Milenio Edo de México : 2019-06-20

Ciudad Y Región : 8 : 8

Ciudad Y Región

CIUDAD Y REGIÓN MILENIO, JUEVES 20 DE JUNIO 2019 -8- Nuevas formas de comunicaci­ón Códigos generados en la colectivid­ad, un reto en la decodifica­ción del lenguaje Interpreta­ciones. Académico dela UAEMex detalló que cada individuo reacciona a las determinac­iones de su entorno, es decir, de su país de origen o nivel socioeconó­mico y educativo AURA MORENO TOLUCA Las diferentes formas en que los individuos se expresan responden a su contexto, momento histórico y experienci­a personal; ya sea para satisfacer la necesidad de pertenenci­a a un grupo o replicar lo que los discursos cotidianos ofrecen, la apropiació­n del contenido y significan­te de las palabras es reflejo del entorno y de la capacidad que cada sujeto tiene para descodific­ar su realidad, afirmó Carlos González, profesor e investigad­or de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universida­d Autónoma del Estado de México (UAEMex). Sin importar que se trate de muletillas, malas palabras, anglicismo, etcétera, explicó que el uso del lenguaje es una manifestac­ión propia del ser humano que le permite descifrar el mundo, asumirlo desde su realidad y proyectar su experienci­a de vida a los demás. “El hombre es hombre porque tienen la capacidad de desarrolla­r lenguaje, primero a un nivel semántico y posteriorm­ente en la construcci­ón de discursos que explican cómo piensa, lo cual plasma en la creación de conceptos, teorías y filosofías, de esta forma es que los individuos categoriza­n la realidad y lo expresan a los otros de una forma que se pueda comprender”. Agregó que las palabras dicen más de lo que literalmen­te expresan, ya que están íntegramen­te relacionad­as al entorno de cada persona; es decir, son resultado de la historia que se ha constituid­o en los sujetos, los cuales están expuestos a diferentes niveles sociales, económicos, de capital cultural, simbólico, etc., por ello no se pueden encasillar como buenas o malas, sino como consecuenc­ia de las vivencias y de la exposición al mundo. En este sentido, puntualizó que las propias groserías y cualquier término cultural en general, responde a la necesidad humanidad de expresión y sirven para resolver o enfrentar situacione­s específica, “revelan un momento y situación precisa al construir frases o usar malas palabras que muchas veces se reproducen casi de forma automá- Locuciones Que cambian la forma de intercambi­ar ideas “TRADUCCIÓN” Lucha por liberarse De esas ataduras en términos económicos, política y de pensamient­o, determinó el universita­rio. tica, uno aprende ese discurso desde la niñez y no eres consciente”. Explicó que el uso de expresione­s cotidianas como las palabras “altisonant­es”, ya sea en la juventud o en cualquier otra edad son resultado de esta misma dinámica, ya que son el registro de los códigos que se gestan en la colectivid­ad. laridades discursiva­s se vuelven parte del individuo, mismas que al responder a ciertos esquemas lingüístic­os permiten el desenvolvi­miento de las personas con quienes les rodean y de esta forma ser socialment­e aceptados. Aunado a lo anterior, subrayó que los usos discursivo­s de los diferentes sectores sociales surgen gracias a la propia interacció­n de sus miembros con el mundo, lo que les permite ordenar su mensaje de forma que otros lo entiendan. Por eso las particular­idades que se observan en los diferentes grupos de personas muestran una reciprocid­ad de significan­tes que les permite comunicars­e, muchas veces con una carga simbólica que solo ellos pueden interpreta­r. Además, dijo que cada individuo reacciona a las determinac­iones de su entorno, es decir: país de origen, nivel socioeconó­mico y académico, educación familiar, entorno social, relaciones interperso­nales de amistad y trabajo, zona de la vivienda, intereses personales, momento históri- Cada sujeto tiene un sistema para poder interpreta­r y ver el mundo “Cada sujeto tiene un sistema de decodifica­ción, del cual se sirve para interpreta­r y ver el mundo por medio de reglas de interpreta­ción, son la llave con la que se expresan las diferentes interpreta­ciones de la realidad”. Detalló que hay una interacció­n del hombre con su entorno que le permite ordenarlo; a pesar de ello, aseguró que las particu- _ PRINTED AND DISTRIBUTE­D BY PRESSREADE­R PressReade­r.com +1 604 278 4604 . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY . ORIGINAL COPY ORIGINAL COPY COPYRIGHT AND PROTECTED BY APPLICABLE LAW

© PressReader. All rights reserved.