Sin pa­tro­ci­nios, a rein­ven­tar la in­dus­tria run­ner

Pa­ra el em­pre­sa­rio me­xi­cano, la in­dus­tria de las ca­rre­ras es­tá ple­na­men­te con­so­li­da­da en Mé­xi­co y no va a des­apa­re­cer, pe­ro ne­ce­si­ta­rá rein­ven­tar­se pa­ra con­ti­nuar sien­do exi­to­sa, des­pués de la pan­de­mia

Milenio Edo de México - - La Afición - SU­SA­NA MOSCATEL

La cul­tu­ra y can­ti­dad de ca­rre­ras ma­si­vas ha cre­ci­do ca­da año más en nues­tro país, con­vir­tién­do­se en una in­dus­tria muy exi­to­sa, con mu­chos ne­go­cios ale­da­ños en su ór­bi­ta. Sin em­bar­go, con la pan­de­mia que cur­sa­mos, li­te­ral­men­te se tu­vo que de­te­ner en se­co y, co­mo los con­cier­tos mu­si­ca­les, se­rá de las úl­ti­mas ac­ti­vi­da­des en reac­ti­var­se. Pla­ti­ca­mos con Fran­cis­co ( Frank) Es­tra­da, di­rec­tor ge­ne­ral de To­tal Run­ning, una de las tres em­pre­sas prin­ci­pa­les que se de­di­can a or­ga­ni­zar es­te ti­po de even­tos, pa­ra que nos cuen­te no so­lo có­mo se ha vis­to im­pac­ta­da la in­dus­tria —y la cul­tu­ra— run­ner, sino pa­ra que nos di­ga qué se es­tá pla­nean­do pa­ra vol­ver a pe­gar­le al pa­vi­men­to.

Co­mo or­ga­ni­za­dor de mu­chos de es­tos even­tos a tra­vés de To­tal Run­ning, has vis­to có­mo se han ge­ne­ra­do una co­mu­ni­dad y una in­dus­tria al­re­de­dor.

Lle­vo prác­ti­ca­men­te 20 años en es­to y lo que exis­te hoy, o más bien lo que exis­tía tres me­ses atrás: el for­ma­to, la in­fra­es­truc­tu­ra, y sin du­da la co­mu­ni­dad que es­tá al­re­de­dor de es­tos even­tos, llá­men­se de al­to ren­di­mien­to, me­diano ren­di­mien­to, re­crea­ti­vo, te­má­ti­co o lo que sea, es in­fi­ni­ta­men­te más gran­de y más im­por

tan­te que lo que ha­bía ha­ce 10 o 20 años. Aun­que te pue­do de­cir que la in­dus­tria, co­mo tal, se em­pe­zó a ges­tar ha­ce unos 25 a lo lar­go de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na.

Co­mo to­das las ac­ti­vi­da­des de en­tre­te­ni­mien­to o de­por­ti­vas que re­quie­ren aglu­ti­nar gen­te, las ca­rre­ras tar­da­rán en reac­ti­var­se. ¿Co­mo or­ga­ni­za­dor, qué es­tás pla­nean­do?

Hay mu­chas lí­neas ha­cia el fu­tu­ro que es­ta­mos eva­luan­do. To­dos de­pen­de­mos, pa­ra em­pe­zar, de las au­to­ri­da­des. Por más que pla­nee­mos, los or­ga­ni­za­do­res, los pro­duc­to­res de even­tos ma­si­vos, ya sean ca­rre­ras o en­tre­te­ni­mien­to, bus­ca­mos, so­bre todo, me­di­das pa­ra dis­mi­nuir el ries­go en los even­tos, pe­ro al fi­nal vol­ve­mos al te­ma de que siem­pre ha­brá ries­gos. ¿En­ton­ces, qué es­ta­mos ha­cien­do? Los di­fe­ren­tes miem­bros de es­ta co­mu­ni­dad, los prin­ci­pa­les or­ga­ni­za­do­res, he­mos es­ta­do muy en con­tac­to, a tra­vés de

we­bi­nars y Zoom. Y to­dos es­ta­mos pla­nean­do lo que pue­de ser el fu­tu­ro, pe­ro por lo me­nos en Mé­xi­co aún no te­ne­mos una lí­nea cla­ra de qué nos van a de­jar ha­cer y cuán­do nos van a de­jar ha­cer­lo. Por más pla­nea­ción que ten­ga­mos, por­que sí exis­ten mu­chos plan­tea­mien­tos lo­gís­ti­cos y de pro­duc­ción, te­ne­mos que es­pe­rar a que las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les y lo­ca­les,

y los ins­ti­tu­tos de de­por­tes de ca­da lo­ca­li­dad, nos di­gan: “Sí se va a po­der, a par­tir de tal fe­cha y con es­tas con­di­cio­nes”.

¿Cuá­les se­rían esas con­di­cio­nes?

Pue­den ser muy va­ria­das, pue­den ser even­tos de 500 par­ti­ci­pan­tes pa­ra aba­jo, con olea­das se­pa­ra­das de sa­li­da de 200 o 100 par­ti­ci­pan­tes, cui­dan­do la dis­tan­cia de me­tro y me­dio. Ya en España sa­ca­ron un nue­vo re­gla­men­to pa­ra even­tos de es­te ti­po, es un do­cu­men­to de 80 pá­gi­nas. ¡Ima­gí­na­te cuán­tos li­nea­mien­tos hay ahí!

¿Qué fac­to­res con­si­de­ras esen­cia­les pa­ra la reac­ti­va­ción de las ca­rre­ras?

Hay de­ma­sia­dos fac­to­res que de­be­mos con­si­de­rar co­mo or­ga­ni­za­do­res de even­tos de­por­ti­vos. Uno, me pa­re­ce el más im­por­tan­te, es el te­ma de la sa­lud. Nos po­de­mos ver­nos ten­ta­dos a ha­cer even­tos, por­que los co­rre­do­res, no pre­ci­sa­men­te lo es­tán exi­gien­do, pe­ro ya quie­ren sa­lir a co­rrer. En el pun­to nu­me­ro dos, te­ne­mos que con­si­de­rar el as­pec­to fi­nan­cie­ro. Pro­ba­ble­men­te mu­chos de los nue­vos li­nea­mien­tos ha­gan que al­gu­nos even­tos no sean ren­ta­bles. Los even­tos se pa­gan por dos vías: las ins­crip­cio­nes y los pa­tro­ci­nios. Un pa­tro­ci­na­dor te in­vier­te con ba­se en la can­ti­dad de par­ti­ci­pan­tes o de los im­pac­tos que vas a te­ner en re­des so­cia­les, así que si nos li­mi­tan esa par­ti­ci­pa­ción, ten­dre­mos que con­si­de­rar si po­de­mos sa­lir, por­que hay gas­tos que son fi­jos, ya sea con 50 o 4 mil par­ti­ci­pan­tes. Vie­ne un tiem­po di­fí­cil en tér­mi­nos de pa­tro­ci­na­do­res.

¿Có­mo avi­zo­ras el fu­tu­ro?

La in­dus­tria no va a des­apa­re­cer por­que es­tá muy con­so­li­da­da, con una de­man­da im­por­tan­te de par­ti­ci­pa­ción, pe­ro sin du­da al­gu­na va a su­frir mo­di­fi­ca­cio­nes en es­te pro­ce­so y ten­dre­mos que ana­li­zar si po­de­mos con esas mo­di­fi­ca­cio­nes.

Hay todo un mun­do de co­sas al­re­de­dor de las ca­rre­ras, co­mo las ex­po­si­cio­nes don­de ven­den des­de gad­gets has­ta pa­ra­fer­na­lia de­por­ti­va. ¿Có­mo va a afec­tar a esa par­te de la in­dus­tria todo lo que es­tán ana­li­zan­do?

Va a afec­tar en todo. Par­te de lo que se ha es­ta­do ana­li­zan­do es la po­si­bi­li­dad de man­dar los kits (de los com­pe­ti­do­res) a do­mi­ci­lio; eso se pue­de re­sol­ver. En lu­gar de que tú va­yas a la ex­po y pa­ses ahí la ma­ña­na vien­do qué hay, re­co­gien­do tu

kit, la sel­fie con los ami­gos, todo es­to que nos en­can­ta, te man­da­mos el kit a tu ca­sa, con tu pla­ye­ra, tu nú­me­ro, y nos ve­mos en la ca­rre­ra. Es­to evi­den­te­men­te im­pac­ta a la in­dus­tria en tér­mi­nos co­mer­cia­les, por­que mu­chos de los stands que ves en las ex­pos son mar­cas más pe­que­ñas en­fo­ca­das en la in­dus­tria, que te ren­tan el es­pa­cio. No son los pa­tro­ci­na­do­res gran­des, co­mo los ban­cos o las te­le­fó­ni­cas. Si nos li­mi­tan mu­cho la can­ti­dad de co­rre­do­res, eso se afec­ta­rá. Qui­zás lo que ten­dre­mos que ha­cer, se me ocu­rre, es po­ner ho­ra­rios, de­pen­dien­do del nú­me­ro de co­rre­dor que te ha­ya to­ca­do. Co­mo blo­ques de sa­li­da, pe­ro pa­ra re­co­ger tu kit, con la in­ten­ción de evi­tar aglo­me­ra­cio­nes. To­das es­tas son ideas, por­que es­to es­tá afec­tan­do a to­das las in­dus­trias del mun­do, aun­que por lo me­nos al­gu­nas de ellas ya se es­tán ac­ti­van­do. Ya hay un ca­len­da­rio en el que se men­cio­nan a esas in­dus­trias, pe­ro pa­ra nues­tra tris­te­za no es­ta­mos en esa lis­ta. No apa­re­ce­mos.

Há­bla­me de los ca­len­da­rios.

Yo es­toy pen­san­do más en 2021, ho­nes­ta­men­te. Ya es­ta­mos vien­do lo que pa­sa con los ma

yors, con lo que pa­só con el ma­ra­tón de Boston (can­ce­la­do por pri­me­ra vez en 124 años de historia; se ha­bía re­pro­gra­ma­do del lu­nes 20 de abril al lu­nes 14 de sep­tiem­bre. Y Nue­va York, del do­min­go 1 de no­viem­bre, tam­bién fue can­ce­la­do), du­do mu­chí­si­mo que Chica­go pue­da lo­grar­se (el do­min­go 11 de oc­tu­bre), por­que no son even­tos ma­si­vos sino lo que le si­gue, de 30 a 40 mil par­ti­ci­pan­tes, más el pú­bli­co, más los vo­lun­ta­rios, así que yo no veo có­mo en los pró­xi­mos seis me­ses po­da­mos en­con­trar el mo­de­lo pa­ra lo­grar­lo.

¿Cuán­tas ca­rre­ras cal­cu­las que se han can­ce­la­do has­ta aho­ra en nues­tro país?

No hay un dato es­pe­cí­fi­co, pe­ro li­te­ral­men­te, a ni­vel in­ter­na­cio­nal, son mi­les las que ya se han sus­pen­di­do. So­lo en la Ciu­dad de Mé­xi­co, con la nue­va le­gis­la­ción que sa­lió el año pa­sa­do, cal­cu­la que hay, por lo me­nos, dos even­tos a la se­ma­na, has­ta cua­tro si es en ve­nues ce­rra­dos, co­mo el Hi­pó­dro­mo. De­ben ser más de 250 a

300 even­tos so­lo en la Ciu­dad de Mé­xi­co. Con­si­de­ran­do Monterrey (13 de di­ciem­bre; fue can­ce­la­do, co­mo el de la Ciu­dad de Mé­xi­co, del

30 de agos­to y el me­dio ma­ra­tón del 25 de oc­tu­bre) y Gua­da­la­ja­ra (del 1 de no­viem­bre, aún en pie), to­das las ciu­da­des gran­des te­nían al me­nos dos por se­ma­na; en­ton­ces, sí po­de­mos cal­cu­lar que ya son más de mil ca­rre­ras que se han can­ce­la­do o pos­pues­to aquí.

Los pro­duc­to­res de even­tos ma­si­vos bus­ca­mos, so­bre todo, me­di­das pa­ra dis­mi­nuir el ries­go en los even­tos, pe­ro al fi­nal vol­ve­mos al te­ma de que siem­pre ha­brá ries­gos.

La in­dus­tria no va a des­apa­re­cer, por­que es­tá muy con­so­li­da­da, con una de­man­da im­por­tan­te de par­ti­ci­pa­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.