Re­plan­tear es­pa­cios

Milenio - Campus - - NOTA DE LA SEMANA -

Los prin­ci­pios de es­te ur­ba­nis­mo fe­mi­nis­ta pre­ten­den pro­fun­di­zar en el aná­li­sis de la reali­dad tra­ba­jan­do con gru­pos de hom­bres y mu­je­res de ma­ne­ra se­pa­ra­da, por­que es im­por­tan­te dar voz a ellas pa­ra que ex­pli­quen su ex­pe­rien­cia y lue­go la com­par­tan con otros que la en­ri­quez­can del pro­yec­to ur­bano.

De­ben prio­ri­zar­se la prác­ti­ca co­ti­dia­na, la di­ver­si­dad de las per­so­nas y la pro­xi­mi­dad co­mo cua­li­dad ci­ta­di­na, ade­más de re­va­lo­rar las ta­reas re­pro­duc­ti­vas de cui­da­dos pa­ra lo cual es ne­ce­sario “in­ter­re­la­cio­nar­nos con di­fe­ren­tes as­pec­tos de la vi­da y de los es­pa­cios, en­ten­der las re­la­cio­nes hu­ma­nas y las zo­nas en las que nos mo­ve­mos, y có­mo ade­cuar­las pa­ra lle­var a ca­bo nues­tros queha­ce­res”.

Tam­bién es im­por­tan­te rom­per je­rar­quías so­cia­les en­tre dis­ci­pli­nas, ya que en las de­ci­sio­nes ur­ba­nís­ti­cas no hay una nor­ma que de­ba im­po­ner­se a las otras, aun­que es fre­cuen­te que se cons­tru­yan ur­bes en las cua­les no existe una ver­da­de­ra ca­li­dad de vi­da, por eso “re­co­no­cer la di­ver­si­dad fun­cio­nal y de cuer­pos que ha­bi­tan nues­tras ciu­da­des es un fac­tor pri­mor­dial”.

Mu­xí Mar­tí­nez re­fi­rió un ca­so de Bar­ce­lo­na, Es­pa­ña, don­de se ha desa­rro­lla­do un es­pa­cio nue­vo de cen­tra­li­dad ba­rrial que con­ju­ga mer­ca­do, su­per­mer­ca­do, bi­blio­te­ca, guar­de­ría in­fan­til, es­cue­la pri­ma­ria, cen­tro de día, re­si­den­cia es­tu­dian­til y pa­ra per­so­nas de la ter­ce­ra edad, cen­tro cí­vi­co y un si­tio pa­ra las aso­cia­cio­nes ve­ci­na­les.

Un área en la que se pue­de te­ner el tra­ba­jo, cui­da­dos, for­ma­ción pro­pia y se­gu­ri­dad, al dis­po­ner de re­cin­tos con mu­chos ven­ta­na­les que ha­cen de los es­pa­cios pú­bli­cos lu­ga­res se­gu­ros.

La es­ce­ni­fi­ca­ción y la pues­ta en prác­ti­ca de ro­les tie­ne dos es­pa­cios, la ca­sa y la ciu­dad, por ello es ne­ce­sario des­ve­lar los dis­cur­sos y los sig­ni­fi­ca­dos de­trás de las for­mas y des­cu­brir que las mu­je­res, des­de su pro­pia ex­pe­rien­cia, han apor­ta­do a la me­jo­ra de am­bos si­tios.

Las ta­reas re­pro­duc­ti­vas de cui­da­dos de­ben ser to­ma­das en cuen­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.