“Na­rro de­nun­cia la si­mu­la­ción de una elec­ción priis­ta pac­ta­da”

Milenio Edo de México - - Portada - Héc­tor Agui­lar Ca­mín

Jo­sé Na­rro, pres­ti­gia­do priis­ta, res­pe­ta­do per­so­na­je pú­bli­co, ha re­nun­cia­do en una sola de­ci­sión a con­ten­der por la pre­si­den­cia de su par­ti­do y al par­ti­do mis­mo.

Se tra­ta de una re­nun­cia po­co priis­ta en reali­dad, sin pe­los en la len­gua, una re­nun­cia que ex­po­ne con ni­ti­dez sus ra­zo­nes y que es a la vez un aná­li­sis,

una crí­ti­ca y una ex­pli­ca­ción de lo que su­ce­de en el PRI.

La re­nun­cia tie­ne me­su­ra y mo­da­les priis­tas de ca­ra a los mi­li­tan­tes del par­ti­do, pe­ro tie­ne tam­bién vi­gor y du­re­za inusua­les con sus di­ri­gen­tes y con sus muy priis­tas arre­glos cu­pu­la­res, es­ta vez en el ca­mino de vol­ver­se un par­ti­do sa­té­li­te del par­ti­do go­ber­nan­te y del pre­si­den­te en turno.

Na­rro de­nun­cia la si­mu­la­ción de unas elec­cio­nes par­ti­da­rias que han si­do pac­ta­das por los go­ber­na­do­res priis­tas con el nue­vo go­bierno y se nie­ga a ser par­te de la co­me­dia.

Su diag­nós­ti­co coin­ci­de con una an­ti­gua hi­pó­te­sis de la opi­nión pú­bli­ca so­bre el mo­re­nis­mo lar­va­do del PRI y el priis­mo his­tó­ri­co de Mo­re­na.

Se­gún esa hi­pó­te­sis, ya des­de la elec­ción de 2018, el PRI se ha­bría in­cli­na­do por Mo­re­na, an­tes que por su can­di­da­to pre­si­den­cial, al que no sen­tía su­yo.

Hoy, a la ho­ra del go­bierno de Mo­re­na, el PRI se sien­te a la vez obli­ga­do y có­mo­do ca­yen­do del la­do de los triun­fa­do­res, vol­vién­do­se su alia­do.

Uno tie­ne la im­pre­sión de que esa alian­za aca­ba­rá de li­cuar al PRI , de­jan­do el cam­po de la opo­si­ción a otros par­ti­dos, mien­tras el PRI se su­ma a la cons­truc­ción de la nue­va he­ge­mo­nía po­lí­ti­ca, del bra­zo de Mo­re­na.

Hay en to­do es­to mu­cho priis­mo an­ti­guo, priis­mo de alian­zas cu­pu­la­res y pre­su­pues­ta­les, de in­co­mo­di­dad co­mo par­ti­do de opo­si­ción y de con­fort co­mo par­ti­do del go­bierno, aun­que sea co­mo par­ti­do sa­té­li­te.

Se­rá un sa­té­li­te cru­cial, hay que de­cir­lo, que fa­ci­li­ta­rá enor­me­men­te pa­ra Mo­re­na la cons­truc­ción de la he­ge­mo­nía que bus­ca.

Ve­re­mos lo que di­cen los vo­tan­tes y la opi­nión pú­bli­ca.

Lo que ha di­cho Na­rro, por lo pron­to, tie­ne un sa­bor de ver­dad res­pec­to de lo que la so­cie­dad pue­de es­pe­rar del PRI y el PRI de la so­cie­dad: po­co o na­da, y has­ta me­nos que eso.

El he­cho es aná­li­sis, crí­ti­ca y ex­pli­ca­ción de lo que su­ce­de en el PRI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.