Es­ta­do de Mé­xi­co es se­gun­do en­tre los más co­rrup­tos: Ine­gi

De acuer­do con ci­fras ob­te­ni­das por el ins­ti­tu­to en 2017, los trá­mi­tes “irre­gu­la­res” del or­den es­ta­tal se en­cuen­tran por en­ci­ma de los fe­de­ra­les y mu­ni­ci­pa­les en la pre­va­len­cia de es­ta si­tua­ción

Milenio Edo de México - - Portada - ALE­JAN­DRA GU­DI­ÑO Y NANCY EN­RÍ­QUEZ,

El Es­ta­do de Mé­xi­co fi­gu­ra en se­gun­do lu­gar, de­trás de la Ciudad de Mé­xi­co, en la pre­va­len­cia de ac­tos de co­rrup­ción con­tra uni­da­des eco­nó­mi­cas, don­de en 11 de ca­da 100 de ellas se pre­sen­ta­ron esos ca­sos, ade­más de que tan­to la en­ti­dad me­xi­quen­se co­mo la ve­ci­na en­ti­dad apa­re­cen en­tre los seis es­ta­dos en los que los ciu­da­da­nos tam­bién son víc­ti­mas de he­chos co­rrup­tos. Lo an­te­rior, de acuer­do con ci­fras del INE­GI de 2017, a pro­pó­si­to del Día In­ter­na­cio­nal con­tra la Co­rrup­ción (9 de di­ciem­bre), con da­tos pro­ve­nien­tes de la En­cues­ta Nacional de Ca­li­dad e Im­pac­to Gu­ber­na­men­tal, la En­cues­ta Nacional de Ca­li­dad Re­gu­la­to­ria e Im­pac­to Gu­ber­na­men­tal en Em­pre­sas, la En­cues­ta Nacional de Vic­ti­mi­za­ción de Em­pre­sas (ENVE), el Cen­so Nacional de Go­bierno, Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca, y Sis­te­ma Pe­ni­ten­cia­rio Es­ta­ta­les y el Cen­so Nacional de Go­bier­nos Mu­ni­ci­pa­les y De­le­ga­cio­na­les. El do­cu­men­to re­fie­re que a ni­vel nacional, 14.6 por cien­to de la po­bla­ción adul­ta en con­tac­to con al­gún ser­vi­dor pú­bli­co ex­pe­ri­men­tó cier­tas si­tua­cio­nes re­la­cio­na­das con ac­tos de co­rrup­ción.

El Es­ta­do de Mé­xi­co fi­gu­ra en se­gun­do lu­gar, de­trás de la Ciudad de Mé­xi­co, en la pre­va­len­cia de ac­tos de co­rrup­ción con­tra uni­da­des eco­nó­mi­cas, don­de en 11 de ca­da 100 de ellas se pre­sen­ta­ron esos ca­sos, ade­más de que tan­to la en­ti­dad me­xi­quen­se co­mo la ve­ci­na en­ti­dad apa­re­cen en­tre los seis es­ta­dos en los que los ciu­da­da­nos tam­bién son víc­ti­mas de he­chos co­rrup­tos.

Lo an­te­rior, de acuer­do con ci­fras del INE­GI de 2017, a pro­pó­si­to del Día In­ter­na­cio­nal con­tra la Co­rrup­ción (9 de di­ciem­bre), con da­tos pro­ve­nien­tes de la En­cues­ta Nacional de Ca­li­dad e Im­pac­to Gu­ber­na­men­tal (ENCIG), la En­cues­ta Nacional de Ca­li­dad Re­gu­la­to­ria e Im­pac­to Gu­ber­na­men­tal en Em­pre­sas (ENCRIGE), la En­cues­ta Nacional de Vic­ti­mi­za­ción de Em­pre­sas (ENVE), el Cen­so Nacional de Go­bierno, Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca, y Sis­te­ma Pe­ni­ten­cia­rio Es­ta­ta­les y el Cen­so Nacional de Go­bier­nos Mu­ni­ci­pa­les y De­le­ga­cio­na­les.

Por un la­do, en el do­cu­men­to el ci­ta­do ins­ti­tu­to re­fie­re que a ni­vel nacional, 14.6 por cien­to de la po­bla­ción adul­ta en con­tac­to con al­gún ser­vi­dor pú­bli­co ex­pe­ri­men­tó al­gún ac­to de co­rrup­ción, mien­tras que 5.4 por cien­to de los es­ta­ble­ci­mien­tos fue­ron víc­ti­mas de he­chos co­rrup­tos.

Se­gún la de­fi­ni­ción, “la co­rrup­ción pue­de ser de­fi­ni­da co­mo: el abu­so de cual­quier po­si­ción de po­der, pú­bli­ca o pri­va­da con el ob­je­ti­vo de ge­ne­rar un be­ne­fi­cio in­de­bi­do a costa del bie­nes­tar co­lec­ti­vo o in­di­vi­dual” y “pue­de pre­sen­tar­se a gran­de o pe­que­ña es­ca­la”.

Los da­tos arro­ja­dos por las en­cues­tas es­ta­ble­cie­ron que “más de la mi­tad de la po­bla­ción adul­ta con­si­de­ra que es uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas que en­fren­ta el país, so­lo por de­ba­jo del te­ma de in­se­gu­ri­dad y la de­lin­cuen­cia, ade­más de que se ha acre­cen­ta­do en los úl­ti­mos años”, de ahí la re­le­van­cia del fe­nó­meno.

De he­cho, du­ran­te 2017 “nue­ve de ca­da 10 adul­tos re­si­den­tes de áreas ur­ba­nas con­si­de­ra­ron que la co­rrup­ción es una prác­ti­ca fre­cuen­te en­tre los em­plea­dos del go­bierno es­ta­tal, quie­nes bus­can ob­te­ner be­ne­fi­cios per­so­na­les co­mo di­ne­ro, re­ga­los o fa­vo­res por la pro­vi­sión de al­gún bien o ser­vi­cio”.

En es­te sen­ti­do y en el ca­so par­ti­cu­lar del Es­ta­do de Mé­xi­co, se tu­vo que 15.9 por cien­to de la po­bla­ción fue víc­ti­ma de ac­tos co­rrup­tos. La Ciudad de Mé­xi­co arro­jó 20.1 por cien­to.

“Al dis­tin­guir los trá­mi­tes de acuer­do con el ni­vel de go­bierno se pu­do iden­ti­fi­car que, en­tre la po­bla­ción, las ma­yo­res pre­va­len­cias de co­rrup­ción se pre­sen­ta­ron al rea­li­zar trá­mi­tes o te­ner con­tac­to con au­to­ri­da­des del ám­bi­to es­ta­tal, en com­pa­ra­ción con los trá­mi­tes fe­de­ra­les o mu­ni­ci­pa­les, sien­do los trá­mi­tes re­la­cio­na­dos con la pro­pie­dad y los vehi­cu­la­res los más al­tos, con 30.7 y 17.8 por cien­to, res­pec­ti­va­men­te.”, se des­ta­có en el es­tu­dio.

Por otro la­do, en cuan­to a la co­rrup­ción en las uni­da­des eco­nó­mi­cas, el aná­li­sis del INE­GI re­sal­tó que “es­tas fue­ron más sus­cep­ti­bles de ser víc­ti­mas de co­rrup­ción al so­li­ci­tar al­gún trá­mi­te o per­mi­so fe­de­ral o mu­ni­ci­pal, ne­ce­sa­rio para su ope­ra­ción, ta­les co­mo una li­cen­cia o per­mi­so de cons­truc­ción o de uso de sue­lo, un per­mi­so para im­por­tar o ex­por­tar, o en la aten­ción de al­gu­na ins­pec­ción re­que­ri­da por par­te de una au­to­ri­dad”.

El Es­ta­do de Mé­xi­co tu­vo 9.9 de ca­da 100 uni­da­des con ca­sos de co­rrup­ción, co­lo­cán­do­se en el se­gun­do lu­gar.

De acuer­do con la Se­cre­ta­ría de la Fun­ción Pú­bli­ca la co­rrup­ción “con­sis­te en el abu­so del po­der para be­ne­fi­cio pro­pio. Pue­de cla­si­fi­car­se en co­rrup­ción a gran es­ca­la, me­nor y po­lí­ti­ca, se­gún la can­ti­dad de fon­dos per­di­dos y el sec­tor en el que se pro­duz­ca”.

Re­fie­re que la co­rrup­ció­na gra­nes­ca­la con­sis­te en ac­tos co­me­ti­dos en los ni­ve­les más al­tos del go­bierno que in­vo­lu­cran la distorsión de po­lí­ti­cas o de fun­cio­nes cen­tra­les del Es­ta­do, y que per­mi­ten a los lí­de­res be­ne­fi­ciar­se a ex­pen­sas del bien co­mún

La de ac­tos de co­rrup­ción me­no­res: en el abu­so co­ti­diano de po­der por fun­cio­na­rios pú­bli­cos de ba­jo y me­diano ran­go al in­ter­ac­tuar con ciu­da­da­nos co­mu­nes, quie­nes a me­nu­do in­ten­tan ac­ce­der a bie­nes y ser­vi­cios bá­si­cos en ám­bi­tos co­mo hos­pi­ta­les, es­cue­las, de­par­ta­men­tos de policía y otros or­ga­nis­mos.

Den­tro de la cla­si­fi­ca­ción, la co­rrup­ción po­lí­ti­ca, re­fie­re, es la ma­ni­pu­la­ción de po­lí­ti­cas, ins­ti­tu­cio­nes y nor­mas de pro­ce­di­mien­to en la asig­na­ción de re­cur­sos y fi­nan­cia­mien­to por par­te de los res­pon­sa­bles de las de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas, quie­nes se abu­san de su po­si­ción para con­ser­var su po­der, es­ta­tus y pa­tri­mo­nio.

Es con­si­de­ra­da un abu­so del po­der para ob­te­ner un be­ne­fi­cio pro­pio.

ARCHIVO

Pue­de cla­si­fi­car­se a gran es­ca­la, me­nor y po­lí­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.