tu­dian­te del es­tra­to so­cial más ba­jo a 2,400 dó­la­res pa­ra es­tu­dian­tes de es­tra­tos al­tos, se­gún la re­vis­ta elec­tró­ni­ca Ba­ka­ni­ka. En las pri­va­das más ca­ras, co­mo la Uni­ver­si­dad de los An­des, el cos­to al­can­za los 7,300 dó­la­res por se­mes­tre.

Otra de­man­da cen­tral del mo­vi­mien­to es el re­fi­nan­cia­mien­to de los prés­ta­mos es­tu­dian­ti­les a una ta­sa ce­ro. Co­lom­bia cuen­ta con el sis­te­ma de prés­ta­mos es­tu­dian­ti­les más an­ti­guo de la re­gión. En 1950, se fun­dó el Ins­ti­tu­to Co­lom­biano de Cré­di­to Edu­ca­ti­vo y Es­tu­dios Téc­ni­cos en el Ex­te­rior ( ICETEX), con el pro­pó­si­to ini­cial de dar cré­di­tos a co­lom­bia­nos pa­ra es­tu­diar en el ex­tran­je­ro. Sin em­bar­go, en 2005 el go­bierno con­ser­va­dor de Ál­va­ro Uri­be— vie­jo alia­do de Du­que— trans­for­mó el ICETEX en una en­ti­dad fi­nan­cie­ra, y co­men­zó a ex­ten­der prés­ta­mos a es­tu­dian­tes pa­ra cu­brir las co­le­gia­tu­ras en las uni­ver­si­da­des pri­va­das. La ins­ti­tu­ción ex­tien­de cré­di­tos sub­si­dia­dos por el Es­ta­do, con ta­sas de in­te­rés que va­rían en­tre 3.6 por cien­to pa­ra los es­tu­dian­tes más po­bres a 13.7 por cien­to pa­ra los de ma­yo­res re­cur­sos. En com­pa­ra­ción, la ta­sa de los ban­cos ron­da los 16.7 por cien­to, se­gún da­tos de ICETEX.

La po­lí­ti­ca de cré­di­tos es­tu­dian­ti­les ha fa­ci­li­ta­do el enor­me cre­ci­mien­to de la ma­trí­cu­la, que se ha ca­si du­pli­ca­do des­de 2007: de 1.3 mi­llo­nes a 2.15 mi­llo­nes de es­tu­dian­tes. Pe­ro a un cos­to muy al­to pa­ra los es­tu­dian­tes y sus fa­mi­lias. El ICETEX ac­tual­men­te otor­ga cré­di­tos a más de 411 mil es­tu­dian­tes, de los cua­les 100 mil son mo­ro­sos, se­gún da­tos del pro­pio go­bierno.

Por úl­ti­mo, los es­tu­dian­tes exi­gen la pre­ser­va­ción de fon­dos pa­ra es­cue­las téc­ni­cas y vo­ca­cio­na­les, el res­pe­to al de­re­cho de la pro­tes­ta y la acre­di­ta­ción vo­lun­ta­ria de las uni­ver­si­da­des. Has­ta el mo­men­to, el go­bierno de Du­que só­lo ha da­do una res­pues­ta par­cial al te­ma del fi­nan­cia­mien­to en el sec­tor.

El mo­vi­mien­to es­tu­dian­til exi­ge el re­co­no­ci­mien­to de la edu­ca­ción su­pe­rior co­mo un de­re­cho uni­ver­sal y un bien pú­bli­co”

El con­tex­to de la pro­tes­ta Las ma­ni­fes­ta­cio­nes son las más gran­des des­de 2011, cuan­do gru­pos es­tu­dian­ti­les pa­ra­li­za­ron al país en re­cha­zo a una re­for­ma a la Ley 30, que ri­ge la edu­ca­ción su­pe­rior co­lom­bia­na. La ley, apro­ba­da en 1992, li­mi­tó los fon­dos pa­ra las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, sem­bran­do las ba­ses pa­ra la ac­tual cri­sis fi­nan­cie­ra en el sec­tor.

A prin­ci­pios de 2011, el en­ton­ces pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos pro­pu­so “ac­tua­li­zar” la ley al abrir la puer­ta a ins­ti­tu­cio­nes con fi­nes de lu­cro, fle­xi­bi­li­zar el ré­gi­men de pro­fe­so­res por ho­ras y am­pliar los cré­di­tos pa­ra es­tu­dian­tes de las uni­ver­si­da­des pri­va­das, en­tre otros cam­bios. La pro­pues­ta, que bus­có res­pon­der a la cre­cien­te de­man­da por es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios, ge­ne­ró un fuer­te re­cha­zo por par­te de los es­tu­dian­tes y pro­fe­so­res de las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas, que la vie­ron co­mo un sub­si­dio pa­ra el sec­tor pri­va­do.

Des­pués de 8 me­ses de pro­tes­tas na­cio­na­les or­ga­ni­za­das por la Me­sa Am­plia Na­cio­nal Es­tu­dian­til ( MA­NE), San­tos re­ti­ró la ini­cia­ti­va de ley del Con­gre­so. Tam­bién lla­mó a la cons­truc­ción de una nue­va ley de edu­ca­ción su­pe­rior, en con­jun­to con el sec­tor uni­ver­si­ta­rio. Sin em­bar­go, en 2014 San­tos pre­sen­tó un nue­vo do­cu­men­to, el Acuer­do por lo Su­pe­rior 2034, que no to­mó en cuen­ta las pro­pues­tas del mo­vi­mien­to es­tu­dian­til.

Mien­tras tan­to, la cri­sis en las uni­ver­si­da­des se em­peo­ra año con año, re­sul­ta­do de va­rias dé­ca­das de re­duc­ción en el gas­to pú­bli­co pa­ra el sec­tor. Des­de los años 90, la ma­trí­cu­la en la edu­ca­ción su­pe­rior co­lom­bia­na se ha cua­dru­pli­ca­do. Tan so­lo en­tre 2007 y 2015, la ta­sa bru­ta de co­ber­tu­ra au­men­tó de 31.6 por cien­to a 49.4 por cien­to, se­gún ci­fras ofi­cia­les. A su vez, la pro­por­ción de los es­tu­dian­tes que asis­ten a uni­ver­si­da­des pri­va­das ha au­men­ta­do pau­la­ti­na­men­te has­ta lle­gar a ca­si la mi­tad ( 49.1 por cien­to) en 2015.

En el mis­mo pe­rio­do, el gas­to gu­ber­na­men­tal por es­tu­dian­te se re­du­jo a la mi­tad, se­gún un es­tu­dio del North Ame­ri­can Con­gress on La­tin Ame­ri­ca ( NACLA), un cen­tro de in­ves­ti­ga­ción con se­de en la Uni­ver­si­dad de Nue­va York. Ac­tual­men­te el sub­si­dio gu­ber­na­men­tal cu­bre me­nos de la mi­tad del pre­su­pues­to ins­ti­tu­cio­nal. Mien­tras en 2000, el apor­te gu­ber­na­men­tal equi­va­lía 0.55 por cien­to del PIB, des­de 2015 el nú­me­ro ha caí­do a 0.4 por cien­to, se­gún el re­por­te.

El re­sul­ta­do es un pro­ce­so de “pri­va­ti­za­ción in­for­mal”, en don­de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas bus­can re­cur­sos a tra­vés de la ven­ta de con­sul­to­rías, cur­sos de ex­ten­sión orien­ta­das al mer­ca­do y pro­gra­mas de pos­gra­do de al­to cos­to, y, de for­ma cre­cien­te, a tra­vés de con­ve­nios de in­ves­ti­ga­ción con la in­dus­tria. Pe­ro esas es­tra­te­gias no han si­do su­fi­cien­tes pa­ra sub­sa­nar las fi­nan­zas de las uni­ver­si­da­des.

Aho­ra, el mo­vi­mien­to es­tu­dian­til exi­ge el re­co­no­ci­mien­to de la edu­ca­ción su­pe­rior co­mo un de­re­cho uni­ver­sal y un bien pú­bli­co. El 6 de no­viem­bre, un gru­po de es­tu­dian­tes y pro­fe­so­res se reunie­ron con ofi­cia­les del Mi­nis­te­rio de edu­ca­ción du­ran­te 11 ho­ras y exi­gie­ron una reunión con Du­que. Pe­ro el pre­si­den­te se ha ne­ga­do a re­ci­bir a los es­tu­dian­tes, ar­gu­men­tan­do que ya lle­gó a un acuer­do con los rec­to­res. El au­men­to de la vio­len­cia

El 7 de no­viem­bre, es­tu­dian­tes irrum­pie­ron en las ofi­ci­nas de la rec­to­ra de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal en Bo­go­tá, obli­gan­do a to­dos los fun­cio­na­rios a sa­lir­se. El día si­guien­te, mar­chas en va­rias ciu­da­des co­lom­bia­nas ter­mi­na­ron en vio­len­cia, cuan­do un gru­po de ma­ni­fes­tan­tes en­ca­pu­cha­dos lan­za­ron una “bom­ba in­cen­dia­ria” con­tra un po­li­cía an­ti­mo­ti­nes. La po­li­cía res­pon­dió lan­zan­do gas la­cri­mó­geno con­tra los ma­ni­fes­tan­tes.

El mo­vi­mien­to es­tu­dian­til con­de­nó los ac­tos vio­len­tos, ale­gan­do que son co­me­ti­dos por per­so­nas aje­nas al mo­vi­mien­to ( po­si­ble­men­te ac­tuan­do ba­jo ór­de­nes del go­bierno). Mien­tras tan­to, La Red Po­pu­lar de De­re­chos Hu­ma­nos de Bo­go­tá de­nun­ció los arres­tos ile­ga­les de 8 es­tu­dian­tes y la re­pre­sión por par­te de la po­li­cía.

Con el anun­cio de un pa­ro na­cio­nal pa­ra el 28 de no­viem­bre, se es­pe­ra que la con­fron­ta­ción crez­ca aún más. An­te ese con­tex­to, Du­que ten­drá que de­ci­dir si con­ti­nuar con las ac­tua­les po­lí­ti­cas pri­va­ti­za­do­ras o se­guir el ca­mino de Chi­le, y apos­tar por un gi­ro de rum­bo a fa­vor de la edu­ca­ción su­pe­rior pú­bli­ca. Los pró­xi­mos me­ses se­rán de­ci­si­vos.

Las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas co­lom­bia­nas se han vis­to obli­ga­das a rea­li­zar una “pri­va­ti­za­ción in­for­mal” por su ba­jo pre­su­pues­to por alumno.

La cri­sis en las uni­ver­si­da­des es re­sul­ta­do de va­rias dé­ca­das de re­cor­tes de gas­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.