Ta­la clan­des­ti­na se agra­va en Ocui­lan

Po­bla­do­res en Ocui­lan ce­rra­ron el pa­so por­que re­sul­ta des­alen­ta­dor mi­rar un pai­sa­je­cor­ta­do

Milenio Edo de México - - Portada - ABADIEL MAR­TÍ­NEZ, OCUI­LAN

Ha­bi­tan­tes del po­bla­do San­ta Mart­ha, en Ocui­lan, blo­quea­ron la ca­rre­te­ra San­ta Mart­ha-La­gu­nas de Zem­poa­la, tras ar­gu­men­tar que es­tán har­tos de la ta­la clan­des­ti­na en va­rias co­mu­ni­da­des de es­ta de­mar­ca­ción. En un re­co­rri­do por va­rios pa­ra­jes, ha­bi­tan­tes re­ve­la­ron que el pai­sa­je es des­alen­ta­dor.

Ha­bi­tan­tes del po­bla­do San­ta Mart­ha, en Ocui­lan, blo­quea­ron la ca­rre­te­ra San­ta Mart­ha-La­gu­nas de Zem­poa­la, ca­mino que tam­bién con­du­ce a Cuer­na­va­ca, Mo­re­los, ar­gu­men­tan­do que es­tán har­tos de la ta­la clan­des­ti­na en va­rias co­mu­ni­da­des de es­ta de­mar­ca­ción.

En un re­co­rri­do por va­rios pa­ra­jes, ha­bi­tan­tes re­ve­la­ron que el pai­sa­je es des­alen­ta­dor de­bi­do al azo­te de es­ta pro­ble­má­ti­ca. Tan so­lo en La Pie­dra y La Ca­chu­cha, co­mu­ni­dad de San Juan At­zin­go, a pie de ca­rre­te­ra se pue­de ob­ser­var un gran nú­me­ro de ar­bo­la­do cor­ta­do con mo­to­sie­rra, lo cual ase­gu­ran es a cual­quier ho­ra del día, en con­tras­te con años an­te­rio­res, cuan­do so­lo era por las no­ches.

Des­cri­ben que hay ca­mio­ne­tas que suben y ba­jan car­ga­das con to­ne­la­das de ma­de­ra, y pue­den tar­dar me­nos de 50 mi­nu­tos en de­rri­bar uno, agru­par­lo en ma­de­ros e ir­se en to­tal im­pu­ni­dad.

En La Ca­chu­cha se en­cuen­tra el Río Agua Ben­di­ta que es­tá com­ple­ta­men­te se­co, y lo re­la­cio­nan al im­pac­to am­bien­tal que han de­ja­do los ta­la­mon­tes.

Fé­lix Alberto Li­na­res, al­cal­de de Oclui­lan, en­ca­be­zó di­cho mo­vi­mien­to pues ase­gu­ró que es­tas ac­cio­nes ile­ga­les se han pre­sen­ta­do des­de ha­ce tres dé­ca­das don­de más de 12 mil hec­tá­reas de bos­que han si­do con­su­mi­das y pe­se a las cons­tan­tes de­nun­cias, po­co han ayu­da­do las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les. “Nos he­mos di­ri­gi­do al pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, al go­ber­na­dor, la Pro­cu­ra­du­ría Fe­de­ral de Pro­tec­ción al Am­bien­te, la Se­cre­ta­ría de Me­dio Am­bien­te y Re­cur­sos Na­tu­ra­les, Pro­cu­ra­du­ría del Me­dio Am­bien­te, es de­cir, a to­das las ins­tan­cias com­pe­ten­tes, pe­ro na­die nos ha res­pon­di­do, so­lo se que­da en reunio­nes”.

Agre­gó que hay ta­lahor­mi­ga a ma­nos de po­bla­do­res de es­ca­sos re­cur­sos; sin em­bar­go, aun­que re­co­no­ció que es de­li­to, ex­pli­ca que no es un da­ño gra­ve.

“Hay que ser cla­ros. En Ocui­lan hay ile­ga­li­dad y de­lin­cuen­cia am­bien­tal or­ga­ni­za­da. Hay gen­te que se de­di­ca a ha­cer car­bón y eso en Ocui­lan ha si­do his­tó­ri­co, hay gen­te que se de­di­ca a ven­der, pe­ro el da­ño es mí­ni­mo por­que es gen­te que cor­ta un ár­bol pa­ra so­bre­vi­vir”.

A di­fe­ren­cia de es­to, ase­gu­ra que el uso de mo­to­sie­rras re­ti­ra 300 ár­bo­les al día, y es per­pe­tra­do por gru­pos cri­mi­na­les que han azo­ta­do a es­te mu­ni­ci­pio des­de ha­ce mu­chos años.

“Vie­ne lo que es la de­lin­cuen­cia am­bien­tal or­ga­ni­za­da, por­que hay hal­co­nes y aquí hay mu­chos hal­co­nes, ar­mas y co­mu­ni­ca­ción, ya hay 50 mo­to­sie­rras, ti­ran 300, 400 ár­bo­les dia­rio, es­tán su­ma­men­te or­ga­ni­za­dos. Al po­li­cía se le da su la­na… la ver­dad es que son es­ta­les y no du­do que mu­ni­ci­pa­les, uno o dos, es­tén in­vo­lu­cra­dos”.

Ma­ni­fes­tó que por es­te ti­po de ta­la, los cri­mi­na­les ga­nan mi­llo­nes de pe­sos y re­fi­rió que las to­ne­la­das de ma­de­ra lle­gan a gran­des co­mer­cia­li­za­do­ras aun­que sea un pro­duc­to ile­gal.

“Esa ma­de­ra no se uti­li­za pa­ra ven­der­la en un mer­ca­di­to, esa ma­de­ra se uti­li­za pa­ra ven­der­la en ma­de­re­rías gran­des don­de en el mo­men­to que en­tra la ma­de­ra, no sa­be­mos có­mo, pe­ro se con­vier­te en le­gal.”

El edil ofre­ció dis­cul­pas a los au­to­mo­vi­lis­tas que por más de ocho ho­ras se vie­ron afec­ta­dos por el blo­queo; no obs­tan­te, ase­gu­ró que es la úni­ca for­ma en que las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les atien­dan la pro­ble­má­ti­ca.

TA­NIA CON­TRE­RAS.

El pa­no­ra­ma es de­sola­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.