Ar­tu­ro Ar­gen­te

Opor­tu­ni­da­des de la opo­si­ción en Mé­xi­co

Milenio Edo de México - - Portada - AR­TU­RO AR­GEN­TE Di­rec­tor de la Es­cue­la de Cien­cias So­cia­les y Go­bierno / Tec de Monterrey, Cam­pus To­lu­ca

Mé­xi­co es­ta ates­ti­guan­do un “tsu­na­mi po­lí­ti­co” con el triun­fo ob­te­ni­do por Mo­re­na en el que se po­ne fin a la he­ge­mo­nía del PRI y PAN des­pués de 70 años de tran­si­ción. La mo­les­tia de un pue­blo fue ma­ni­fies­ta an­te el ro­tun­do triun­fo de Ló­pez Obra­dor.

Es­te triun­fo se tra­du­ce en un país que, an­te la co­rrup­ción e in­efi­cien­cia de su cla­se go­ber­nan­te, de­man­da­ron a gri­tos un cam- bio. El har­taz­go y el enojo al sis­te­ma en­ca­be­za­do por En­ri­que Pe­ña Nie­to pu­die­ron des­per­tar a un pue­blo que pa­re­cía dor­mi­do. La vic­to­ria de Ló­pez Obra­dor po­ne “en la lo­na”, a ni­vel nacional, a la es­truc­tu­ra tra­di­cio­nal de par­ti­dos de Mé­xi­co de­jan­do un ca­mino in­cier­to al PRI, PAN y PRD.

En­tre mu­chos di­ri­gen­tes del de­no­mi­na­do vie­jo PRI cun­de la preo­cu­pa­ción de que, de no lo­grar una tran­si­ción rá­pi­da en el po­der del par­ti­do, la es­truc­tu­ra se pue­da ver ab­sor­bi­da por el as­cen­so de Mo­re­na.

El fu­tu­ro de la de­re­cha tam­po­co es na­da ha­la­güe­ño. El PAN se ve aho­ra en­vuel­to en una es­ci­sión pro­fun­da que agu­di­za su do­lo­ro­sa caí­da.

El PRD es un ver­da­de­ro “desas­tre po­lí­ti­co ins­ti­tu­cio­nal” don­de la ca­ren­cia de un li­de­raz­go efi­cien­te se ha­ce ca­da día más pal­pa­ble y sus tri­bus se ven ca­da vez más dé­bi­les y des­or­ga­ni­za­das.

Hoy la opo­si­ción en Mé­xi­co se en­cuen­tra arrin­co­na­da y de­va­lua­da con la lo­za de un des­pres­ti­gio y dé­fi­cit po­lí­ti­co que lle­na de pe­si­mis­mo a sus res­pec­ti­vas es­truc­tu­ras y que dan la ima­gen de ca­re­cer de la ca- pa­ci­dad de ade­cuar una re­for­ma in­ter­na que sa­cu­da los vie­jos vi­cios que los lle­va­ron a en­ca­rar una derrota nun­ca an­tes vis­ta.

Es mo­men­to de abrir­le es­pa­cios a la crea­ti­vi­dad y rea­li­zar una ver­da­de­ra” au­to­crí­ti­ca” ha­cía las cons­tan­tes fa­llas que los lle­vó a en­fren­tar sus fra­ca­sos.

Pe­ro aún an­te tan­to pe­si­mis­mo, la opo­si­ción se en­cuen­tra an­te una co­yun­tu­ra his­tó­ri­ca que le pue­de per­mi­tir vol­ver a sus orí­ge­nes y po­ner­se al ser­vi­cio de la gen­te. Se pre­sen­ta la gran opor­tu­ni­dad de que ca­da par­ti­do se re­cons­tru­ya so­bre ba­ses nue­vas y plan­tear un nue­vo pac­to fun­da­cio­nal po­lí­ti­co, so­cial y ciu­da­dano so­bre el ci­mien­to de la so­be­ra­nía, la jus­ti­cia, la igual­dad y la so­li­da­ri­dad. Es ne­ce­sa­rio abrir los es­pa­cios para que se reali­ce un am­plio de­ba­te de ideas en­tre las hues­tes­de ca­da par­ti­do y le den di­rec­ción y for­ma a la nue­va opo­si­ción de es­ta na­ción.

¿Pue­de ser la cri­sis un mo­men­to opor­tuno para arries­gar?

No se pue­de pre­ten­der que las co­sas cam­bien si siem­pre ha­ce­mos lo mis­mo.

El PRD es un ver­da­de­ro “desas­tre po­lí­ti­co ins­ti­tu­cio­nal”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.