EL AÑO DE LAS PRO­TES­TAS ES­TU­DIAN­TI­LES

Co­mo si de un efec­to do­mi­nó se tra­ta­ra, es­te año los es­tu­dian­tes de un país tras otro co­men­za­ron a le­van­tar­se; los go­bier­nos

Milenio - Campus - - DIRECTORIO -

Ma­rion Lloyd

dra, y los de­re­chos la­bo­ra­les de los em­plea­dos uni­ver­si­ta­rios, in­clu­yen­do de los pro­fe­so­res por ho­ras y los es­tu­dian­tes de pos­gra­do, que re­pre­sen­tan una ca­da vez ma­yor pro­por­ción de la plan­ta do­cen­te en mu­chos paí­ses.

Tal plu­ra­li­dad de te­mas re­pre­sen­ta una de las gran­des di­fe­ren­cias con los mo­vi­mien­tos de 1968. En ese mo­men­to, los es­tu­dian­tes se ma­ni­fes­ta­ron con­tra el au­to­ri­ta­ris­mo es­ta­tal y, en el ca­so de Es­ta­dos Uni­dos, con­tra la gue­rra en Viet­nam ( una ma­ni­fes­ta­ción de la Gue­rra Fría). Hoy, la mi­ra­da es­tá pues­ta en las pro­pias uni­ver­si­da­des y las po­lí­ti­cas pa­ra el sec­tor. Otra di­fe­ren­cia: ha­ce 50 años los uni­ver­si­ta­rios fue­ron una éli­te pri­vi­le­gia­da. Hoy, en mu­chos paí­ses, co­mo Ar­gen­ti­na, Chi­le, Fran­cia y Es­ta­dos Uni­dos, una ma­yo­ría de los jó­ve­nes pue­den ac­ce­der a la uni­ver­si­dad. Co­mo re­sul­ta­do, el ac­ce­so a la edu­ca­ción su­pe­rior se ha vuel­to un te­ma de ma­sas y de so­bre­vi­ven­cia en la lla­ma­da eco­no­mía de co­no­ci­mien­to. Eso, a pe­sar de que un tí­tu­lo uni­ver­si­ta­rio, de cual­quier ni­vel, es­tá le­jos de ga­ran­ti­zar un tra­ba­jo bien re­mu­ne­ra­do.

Di­cho eso, no es del to­do coin­ci­den­cia que ha­ya gran­des mo­vi­li­za­cio­nes al­re­de­dor del mun­do a 50 años del Ma­yo de 68. En mu­chas de las pro­tes­tas, los es­tu­dian­tes han in­vo­ca­do los idea­les de la his­tó­ri­ca re­vuel­ta en Fran­cia. En Amé­ri­ca La­ti­na, tam­bién ha­cen re­fe­ren­cia al mo­vi­mien­to por la au­to­no­mía uni­ver­si­ta­ria en Cór­do­ba, Ar­gen­ti­na, que cum­plió 100 años el pa­sa­do mes de ju­nio. Es de­cir, las de­man­das cam­bian, pe­ro no así el pa­pel pro­ta­gó­ni­co de los es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios co­mo ca­ta­li­za­do­res de cam­bio so­cial.

Ese pa­pel con­lle­va fuer­tes ries­gos e in­clu­si­ve, co­mo ha su­ce­di­do es­te año en Ni­ca­ra­gua y Ve­ne­zue­la, pue­de lle­var a la muer­te. Tam­bién, co­mo en Chi­le, pue­de de­rrum­bar go­bier­nos. En la si­guien­te par­te, vea­mos al­gu­nos de los mo­vi­mien­tos más des­ta­ca­dos de 2018 al­re­de­dor del mun­do.

Los es­tu­dian­tes del mun­do son ca­ta­li­za­do­res del cam­bio so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.