Al­fa­ro. El te­rror del cár­tel Ja­lis­co, el ma­yor desafío de Mé­xi­co

Lla­ma a re­es­truc­tu­rar la Co­na­go co­mo con­tra­pe­so del Eje­cu­ti­vo fe­de­ral pa­ra de­fen­der las agen­das re­gio­na­les, sin que ello im­pli­que ac­tuar co­mo opo­si­to­res o se­pa­ra­tis­tas

Milenio Edo de México - - Portada - IS­RAEL NA­VA­RRO

El re­to del go­ber­na­dor de Ja­lis­co, En­ri­que Al­fa­ro, se lla­ma cár­tel Ja­lis­co Nue­va Ge­ne­ra­ción (CJNG), y re­co­no­ce que es­ta or­ga­ni­za­ción li­de­ra­da por Ne­me­sio Ose­gue­ra, El

Men­cho, ha eclip­sa­do los avan­ces en se­gu­ri­dad, co­mo la caí­da de 24 por cien­to en ho­mi­ci­dio do­lo­so.

Afir­ma que la ex­tra­or­di­na­ria re­la­ción que tie­ne con man­da­ta­rios es­ta­ta­les ve­ci­nos ha per­mi­ti­do de­te­ner el avan­ce del gru­po cri­mi­nal; sin em­bar­go, su ta­lón de Aqui­les es el lí­mi­te con Gua­na­jua­to, la zo­na de los Al­tos Nor­te, don­de se en­fren­tan el CJNG y el cár­tel San­ta Ro­sa de Li­ma, de Jo­sé An­to­nio Yé­pez, ElMa­rro.

“(El CJNG) es jus­to el re­to que te­ne­mos. Es im­por­tan­te en­ten­der que hay re­sul­ta­dos evi­den­tes en el com­ba­te a la vio­len­cia y la in­se­gu­ri­dad, pe­ro que to­da­vía te­ne­mos que tra­ba­jar más en ese otro fren­te que tie­ne que ver con el com­ba­te al cri­men or­ga­ni­za­do y sus ac­tos de te­rror en nues­tro es­ta­do”, di­ce en en­tre­vis­ta.

En lo po­lí­ti­co, Al­fa­ro lla­ma a los man­da­ta­rios del país a re­es­truc­tu­rar la Con­fe­ren­cia Na­cio­nal de Go­ber­na­do­res (Co­na­go) a fin de que fun­cio­ne co­mo con­tra­pe­so del Eje­cu­ti­vo fe­de­ral, pa­ra de­fen­der sus agen­das re­gio­na­les sin que ello im­pli­que ac­tuar co­mo opo­si­to­res o se­pa­ra­tis­tas.

¿Có­mo ha sor­tea­do Ja­lis­co la pan­de­mia de covid-19?

Im­ple­men­ta­mos una ru­ta cons­trui­da des­de lo lo­cal. Des­de el co­mien­zo de la pan­de­mia to­ma­mos de­ci­sio­nes res­pal­da­das por el con­se­jo de aca­dé­mi­cos de la Uni­ver­si­dad de Gua­da­la­ja­ra y con­ta­mos con la so­li­da­ri­dad de los ja­lis­cien­ses, que res­pon­die­ron de ma­ne­ra efec­ti­va.

“Los re­sul­ta­dos de­mues­tran que esas de­ci­sio­nes nos per­mi­tie­ron cui­dar a los ja­lis­cien­ses. La en­ti­dad es la ter­ce­ra con la me­nor ta­sa de casos de co­ro­na­vi­rus en el país, so­lo de­trás de Za­ca­te­cas y Co­li­ma. A es­ca­la na­cio­nal hay una ace­le­ra­ción en el nú­me­ro de con­ta­gios, pe­ro Ja­lis­co se man­tie­ne co­mo la quin­ta en­ti­dad con la me­nor ta­sa de casos ac­ti­vos.

“En ge­ne­ral va­mos bien por­que nos pre­pa­ra­mos de ma­ne­ra ade­cua­da; la ca­pa­ci­dad de nues­tro sis­te­ma hos­pi­ta­la­rio, has­ta el 21 de ju­nio, es de 80 por cien­to, es de­cir, so­lo una cuar­ta par­te de la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra aten­der a los pa­cien­tes con covid-19 es­tá ocu­pa­da. Así que las de­ci­sio­nes — al­gu­nas ca­li­fi­ca­das de po­lé­mi­cas, por­que se­gún ac­tua­mos de ma­ne­ra an­ti­ci­pa­da, alar­mis­ta y au­to­ri­ta­ria— han fun­cio­na­do”.

¿Se acer­tó pa­ra sal­var el ma­yor nú­me­ro de vi­das?

Sí. No son agra­da­bles las com­pa­ra­cio­nes y me­nos so­bre muer­tes, pe­ro co­mo es­ta­do, por el ta­ma­ño y las ca­rac­te­rís­ti­cas, te­ne­mos la mis­ma po­bla­ción que Ciu­dad de Mé­xi­co, pe­ro allá hay 11 ve­ces más decesos que en Ja­lis­co.

“No es con afán de cri­ti­car las ac­cio­nes to­ma­das en la ca­pi­tal del país, sino que sim­ple y sen­ci­lla­men­te son ca­mi­nos di­fe­ren­tes, ac­tua­mos de ma­ne­ra dis­tin­ta. Ten­go la tran­qui­li­dad de que has­ta aho­ra el ca­mino que he­mos se­gui­do nos ha per­mi­ti­do sal­var mu­chas vi­das. Aho­ra el nue­vo re­to es la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca, que ya es un asun­to de pri­me­ra ne­ce­si­dad”.

¿Có­mo se­rá la reac­ti­va­ción te­nien­do en cuen­ta que gran par­te del PIB na­cio­nal se ge­ne­ra en Ja­lis­co?

Pa­ra de­fi­nir el plan, pri­me­ro ins­ta­la­mos una me­sa con­sen­sua­da. He­mos se­sio­na­do con las cá­ma­ras em­pre­sa­ria­les, con los re­pre­sen­tan­tes de los prin­ci­pa­les sec­to­res de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Es­tán sin­di­ca­tos, uni­ver­si­da­des, or­ga­nis­mos de la so­cie­dad ci­vil, así que la me­sa y el plan se han cons­trui­do en con­sen­so.

“Se­gun­do, ca­da de­ci­sión que se to­ma tie­ne que ser va­li­da­da por la me­sa de Sa­lud; es de­cir, el cri­te­rio de pro­tec­ción si­gue sien­do el que va a mar­car el rit­mo de reaper­tu­ra de la eco­no­mía. Así que te­ne­mos un plan de emer­gen­cia pa­ra en­fren­tar la co­yun­tu­ra y un plan de me­diano y lar­go pla­zos pa­ra la reac­ti­va­ción, son agen­das dis­tin­tas.

“Aho­ri­ta es­ta­mos con­cen­tra­dos en que la reaper­tu­ra gra­dual pri­vi­le­gie a los sec­to­res que ge­ne­ran más em­pleos y que, al mis­mo tiem­po, se pue­da de­jar pa­ra más ade­lan­te los sec­to­res que ge­ne­ran más mo­vi­li­dad y aglo­me­ra­cio­nes de per­so­nas”.

¿Ha­ce fal­ta re­en­fo­car la Co­na­go?

Sí, los go­ber­na­do­res de­be­mos man­te­ner nues­tra con­di­ción de con­tra­pe­so an­te el Eje­cu­ti­vo fe­de­ral, pe­ro no co­mo opo­si­to­res.

Es muy di­fe­ren­te la idea de con­tra­pe­so a la de opo­si­tor. En ese sen­ti­do, efec­ti­va­men­te la fi­gu­ra de la Co­na­go es­tá ago­ta­da. Des­afor­tu­na­da­men­te no es un es­pa­cio al que se pue­da ir a plan­tear una de­fen­sa sen­sa­ta de las agen­das lo­ca­les, sino que pa­re­cie­ra que ahí pe­san más las agen­das par­ti­dis­tas.

“Es mu­cho más via­ble el mo­de­lo de co­rre­do­res re­gio­na­les. La idea es cons­truir acuer­dos en­tre las en­ti­da­des e in­cluir a la Fe­de­ra­ción, por­que no es en áni­mo se­pa­ra­tis­ta, al con­tra­rio, lo que bus­ca­mos es ge­ne­rar con­di­cio­nes pa­ra que el diá­lo­go sea más pro­duc­ti­vo y con ma­yo­res re­sul­ta­dos.

Ja­lis­co ba­jó la in­se­gu­ri­dad, ¿se de­be al con­fi­na­mien­to o al com­ba­te a la de­lin­cuen­cia?

Es­ta­mos vien­do los efec­tos de una es­tra­te­gia que se cons­tru­ye des­de ha­ce tiem­po. El com­pa­ra­ti­vo que pre­sen­ta­mos in­clu­ye enero, fe­bre­ro y mar­zo, que to­da­vía no eran tiem­pos de pan­de­mia. Es­ta­mos eva­luan­do los pri­me­ros cin

Asegura que las de­ci­sio­nes to­ma­das an­te la pan­de­mia, al­gu­nas ca­li­fi­ca­das de alar­mis­tas, han sal­va­do vi­das

co me­ses del año, que son pro­duc­to de un tra­ba­jo que vie­ne de 2019.

“La re­duc­ción de los de­li­tos ge­ne­ra­les a es­ca­la na­cio­nal fue de

12 por cien­to, y que Ja­lis­co ba­ja­ra

24 por cien­to, el do­ble, es un gran avan­ce. En un año dis­mi­nu­ye­ron sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te las ci­fras de los de­li­tos que más afec­tan a los ja­lis­cien­ses, co­mo ro­bo a ca­sa ha­bi­ta­ción (40%), ro­bo a ne­go­cio (37%) y ro­bo a vehícu­lo (38%).

“El pro­ble­ma en Ja­lis­co siem­pre se­rá que, por la pre­sen­cia de un gru­po muy fuer­te del cri­men, de re­pen­te es­tos avan­ces pa­re­cie­ran no con­tar an­te los ac­tos de vio­len­cia que se ge­ne­ran, pre­ci­sa­men­te, pa­ra que ha­ya mie­do y zo­zo­bra en la po­bla­ción, y es jus­to el ma­yor re­to que te­ne­mos.

“Hay re­sul­ta­dos evi­den­tes en el com­ba­te a la vio­len­cia, pe­ro te­ne­mos que tra­ba­jar más en ese otro fren­te que tie­ne que ver con el com­ba­te al cri­men or­ga­ni­za­do y sus ac­tos de te­rror, que son los que ha­cen que la per­cep­ción no ca­mi­ne al mis­mo rit­mo de los lo­gros”.

FER­NAN­DO CA­RRAN­ZA

Pre­su­me que el plan de reac­ti­va­ción fue pac­ta­do con to­dos los sec­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.