CLA­ROS­CU­ROS EN EL PA­NO­RA­MA DE LA EDU­CA­CIÓN SU­PE­RIOR

Las ins­ti­tu­cio­nes dis­cu­ten la en­cru­ci­ja­da en­tre re­sol­ver los problemas fi­nan­cie­ros exis­ten­tes y al mis­mo tiem­po cre­cer ha­cia la ca­li­dad ex­ce­len­cia aca­dé­mi­ca

Milenio - Campus - - REPORTE -

La edu­ca­ción su­pe­rior pú­bli­ca del país aún no tie­ne una ru­ta só­li­da y cla­ra pa­ra es­te 2019. La in­cer­ti­dum­bre fi­nan­cie­ra es una reali­dad, ape­nas atem­pe­ra­da por un in­cre­men­to en tér­mi­nos reales del uno por cien­to. Las pre­sio­nes y los con­di­cio­na­mien­tos pa­ra asig­nar re­cur­sos adi­cio­na­les o pa­ra re­sol­ver los problemas es­truc­tu­ra­les que aque­jan a es­tas ins­ti­tu­cio­nes van en au­men­to tan­to a ni­vel fe­de­ral y es­ta­tal. La edu­ca­ción su­pe­rior pú­bli­ca del país aún no tie­ne una ru­ta só­li­da y cla­ra pa­ra es­te 2019. La in­cer­ti­dum­bre fi­nan­cie­ra es una reali­dad, ape­nas atem­pe­ra­da por un in­cre­men­to en tér­mi­nos reales del uno por cien­to.

Las pre­sio­nes y los con­di­cio­na­mien­tos pa­ra asig­nar re­cur­sos adi­cio­na­les o pa­ra re­sol­ver los problemas es­truc­tu­ra­les que aque­jan a es­tas ins­ti­tu­cio­nes van en au­men­to tan­to a ni­vel fe­de­ral y es­ta­tal.

Los Con­gre­sos lo­ca­les han apli­ca­do cri­te­rios muy dis­pa­res en la asig­na­ción del gas­to a las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas es­ta­ta­les, lo cual acen­túa las dis­pa­ri­da­des fi­nan­cie­ras.

Mien­tras que en algunos ca­sos hay in­cre­men­tos de has­ta 42 por cien­to co­mo en el ca­so de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Hi­dal­go ( UAEH), en otros, co­mo en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Si­na­loa ( UAS), no hay aún se­ña­les pro­mi­so­rias.

In­clu­so, en el ca­so de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mo­re­los, la pro­pues­ta del Go­bierno del es­ta­do es a la ba­ja, o en la Uni­ver­si- dad Au­tó­no­ma de Ba­ja Ca­li­for­nia Sur ( UABCS), el au­men­to es ape­nas de 15 mi­llo­nes de pe­sos.

Au­na­do a es­to, la in­sis­ten­cia y ca­si pues­ta en mar­cha de pro­gra­mas ex­ter­nos de au­di­to­rías, que obli­gan a las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas a ren­dir cuen­tas de ma­ne­ra más fre­cuen­te de la que ya lo ve­nían ha­cien­do, es otro de los fac­to­res que po­nen en la lí­nea de ries­go el te­ma de la au­to­no­mía uni­ver­si­ta­ria.

Tam­po­co se tie­ne una pers­pec­ti­va cla­ra so­bre el fun­cio­na­mien­to y ope­ra­ción que ten­drá el pro­yec­to de las 100 uni­ver­si­da­des y có­mo im­pac­ta­rá en sub­sis­te­mas co­mo las uni­ver­si­da­des po­li­téc­ni­cas, in­ter­cul­tu­ra­les o en los ins­ti­tu­tos tec­no­ló­gi­cos.

Y aun­que los acer­ca­mien­tos en­tre los rec­to­res y di­rec­to­res ge­ne­ra­les de las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior con las au­to­ri­da­des edu­ca­ti­vas pa­ra abor­dar es­tos te­mas ya se han he­cho, no se per­ci­be la cer­ti­dum­bre su­fi­cien­te que re­quie­re es­te ni­vel edu­ca­ti­vo pa­ra con­ti­nuar con sus me­tas.

Ha­cia nue­vos pa­rá­me­tros

La épo­ca en que los re­cur­sos adi­cio­na­les se so­me­tían a con­cur­so pa­ra que las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas pre­sen­ta­ran pro­yec­tos pa­ra ac­ce­der a es­tas bol­sas parece ha­ber lle­ga­do a su fin.

De acuer­do con lo plan­tea­do has­ta aho­ra por la Sub­se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción Su­pe­rior ( SES) de la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción Pú­bli­ca ( SEP), hay ya un com­pro­mi­so de to­dos los ac­to­res de con­so­li­dar una nue­va for­ma de ejer­cer el pre­su­pues­to.

A de­cir del Sub­se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción Su­pe­rior, Lu­ciano Con­chei­ro Bór­quez, es­to tie­ne que ver con la ope­ra­ción de to­das las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior, don­de lo­gren un ejer­ci­cio trans­pa­ren­te que les per­mi­ta te­ner un gas­to ejem­plar sin nin­gún subejer­ci­cio.

Pa­ra ello, se cons­trui­rán nue­vos in­di­ca­do­res pa­ra las uni­ver­si­da­des sin desechar los que ya exis­ten, y sin de­jar de la­do lo sus­tan­cial de las ins­ti­tu­cio­nes.

Al mis­mo tiem­po, se tra­ta­rá tam­bién lo ur­gen­te que tie­ne que ver con la trans­pa­ren­cia y la cri­sis fi­nan­cie­ra, pa­ra lo cual se pro­po­ne la crea­ción de una Pla­ta­for­ma úni­ca don­de se pue­da di­men­sio­nar a ca­da ins­ti­tu­ción y tam­bién la rea­li­za­ción de una au­di­to­ría in­te­gral, pro­fun­da de ca­da una de ellas.

To­do, co­mo parte de los acuer­dos asu­mi­dos, a fi­na­les del año, por los rec­to­res de las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas es­ta­ta­les en cri­sis fi­nan­cie­ra y que pre­sen­ta­ban problemas pa­ra ce­rrar el año.

Es­to que­da­ra sus­ten­ta­do en una pla­ta­for­ma, que se ha­rá pú­bli­ca en los pró­xi­mos días, pa­ra cum­plir con los pa­rá­me­tros de trans­pa­ren­cia y la for­ma de ren­dir cuen­tas que ha im­pues­to el Go­bierno Fe­de­ral a las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior.

Pa­ra Juan Eu­lo­gio Gue­rra Lie­ra, rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Si­na­loa ( UAS), en es­ta lla­ma­da pla­ta­for­ma que­da­rán es­ta­ble­ci­das las ac­cio­nes em­pren­di­das y es­tra­te­gias a se­guir por parte de las ins­ti­tu­cio­nes pa­ra op­ti­mi­zar re­cur­sos y ha­cer un me­jor uso del pre­su­pues­to pa­ra que no se re­pi­ta el pro­ble­ma de cie­rre de año.

“Ese fon­do que re­ci­bi­mos de ma­ne­ra ex­tra­or­di­na­ria por una so­la vez pa­ra po­der en­fren­tar com­pro­mi­sos de agui­nal­do y quin­ce­nas va acom­pa­ña­do de un com­pro­mi­so don­de las uni­ver­si­da­des es­ta­re­mos tra­ba­jan­do en si­tua­cio­nes que im­pac­tan en los problemas es­truc­tu­ra­les y que ha­cen que los re­cur­sos que se re­ci­ban nos per­mi­tan ce­rrar ade­cua­da­men­te el año”, plan­tea.

Ade­más, es­tas ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior de­be­rán en­tre­gar, a más tar­dar en tres me­ses, un diag­nós­ti­co in­te­gral de los problemas es­truc­tu­ra­les que en­fren­tan y có­mo se han in­ver­ti­do los re­cur­sos pa­ra so­lu­cio­nar­los.

“Con ba­se en ese diag­nós­ti­co in­di­vi­dua­li­za­do, ten­dre­mos el es­fuer­zo de las uni­ver­si­da­des por re­sol­ver con trans­pa­ren­cia, con aus­te­ri­dad y op­ti-

A DE­CIR DE

la SES, ya exis­te un com­pro­mi­so pa­ra en­con­trar una nue­va for­ma de ejer­cer el pre­su­pues­to

mi­zar los re­cur­sos, pe­ro tam­bién hay problemas es­truc­tu­ra­les que no de­pen­den de los sin­di­ca­tos, ni del rec­tor, son los problemas de fon­do que aque­jan a las ins­ti­tu­cio­nes de mu­chos años atrás, ahí es­ta­re­mos ha­cien­do én­fa­sis pa­ra te­ner una ru­ta que nos per­mi­ta ir re­sol­vien­do”, di­ce el rec­tor de la UAS.

Pa­ra algunos rec­to­res, es­te nue­vo plan­tea­mien­to en­ca­ra una opor­tu­ni­dad pa­ra re­cu­pe­rar la cre­di­bi­li­dad las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior del país que han que­ri­do mi­nar re­cien­te­men­te.

An­to­nio Guz­mán Fernández, rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Za­ca­te­cas ( UAZ), ex­pli­ca que so­me­ter a las ins­ti­tu­cio­nes a una au­di­to­ría in­te­gral ge­ne­ra­ría con­fian­za y di­si­pa­ría to­das las du­das in­fun­da­das en lo re­fe­ren­te al ejer­ci­cio pre­su­pues­tal.

Sos­tie­ne que los problemas eco­nó­mi­cos de las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas del país no de­ri­van de un mal ma­ne­jo de los fon­dos que se les asig­na año con año, co­mo se ha que­ri­do de­mos­trar.

Y con ello, co­men­ta, se de­ja­ría de pen­sar que “la edu­ca­ción su­pe­rior es­tá lla­ma­da a desem­pe­ñar un pa­pel por de­más pro­ta­gó­ni­co, to­da vez que su per­ti­nen­cia y ca­li­dad re­pre­sen­tan un so­por­te só­li­do”.

Con se­rias li­mi­ta­cio­nes

Aun­que se reasig­na­ron fon­dos que evi­ta­ron el re­cor­te al gas­to a la edu­ca­ción su­pe­rior a ni­vel fe­de­ral, en los es­ta­dos la si­tua­ción va en di­rec­ción con­tra­ria.

Los ajus­tes al gas­to a ni­vel lo­cal afec­tan de dis­tin­tas ma­ne­ras a las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas es­ta­ta­les del país y les po­nen en el ca­mino se­rias com­pli­ca­cio­nes.

Jo­sé de Je­sús Wi­lliams, rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Yu­ca­tán ( UADY), apun­ta que an­te el re­cor­te es­ta­tal del pre­su­pues­to a esa ca­sa de es­tu­dios de seis por cien­to, se ajus­ta­rán los pla­nes de es­tu­dio por­que se tra­ta de una re­duc­ción de 16 mi­llo­nes de pe­sos.

“No­so­tros lo que va­mos ha­cer es am­pliar los ser­vi­cios que tie­ne la uni­ver­si­dad pa­ra te­ner la opor­tu­ni­dad de ir ge­ne­ran­do re­cur­sos. El te­ma de los re­cur­sos es im­por­tan­te pe­ro no lo úni­co”, ase­gu­ra.

Lo im­por­tan­te, de­ta­lla, es que el en­torno aca­dé­mi­co de alum­nos, do­cen­tes e in­ves­ti­ga­do­res se afec­ta de la me­nor ma­ne­ra po­si­ble an­te es­tos ajus­tes eco­nó­mi­cos que no es­ta­ban con­tem­pla­dos.

“Es­ta­mos en un mo­men­to de in­cer­ti­dum­bre y es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra ello, es al­go que ya ve­mos de ma­ne­ra na­tu­ral y es un te­ma que lo lle­va­mos tam­bién al au­la, lo lle­va­mos al au­la con nues­tros es­tu­dian­tes, nues­tros es­tu­dian­tes tie­nen que sa­ber y co­no­cer que en el en­torno so­cial hoy en día lo úni­co se­gu­ro es la in­cer­ti­dum­bre”, ase­gu­ra.

Asi­mis­mo, co­men­ta el rec­tor de la UADY, la re­duc­ción afec­ta­rá en te­mas de in­fra­es­truc­tu­ra que, por aho­ra, se­rán apla­za­dos has­ta po­der vi­sua­li­zar un me­jor en­torno pre­su­pues­tal.

Au­na­do a las re­duc­cio­nes, los con­di­cio­na­mien­tos pa­ra asig­nar más re­cur­sos ya se ex­tien­den a ni­vel es­ta­tal, co­mo ocu­rrió con el Con­gre­so del Es­ta­do, el cual exi­gió a la UAS un Pro­gra­ma de Aus­te­ri­dad y Trans­pa­ren­cia pa­ra en­tre­gar­le el sub­si­dio es­ta­tal.

Así que­dó es­pe­ci­fi­ca­do en la reasig­na­ción de re­cur­sos que apro­ba­ron los dipu­tados de Mo­re­na, en un ar­tícu­lo tran­si­to­rio apro­ba­do de úl­ti­mo mo­men­to.

Ade­más, la UAS de­be­rá abrir una cuen­ta ban­ca­ria a fin de pre­ver las re­ser­vas ne­ce­sa­rias pa­ra el pa­go de pres­ta­cio­nes de fin de año con sus tra­ba­ja­do­res. Los de­pó­si­tos a es­ta cuen­ta se ha­rán ca­da mes por el im­por­te pro­por­cio­nal que co­rres­pon­da al to­tal de re­cur­sos re­que­ri­dos.

Un es­que­ma que, al me­nos don­de el par­ti­do go­ber­nan­te es ma­yo­ría, quie­re re­pli­car aun cuan­do ge­ne­re cier­ta in­con­for­mi­dad en las pro­pias ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior.

Y es que las li­mi­ta­cio­nes son evi­den­tes y de­jan escaso mar­gen de ma­nio­bra a las uni­ver­si­da­des pú­bli­cas es­ta­ta­les, co­mo lo plan­tea Gustavo Chá­vez Cruz, rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Ba­ja Ca­li­for­nia Sur ( UABCS).

Se­ña­la que el pre­su­pues­to de in­gre­sos y egre­sos de la ins­ti­tu­ción que co­rres­pon­de a es­te año es in­su­fi­cien­te pa­ra am­pliar la ofer­ta edu­ca­ti­va de la ins­ti­tu­ción.

De­ta­lla que los re­cur­sos asig­na­dos pa­ra es­te 2019 se­rán igua­les a los del año an­te­rior, más el es­ti­ma­do de in­fla­ción, lo cual per­mi­te so­la­men­te cum­plir con las fun­cio­nes sus­tan­ti­vas de do­cen­cia, in­ves­ti­ga­ción, di­fu­sión y ex­ten­sión de la cul­tu­ra.

El pro­ble­ma es que los fon­dos no al­can­zan pa­ra abrir nue­vos pro­gra­mas edu­ca­ti­vos o pa­ra in­cre­men­tar la co­ber­tu­ra y cum­plir con las es­ti­ma­cio­nes que la plan­tea­do la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Uni­ver­si­da­des e Ins­ti­tu­cio­nes de Edu­ca­ción Su­pe­rior ( ANUIES).

Fal­ta apo­yo sos­te­ni­do

Lo cier­to es que, co­mo lo co­men­ta el rec­tor ge­ne­ral de la Uni­ver­si­dad de Gua­da­la­ja­ra ( UdeG), Miguel Ángel Navarro Navarro, ha­cen fal­ta re­cur­sos pa­ra aten­der problemas es­truc­tu­ra­les co­mo el no re­co­no­ci­mien­to de plan­ti­lla do­cen­te.

Se­ña­la que es­te es un asun­to que no so­lo afec­ta a las ins­ti­tu­cio­nes que ope­ran con cri­sis fi­nan­cie­ra, sino a la ma­yo­ría de las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior.

“Mé­xi­co ne­ce­si­ta más edu­ca­ción su­pe­rior, más in­ver­sión en cien­cia y tec­no­lo­gía, si no nun­ca va­mos a sa­lir de es­te sub­de­sa­rro­llo que no es­ta­ba en el fu­tu­ro y no pre­veía­mos pa­ra un país co­mo Mé­xi­co ha­ce dos, tres o cua­tro dé­ca­das, don­de éra­mos el gi­gan­te de Amé­ri­ca La­ti­na”, la­men­ta.

Y es que, a de­cir del rec­tor ge­ne­ral de la UdeG, si no se im­ple­men­ta un vi­ra­je en las po­lí­ti­cas que se pre­pa­ran pa­ra los pró­xi­mos años, los re­za­gos y las de­sigual­da­des se van a agu­di­zar aún más.

“Ya nos re­ba­sa­ron Bra­sil, Ar­gen­ti­na y otros paí­ses y el re­sul­ta­do es el pro­duc­to de una de­ma­go­gia de los go­bier­nos an­te­rio­res, que en el dis­cur­so han pri­vi­le­gia­do la edu­ca­ción su­pe­rior y en la prác­ti­ca nos han apre­ta­do has­ta el es­tran­gu­la­mien­to a ca­si to­das las uni­ver­si­da­des”, la­men­ta.

Pa­ra el rec­tor de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Chia­pas ( UNACH), Carlos Na­ta­rén Nan­da­ya­pa, la si­tua­ción fi­nan­cie­ra de las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior de­be ser abor­da­da des­de una vi­sión de Es­ta­do, con una es­tra­te­gia que va­ya más allá del pro­ble­ma in­me­dia­to.

El pro­ble­ma, co­men­ta, es que se de­ben re­sol­ver los problemas fi­nan­cie­ros que exis­ten, pe­ro “al mis­mo tiem­po plan­tear una vía pa­ra cre­cer ha­cia la ca­li­dad y la ex­ce­len­cia uni­ver­si­ta­ria”.

No se tra­ta, ad­vier­te, de ago­tar el dis­cur­so y los plan­tea­mien­tos en el so­lo he­cho de im­pul­sar una ru­ta crí­ti­ca pa­ra un me­jor ejer­ci­cio de los re­cur­sos “con los que se cuen­ta, a fin de que sean me­jor apro­ve­cha­dos”.

Mien­tras que en algunos ca­sos hay in­cre­men­tos de has­ta 42 por cien­to co­mo en el ca­so de la UAEH, en otros, co­mo en la UAS, no hay aún se­ña­les pro­mi­so­rias”

Mé­xi­co ne­ce­si­ta más edu­ca­ción su­pe­rior, cien­cia y tec­no­lo­gía, campos en los que ha si­do re­ba­sa­do por otros paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.