AM­LO: ni adorno ni flo­re­ro

Se es­con­dió en­ci­ma de la ca­ma. Flo­res­tán

Milenio Edo de México - - Al Frente - JOAQUÍN LÓ­PEZ-DÓRIGA lo­pez­do­ri­ga@mi­le­nio.com twit­ter: @lo­pez­do­ri­ga web: lo­pez­do­ri­ga.com

El mar­tes, el pre­si­den­te elec­to Ló­pez Obra­dor subió un vi­deo de cua­tro mi­nu­tos en el que el fon­do fue más fuer­te que la for­ma, no obs­tan­te el men­sa­je que man­dó so­bre quién va a man­dar en es­te país: él. Des­pués de de­nun­ciar una cam­pa­ña en su con­tra por quie­nes iban a ha­cer, di­jo, el ne­go­cio de cons­truir un San­ta Fe en los te­rre­nos del Be­ni­to Juá­rez y lla­mar a se­re­nar­se y tran­qui­li­zar­se, reite­ró: hay que in­for­mar­les que yo no voy a ser el flo­re­ro, que yo no voy a es­tar de adorno; que yo trai­go un man­da­to de los me­xi­ca­nos pa­ra que se aca­be la co­rrup­ción y la im­pu­ni­dad y ¡me can­so gan­so que va­mos a aca­bar con la co­rrup­ción! Y sus­cri­bo: no se­rá flo­re­ro ni adorno. Fue la se­ñal que man­dó al can­ce­lar el NAIM en Tex­co­co. Eso en el fon­do. En la for­ma, de­bo re­cu­pe­rar la sen­ci­lla pe­ro sig­ni­fi­ca­ti­va es­ce­no­gra­fía en la que ha­bló. Los bus­tos, a su es­pal­da, de Juá­rez, Mo­re­los y Ma­de­ro. A su iz­quier­da, la Ban­de­ra Na­cio­nal con el águi­la jua­ris­ta, a su de­re­cha, un pe­que­ño re­tra­to de Lá­za­ro Cár­de­nas y cin­co li­bros de los cua­les iden­ti­fi­que tres, aun­que con el pri­me­ro fue su­fi­cien­te pa­ra re­for­zar su men­sa­je de no ser flo­re­ro ni es­tar de adorno. En­ci­ma, pa­ra que se vie­ra, ¿Quién man­da aquí?, de Fe­li­pe Gon­zá­lez. De­ba­jo, Me­mo­rias de Adriano, de Mar­gue­ri­te Your­ce­nar, una bio­gra­fía ima­gi­na­ria del em­pe­ra­dor ro­mano que en la ve­jez so­li­ta­ria, a la ori­lla de la muer­te, acon­se­ja­ba a Mar­co Au­re­lio, su su­ce­sor, so­bre los vai­ve­nes del po­der, los tur­bios epi­so­dios pa­la­cie­gos, las ho­ras de triun­fo y de pe­li­gro. Y lue­go Re­ge­ne­ra­ción 1900-1918, de Flo­res Ma­gón. Si uno su­ma y co­nec­ta los men­sa­jes de for­ma, se con­vier­ten en el men­sa­je de fon­do so­bre quién y có­mo va a go­ber­nar los pró­xi­mos seis años. Co­mo go­bier­na ya. RETALES 1. CON­TRA­DIC­CIÓN. Ja­vier Ji­mé­nez Es­priú anun­ció que el en­car­ga­do del pro­yec­to de San­ta Lu­cía-Be­ni­to Juá­rez-To­lu­ca se­rá el in­ge­nie­ro agró­no­mo Ser­gio Ru­bén Sa­ma­nie­go, aso­cia­do de Jo­sé Ma­ría Rio­bóo. Por eso la pre­sen­cia; 2. HIS­TÓ­RI­CO. La pri­me­ra sa­la de la Su­pre­ma Cor­te dio un pa­so his­tó­ri­co al reite­rar por quin­ta vez con­se­cu­ti­va y en el mis­mo sen­ti­do la in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad de la prohi­bi­ción ab­so­lu­ta del con­su­mo re­crea­ti­vo de la ma­ri­gua­na, con lo que es­ta­ble­ció ju­ris­pru­den­cia. El pro­mo­tor fue el mi­nis­tro Ar­tu­ro Zal­dí­var, que lo trae des­de no­viem­bre de 2015. Es un pa­so de­fi­ni­ti­vo pa­ra su des­pe­na­li­za­ción; y 3. CON­FU­SIÓN. Lo que hi­cie­ron HR Ra­tings y Fitch fue cam­biar de es­ta­ble a ne­ga­ti­va la pers­pec­ti­va de la deu­da so­be­ra­na de Mé­xi­co, no la ca­li­fi­ca­ción. Moody´s la de­ja in­tac­ta, pe­ro ad­vier­te que can­ce­lar Tex­co­co pro­du­ce mu­cha in­cer­ti­dum­bre. Su preo­cu­pa­ción es la deu­da de Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos y la fal­ta de co­mu­ni­ca­ción con el go­bierno elec­to. Nos ve­mos ma­ña­na, pe­ro en pri­va­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.