Su­frió ame­na­zas de se­cues­tro

Chi­vas. En su pre­sen­ta­ción con el Re­ba­ño Sa­gra­do, el de­lan­te­ro di­jo que uno de los mo­ti­vos pa­ra sa­lir de las Águilas fue­ron las in­ti­mi­da­cio­nes so­bre su es­po­sa e hi­jos

Milenio Edo de México - - La Afición - RO­DRI­GO CA­MA­CHO GUA­DA­LA­JA­RA

Ori­be Pe­ral­ta fue pre­sen­ta­do en Chi­vas, la que se­rá su nue­va ca­sa a par­tir del Aper­tu­ra 2019, y cuan­do se le pre­gun­tó por los mo­ti­vos que lo lle­va­ron a de­jar Amé­ri­ca, sor­pren­dió al apun­tar que uno fue ex­tra fut­bo­lís­ti­co, por­que re­ve­ló que fue víc­ti­ma de ame­na­zas de se­cues­tro pa­ra su es­po­sa e hi­jos.

El la­do más hu­mano de Pe­ral­ta se vio vul­ne­ra­do en lo que de­fi­nió co­mo una si­tua­ción muy fuer­te. “Hu­bo una si­tua­ción per­so­nal que tam­bién me hi­zo mo­ver­me, creo que a mu­chas per­so­nas les pa­sa es­to, no de­be­ría­mos de per­mi­tir­lo, de­be­ría­mos de ser más ra­cio­na­les. Fue una ame­na­za fuer­te de se­cues­tro ha­cia mi es­po­sa y ha­cia mis hi­jos. Fue una de las cau­sas que in­flu­yó en que yo es­tu­vie­ra acá, pe­ro no fue en su cien por cien­to”, co­men­tó.

Ori­be aho­ra es­tá en­fo­ca­do en de­fen­der la cau­sa ro­ji­blan­ca, a la cual ya ve co­mo una fa­mi­lia y la de­fen­de­rá co­mo tal. “A mí me en­se­ña­ron que mi pri­mer equi­po era mi fa­mi­lia y lo te­nía que de­fen­der co­mo tal”, ex­pre­só cuan­do se le cues­tio­nó so­bre su tras­pa­so del Amé­ri­ca al Gua­da­la­ja­ra, al­go prohi­bi­do en el mun­do del afi­cio­na­do. Pe­ro el con­tex­to de la de­ci­sión de Pe­ral­ta no se ubi­ca úni­ca­men­te den­tro del as­pec­to eco­nó­mi­co, sino tam­bién en la ca­li­dad de vi­da que pu­die­ra te­ner su pro­pio en­torno.

El Ce­pi­llo re­cal­có que es­te mo­men­to de su vi­da pro­fe­sio­nal so­lo es el fi­nal de un ci­clo en Coa­pa y el ini­cio de otro en Ver­de Va­lle: “Es­toy muy agra­de­ci­do por el apo­yo que me brin­da­ron en Amé­ri­ca. Los ci­clos ter­mi­nan. Yo creí que mi ci­clo ha­bía ter­mi­na­do y hoy es­toy ini­cian­do uno nue­vo”.

Pa­ra que no que­da­ra nin­gu­na du­da acer­ca de la re­gla que Chi­vas pu­do ha­ber ro­to con la con­tra­ta­ción de Pe­ral­ta, Jo­sé Luis Hi­gue­ra, CEO del Re­ba­ño Sa­gra­do, abor­dó el te­ma co­mo una ex­cep­ción. “Es­to no se de­be de ha­cer. Real­men­te las ex­cep­cio­nes en la vi­da son lo que con­fir­man la re­gla. Esa ex­cep­ción, si ha­bía que to­mar­la en es­tos 16 años, era aho­ra con un ju­ga­dor con las ca­rac­te­rís­ti­cas de Ori­be”, ma­ni­fes­tó el di­rec­ti­vo. “Pe­ro que que­de muy cla­ro a la afi­ción que es­to no va a ser el día a día, ni nos va­mos a es­tar fi­jan­do en ju­ga­do­res ame­ri­ca­nis­tas”.

La di­rec­ti­va cum­plió con aden­trar a Ori­be en Gua­da­la­ja­ra. Eso sí, el de To­rreón no se pu­so la pla­ye­ra ro­ji­blan­ca, pe­ro sí mos­tró los co­lo­res de la ins­ti­tu­ción con su tra­je azul, su ca­mi­sa blan­ca y su cor­ba­ta ro­ja. Al fi­nal se des­pi­dió con una son­ri­sa que au­gu­ra­ba un fu­tu­ro, si no exi­to­so, por lo me­nos más se­gu­ro.

No fue un re­fe­ren­te

Pe­ro la sa­li­da de Ori­be si­gue te­nien­do eco en Amé­ri­ca, ayer por la ma­ña­na, Mi­guel He­rre­ra, ex en­tre­na­dor de Pe­ral­ta en las Águilas, co­men­tó que fue al­go que lo to­mó por sor­pre­sa y an­te

la po­lé­mi­ca que ha ge­ne­ra­do su fi­cha­je con Chi­vas, el Pio­jo fue di­rec­to y di­jo que el ata­can­te si bien era un ju­ga­dor im­por­tan­te y go­za­ba de pe­so en el ves­tua­rio, no era un re­fe­ren­te del cua­dro de Coa­pa, por­que no se hi­zo en el seno azul­cre­ma.

“Son de­ci­sio­nes que to­ma el ju­ga­dor, fue una de­ci­sión to­ma­da por él, me ca­yó de sor­pre­sa y no po­de­mos cor­tar­le la am­bi­ción de se­guir ju­gan­do. Ori­be no es un ju­ga­dor na­ci­do en Amé­ri­ca, es dis­tin­to, si en su mo­men­to hu­bie­ra si­do Cuauh­té­moc Blan­co que es un re­fe­ren­te cien por cien­to del club, en­ton­ces sí te brin­ca. Fue un ju­ga­dor im­por­tan­te es­tos cin­co años que du­ró su ci­clo en Amé­ri­ca, era el ca­pi­tán jun­to con Paul y Mar­che­sín, pe­ro fue una de­ci­sión del ju­ga­dor, se­gui­re­mos tra­ba­jan­do pa­ra que la afi­ción apo­ye al que ven­ga, así de­be ser, hoy hay ído­los y ma­ña­na ha­brá otros, la gen­te de­be es­tar con­ten­ta con lo que le en­tre­gó Ori­be”, di­jo el en­tre­na­dor ame­ri­ca­nis­ta.

MEXSPORT

Ori­be Pe­ral­ta, du­ran­te su pre­sen­ta­ción con Chi­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.