La ma­ta­mos por­que nos veía ñe­ros y na­cos:ElMons­truo­deE­ca­te­pec

Milenio Edo de México - - México - IS­RAEL NA­VA­RRO

La par­ti­ci­pa­ción de Pa­tri­cia Mar­tí­nez Dá­vi­la en los ase­si­na­tos de su es­po­so, Juan Car­los Her­nán­dez Bé­jar, fue más allá de “una or­den”, “de pe­dir la ca­be­za”, por­que al me­nos en un ca­so sí par­ti­ci­pó de ma­ne­ra ac­ti­va apu­ña­lan­do a una de sus víc­ti­mas.

En la au­dien­cia en la que una juez de con­trol sen­ten­ció a la pa­re­ja a 40 años de pri­sión por fe­mi­ni­ci­dio con­tra Ar­let Sa­man­ta, ElMons­truo­deE­ca­te­pec con­fe­só es­te cri­men per­pe­tra­do el 25 de abril de 2018.

Na­rró que co­no­ció a Ar­let en oc­tu­bre de 2017, cuan­do se mu­dó jun­to con su es­po­sa a la mis­ma ve­cin­dad. “Ella iba ba­jan­do las es­ca­le­ras y nos mi­ra­mos a los ojos, tu­vi­mos quí­mi­ca, co­mo si ella su­pie­ra que yo le iba a qui­tar la vi­da. Sa­bía que era el pró­xi­mo bis­ne”, con­tó.

Fue así que or­de­nó a Pa­tri­cia el mis­mo mo­du­so­pe­ran­di: en­gan­char­la, ha­cer­se de su con­fian­za, ma­tar­la y mu­ti­lar­la. “Me en­te­ré por otra ve­ci­na que ella nos veía co­mo ñe­ros y na­cos. Esa era una ofen­sa pa­ra mi mu­jer y quien la ofen­da de­be des­apa­re­cer”.

Juan Car­los ase­gu­ró que tu­vo el per­mi­so de “la me­ra je­fa de las ope­ra­cio­nes”, su es­po­sa, pa­ra es­tar con Ar­let, a quien des­cri­bió co­mo “her­mo­sa, in­te­li­gen­te, pers­pi­caz”.

A prin­ci­pios de abril, lue­go de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.