Lla­ma­do

Milenio Edo de México - - México - IG­NA­CIO AL­ZA­GA JUAN CAR­LOS BAU­TIS­TA

“Que aga­rren a la ví­bo­ra”, sol­tó Fran­cis­co Ja­vier Bau­tis­ta Áva­los, sa­cer­do­te de la pa­rro­quia Cris­to Sal­va­dor, en la mi­sa de cuer­po pre­sen­te de Hu­go Leo­nar­do Aven­da­ño. Se re­fi­rió a que las au­to­ri­da­des te­nían que atra­par al ase­sino.

El cu­ra, sin em­bar­go, fue de­te­ni­do ayer por la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia ca­pi­ta­li­na co­mo pre­sun­to res­pon­sa­ble del ho­mi­ci­dio del diá­cono y re­cién egre­sa­do de la ca­rre­ra de Psi­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad In­te­rcon­ti­nen­tal.

Agen­tes de in­ves­ti­ga­ción lo cap­tu­ra­ron es­te miér­co­les en Ciu­dad de Mé­xi­co con ba­se en una or­den de aprehen­sión que la Fis­ca­lía de Ho­mi­ci­dios so­li­ci­tó y ob­tu­vo de un juez de con­trol por el de­li­to de ho­mi­ci­dio do­lo­so agra­va­do.

El mó­vil del ase­si­na­to apun­ta a un pro­ble­ma “de ín­do­le per­so­nal”, aun­que los fa­mi­lia­res de Hu­go Leo­nar­do ase­gu­ra­ron que se tra­tó de un cri­men pre­me­di­ta­do pa­ra “ca­llar­lo”, por­que iba a de­nun­ciar va­rias irre­gu­la­ri­da­des que no es­pe­ci­fi­ca­ron pú­bli­ca­men­te.

So­bre la de­ten­ción del sa­cer­do­te, la Ar­qui­dió­ce­sis Pri­ma­da de Mé­xi­co in­for­mó que “la Igle­sia ca­tó­li­ca de Ciu­dad de Mé­xi­co es­pe­ra y con­fía en que el tra­ba­jo de las au­to­ri­da­des en­car­ga­das de la in­ves­ti­ga­ción y pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia sea efi­caz, ri­gu­ro­so, ape­ga­do es­tric­ta­men­te a de­re­cho y res­pe­tuo­so de las ga­ran­tías y de­re­chos hu­ma­nos de las víc­ti­mas, sus fa­mi­lias y de quie­nes even­tual­men­te sean impu­tados de al­gu­na pre­sun­ta res­pon­sa­bi­li­dad”.

En un co­mu­ni­ca­do, reite­ró su ple­na dis­po­si­ción pa­ra apor­tar la in­for­ma­ción que sea re­que­ri­da pa­ra el avan­ce de las in­da­ga­to­rias y ex­pre­só su pro­fun­da cer­ca­nía con quie­nes han si­do afec­ta­dos por la vio­len­cia y la fal­ta de se­gu­ri­dad en Mé­xi­co.

“Que San­ta Ma­ría de Gua­da­lu­pe nos con­ce­da ser ca­da vez más fra­ter­nos y so­li­da­rios pa­ra cons­truir una so­cie­dad se­gu­ra y en paz”, pun­tua­li­zó.

MI­LE­NIO dio a co­no­cer el 14 de ju­nio que los in­ves­ti­ga­do­res lo

Pre­ci­sa­men­te la fa­mi­lia de Nor­ber­to pi­dió a las au­to­ri­da­des “no po­li­ti­zar el ca­so”, fre­nar las in­fil­tra­cio­nes y ya no li­ti­gar en los me­dios.

ubi­ca­ron co­mo el prin­ci­pal sos­pe­cho­so, con ba­se en tes­ti­mo­nios, se­gui­mien­to de las imá­ge­nes cap­ta­das por cá­ma­ras de se­gu­ri­dad y la re­vi­sión de re­gis­tros de las lla­ma­das que hi­zo a tra­vés de su te­lé­fono ce­lu­lar, en­tre otros da­tos de prue­ba.

Aven­da­ño ser­vía co­mo au­xi­liar del pá­rro­co Bau­tis­ta Áva­los. De acuer­do con la car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción CI-E-FIPEDE/C/UI-1 C/D/1478/06-2019, al­re­de­dor de las 23 ho­ras del 11 de ju­nio, la vic­ti­ma avi­só a fa­mi­lia­res que iba a la pa­rro­quia Cris­to Sal­va­dor, que se ubi­ca en Al­fre­do V. Bon­fil, co­lo­nia Mi­guel Hidalgo, Ter­ce­ra Sec­ción, al­cal­día Tlal­pan, por­que de­jó “tra­ba­jo pen­dien­te”.

Su­pues­ta­men­te ahí se reunió con el sa­cer­do­te y to­ma­ron el mis­mo rum­bo en sus vehícu­los. El 12 de ju­nio Hu­go Leo­nar­do fue ha­lla­do muer­to en el asien­to tra­se­ro de su ca­mio­ne­ta, en un pa­ra­je de la ca­lle Eu­ca­lip­to, es­qui­na ca­mino a la Ma­ria­na, co­lo­nia Hé­roes de 1910, al­cal­día Tlal­pan. Fue es­tran­gu­la­do.

En la mis­ma de cuer­po pre­sen­te, el pá­rro­co di­jo an­te me­dios de co­mu­ni­ca­ción: “Que aga­rren a la ví­bo­ra, hay que sa­car no­so­tros el ve­neno, eses el per­dón que no­so­tros da­mos. Dios lo per­do­ne (al ho­mi­ci­da), no­so­tros tam­bién, pe­ro que la jus­ti­cia ha­ga lo su­yo”.

La abo­ga­da Per­la Es­ca­lan­te y No­re­lia Her­nán­dez, ma­má de Nor­ber­to, se di­ri­gen a re­por­te­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.