Bio­par­que Es­tre­lla: mil 500 ani­ma­les es­pe­ran al pú­bli­co

In­ten­si­fi­can me­di­das. La prio­ri­dad del cen­tro es con­se­guir in­gre­sos pa­ra su óp­ti­mo fun­cio­na­mien­to

Milenio Edo de México - - Ciudad Y Región - ABADIEL MAR­TÍ­NEZ

Tras la reaper­tu­ra de par­ques y zoo­ló­gi­cos en el Es­ta­do de Mé­xi­co, Bio­par­que Es­tre­lla in­ten­si­fi­có las me­di­das de sa­ni­dad pa­ra con­ver­tir­se en "Par­que Se­gu­ro"; sin em­bar­go, pe­se a pro­mo­cio­nes aún el afo­ro de vi­si­tan­tes con­ti­núa sien­do por de­ba­jo de las ex­pec­ta­ti­vas; mien­tras que di­cho cen­tro de atrac­cio­nes tie­ne que dar ali­men­to a los ani­ma­les, pa­gar suel­dos de em­plea­dos, man­te­ni­mien­to y gas­tos pa­ra in­su­mos de sa­ni­ti­za­ción.

Ubi­ca­do en el mu­ni­ci­pio de Cha­pa de Mota, en la re­gión nor­te de la en­ti­dad me­xi­quen­se, des­de la úl­ti­ma se­ma­na de ju­nio re­gre­sa­ron a sus ac­ti­vi­da­des; los más de mil 1500 ani­ma­les que se en­cuen­tran en es­te par­que vol­vie­ron a re­ci­bir aplau­sos de los vi­si­tan­tes, aun­que aho­ra son me­nos los que acu­den a dis­fru­tar de es­tos es­pa­cios.

Ge­rar­do Ló­pez San­ta­ma­ría, di­rec­tor de mer­ca­do­tec­nia en Bio­par­que Es­tre­lla ex­pli­có que han se­gui­do al pie de la le­tra ca­da una de las ins­truc­cio­nes que de­ter­mi­na­ron las au­to­ri­da­des pa­ra po­der abrir sus puer­tas nue­va­men­te e in­clu­so, pe­se a que se per­mi­tió un afo­ro del 30 por cien­to, en Bio­par­que só­lo per­mi­ten el 20, aun­que la afluencia de gen­te no lle­ga a es­te úl­ti­mo por­cen­ta­je. “Bueno, es­ta­mos muy por de­ba­jo de es­te 20 por cien­to; sin em­bar­go, es im­por­tan­te que la gen­te lle­gue con su cu­bre­bo­cas pa­ra que no po­ner en ries­go a todo vi­si­tan­te y a los tra­ba­ja­do­res”, co­men­tó.

Gas­tos im­por­tan­tes

Pun­tua­li­zó que aho­ra tam­bién se con­tem­pla otro gas­to im­por­tan­te que son los in­su­mos pa­ra de­sin­fec­tar ca­da una de las áreas, cu­bre­bo­cas, al­cohol en gel, gas­to que se suma al ali­men­to de los ani­ma­les, sa­la­rios del per­so­nal y man­te­ni­mien­to de las áreas y gra­cias a es­te es­fuer­zo el par­que ha si­do ca­ta­lo­ga­do co­mo Par­que Se­gu­ro. “Al­go im­por­tan­te es que an­tes de la en­tra­da a to­dos los vi­si­tan­tes les me­di­mos la tem­pe­ra­tu­ra, les co­lo­ca­mos gel an­ti­bac­te­rial y tam­bién te­ne­mos te­ne­mos ta­pa­tes sa­ni­ti­zan­tes; den­tro del par­que tam­bién te­ne­mos dis­tin­tos mó­du­los agua pa­ra la­var las ma­nos y al­cohol en gel; ade­más, ca­da uno de nues­tros es­pa­cios son sa­ni­ti­za­dos an­tes y des­pués de ca­da re­co­rri­do”.

Por su par­te Erick Agui­rre, ma­ne­ja­dor de lo­bos ma­ri­nos, re­co­no­ció que ha­ber tra­ba­ja­do du­ran­te la pan­de­mia y a puer­ta ce­rra­da fue di­fí­cil ya que es­ta­ban acos­tum­bra­dos al pú­bli­co y agre­gó que las fo­cas tu­vie­ron que pa­sar de cua­tro a tres co­mi­das dia­rias. “Nos afec­tó más a no­so­tros co­mo ma­ne­ja­do­res por­que es di­fí­cil no te­ner a to­da la gen­te, la ener­gía del pú­bli­co; a ellos (ani­ma­les) les trans­mi­ti­mos esa emo­ción”, pre­ci­só.

Por aho­ra la for­ma de in­gre­sar a Bio­par­que Es­tre­lla es ba­jo re­ser­va­ción por in­ter­net.

ES­PE­CIAL

Es un es­pec­tácu­lo inigua­la­ble.

ES­PE­CIAL

Ba­jo afo­ro de vi­si­tan­tes to­da­vía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.