AMLO: agra­vios de ida y vuel­ta

Milenio Edo de México - - Al Frente - JO­SÉ LUIS MAR­TÍ­NEZ S.

En

el dis­cur­so de ce­le­bra­ción por su con­tun­den­te vic­to­ria elec­to­ral del 1 de ju­lio de 2018, el pa­sa­do miér­co­les An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor en­fa­ti­zó dos ras­gos de su go­bierno: “no se es­pía ni se per­si­gue a na­die y la opo­si­ción se ma­ni­fies­ta con libertad; nun­ca, en más de un si­glo, se ha­bía in­sul­ta­do tan­to a un Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, y la res­pues­ta ha si­do la to­le­ran­cia y la no cen­su­ra”.

El car­tu­jo lo es­cu­chó aten­to y con­mo­vi­do, pe­ro la ter­ca me­mo­ria (co­mo di­ría el fun­da­dor de la re­vis­ta Pro­ce­so) lo lle­vó de­re­chi­to al ar­tícu­lo “AMLO poe­ta”, don­de Ga­briel Zaid es­cri­be: “Las per­so­nas que in­sul­tan sue­len te­ner un re­per­to­rio li­mi­ta­do y re­pe­ti­ti­vo. No AMLO. Es un ar­tis­ta del in­sul­to, del des­pre­cio, de la des­ca­li­fi­ca­ción. Su crea­ti­vi­dad en el uso de ad­je­ti­vos, apo­dos y la­ti­ga­zos de le­xi­có­gra­fo lla­ma la aten­ción (…)”. El au­tor de El­po­der­co­rrom­pe en­lis­ta al­gu­nos de los mu­chos tér­mi­nos uti­li­za­dos por Ló­pez Obra­dor pa­ra tun­dir, “res­pe­tuo­sa­men­te”, a sus ad­ver­sa­rios. No tie­ne ca­so re­pe­tir­los, pe­ro tal vez sí ha­cer una con­si­de­ra­ción: nun­ca, en más de un si­glo, un Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca ha­bía in­sul­ta­do tan­to a sus críticos, alen­tan­do co­mo na­die los ataques con­tra quie­nes tie­nen el atre­vi­mien­to de no pen­sar co­mo él, de no ali­near­se en­tre sus fa­ná­ti­cos, de no pren­der­le ve­la­do­ras.

Ló­pez Obra­dor men­cio­nó ese día los mu­chos lo­gros de su go­bierno. Es­cu­char­lo fue un for­mi­da­ble re­to a la ima­gi­na­ción: la pan­de­mia, la vio­len­cia, la in­se­gu­ri­dad se han ido con­tro­lan­do; la cri­sis eco­nó­mi­ca ya to­có fon­do. En su ba­lan­ce no hu­bo lu­gar pa­ra la in­cer­ti­dum­bre ni mu­cho me­nos pa­ra la de­s­es­pe­ran­za de quie­nes mi­ran es­fu­mar­se sus sue­ños. Tam­po­co pa­ra la au­to­crí­ti­ca, ex­tra­via­do co­mo es­tá en los pan­ta­no­sos ca­mi­nos del op­ti­mis­mo.

AMLO men­cio­nó su vi­si­ta al pre­si­den­te es­ta­du­ni­den­se, pe­ro no di­jo si le lle­va­rá a la Ca­sa Blan­ca un ejem­plar au­to­gra­fia­do de su li­bro Oye Trump, don­de, en­tre otras co­sas, con­de­na el ra­cis­mo y la xe­no­fo­bia del mag­na­te na­ran­ja. No di­jo si la vi­si­ta fue idea de él o de quien, aba­jo en to­das las en­cues­tas, ne­ce­si­ta con ur­gen­cia cual­quier se­ñue­lo pa­ra atraer a los vo­tan­tes me­xi­ca­nos, a quie­nes tan­to ha in­sul­ta­do…

Que­ri­dos cin­co lec­to­res, El Santo Ofi­cio los col­ma de ben­di­cio­nes. El se­ñor es­té con us­te­des. Amén.

En su ba­lan­ce no hu­bo lu­gar pa­ra la in­cer­ti­dum­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.