Des­ta­can pros y con­tras en la era mo­der­na de la mú­si­ca

Allan Par­sons, Al­fon­so An­dré, Ste­ven Wil­son, Al­fon­so Pi­char­do y Jesús Navarro com­par­ten sus pun­tos de vis­ta res­pec­to a las for­mas de crea­ción y con­su­mo que im­pe­ran en la ac­tua­li­dad

Milenio Hidalgo - - ¡Hey! - Vio­le­ta Mo­reno/Mé­xi­co

En los úl­ti­mos años la mú­si­ca ha evo­lu­cio­na­do, por lo que su for­ma de crea­ción y de con­su­mo no tie­ne na­da que ver con los sis­te­mas que se usa­ban ha­ce una dé­ca­da; es­to en gran me­di­da se de­be al rol pro­ta­gó­ni­co que ha to­ma­do la tec­no­lo­gía, si­tua­ción que pa­ra al­gu­nos com­po­si­to­res y can­tan­tes es po­si­ti­va y pa­ra otros na­da ade­cua­da, co­mo lo co­men­tan Allan Par­sons, Al­fon­so An­dré (Cai­fa­nes), Ste­ven Wil­son, Pa­co de Ma­ría, Al­fon­so Pi­char­do (Moe­nia) y Jesús Navarro (Reik), aun­que to­dos ellos se han te­ni­do que adap­tar a la mo­der­ni­dad pa­ra se­guir vi­gen­tes.

Allan Par­sons, pro­duc­tor y com­po­si­tor bri­tá­ni­co, quien re­cien­te­men­te es­tu­vo en nues­tro país, se re­fi­rió a la for­ma de con­su­mir la mú­si­ca ac­tual­men­te, sis­te­ma que ha pro­vo­ca­do la des­apa­ri­ción del dis­co com­ple­to y que los crea­ti­vos no se apa­sio­nen co­mo an­tes. “He vis­to el cam­bio de la mú­si­ca cons­tan­te­men­te, so­bre to­do en cuan­to a la tec­no­lo­gía; he he­cho es­to por años y he vis­to de­ma­sia­dos cam­bios; le pre­gun­tas a cual­quier per­so­na: ‘¿cuál fue el úl­ti­mo dis­co que com­pra­ron?’ y no sa­be res­pon­der. Es un po­co ver­gon­zo­so que ya na­die es­cu­che un dis­co com­ple­to co­mo an­tes. An­tes nos la pa­sá­ba­mos es­cu­chan­do 45 mi­nu­tos de mú­si­ca con­ti­núa y aho­ra ya na­die lo ha ha­ce”, des­ta­có.

In­clu­so co­men­tó que las pla­ta­for­mas di­gi­ta­les han ge­ne­ra­do que los can­tan­tes se preo­cu­pen más por el nú­me­ro de des­car­gas de sus can­cio­nes, y en eso ba­san su crea­ción. “Ha ha­bi­do eta­pas en la mú­si­ca en que de re­pen­te hay ar­tis­tas Allan Par­sons ase­gu­ra que se per­dió la pa­sión por la mú­si­ca. Al­fon­so An­dré. de ca­li­dad que crean mú­si­ca de vanguardia, au­to­res ha­cien­do co­sas in­no­va­do­ras, y de re­pen­te vie­ne una eta­pa de mú­si­ca plás­ti­ca, va­cía, re­pe­ti­ti­va que des­gra­cia­da­men­te es lo que oyes en la ra­dio” .

Al­fon­so An­dré, ba­te­ris­ta de Cai­fa­nes, quien ac­tual­men­te tie­ne un pro­yec­to co­mo so­lis­ta, se re­fi­rió a la trans­for­ma­ción que ha te­ni­do la ma­ne­ra de gra­bar un dis­co: “De cuan­do em­pe­za­mos a la fe­cha ha cam­bia­do to­do, ha ha­bi­do una re­vo­lu­ción in­dus­trial en la mú­si­ca, la for­ma de con­su­mir­la me­dian­te la tec­no­lo­gía, la for­ma de ha­cer mú­si­ca; an­tes era muy di­fí­cil gra­bar un dis­co, te­nías que te­ner una dis­que­ra atrás con un pre­su­pues­to gran­de pa­ra te­ner un buen es­tu­dio de gra­ba­ción y un gran in­ge­nie­ro; aho­ra la tec­no­lo­gía lo­gra que cual­quier per­so­na pue­da ha­cer un dis­co”, di­jo.

Pa­co de Ma­ría, can­tan­te de big band, re­sal­tó la fal­ta de pla­ta­for­mas pa­ra la mú­si­ca, pe­ro so­bre to­do los mí­ni­mos es­pa­cios que hay pa­ra to­dos los gé­ne­ros, pues de un tiem­po pa­ra acá so­lo se da im­pul­so a un mis­mo gé­ne­ro, sien­do la mú­si­ca ur­ba­na la que ha aca­pa­ra­do la aten­ción. “Lo que me cau­sa con­flic­to es que hay muy po­ca di­ver­si­dad, y creo que el mer­ca­do de la mú­si­ca es lo mis­mo que el mer­ca­do de un sú­per; cuan­do vas al de­par­ta­men­to de fru­tas, hay lu­gar pa­ra las man­za­nas, pa­ra las na­ran­jas, pa­ra las to­ron­jas y pa­ra los plá­ta­nos; y así es co­mo de­be­ría de ser el me­dio mu­si­cal por­que pa­ra to­do hay gus­tos”, des­ta­có.

El mú­si­co bri­tá­ni­co Ste­ven Wil­son, quien vino a Mé­xi­co es­te año a un se­gun­do con­cier­to en el Au­di­to­rio Blac­kBerry en ma­yo pa­sa­do, des­ta­có que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes no es­cu­chan la mú­si­ca de la mis­ma ma­ne­ra que en sus tiem­pos. “Mien­tras que an­tes uno se pa­sa­ba años en­con­tran­do, co­lec­cio­nan­do y aho­rran­do di­ne­ro pa­ra com­prar dis­cos ca­ros, des­cu­brien­do mú­si­ca crea­ti­va, vi­vien­do to­tal­men­te in­mer­so en los dis­cos, aho­ra prác­ti­ca­men­te to­da la mú­si­ca es­tá dis­po­ni­ble y, por lo tan­to, es ins­tan­tá­nea­men­te de­se­cha­ble. “Ya no hay el mis­mo com­pro­mi­so que an­tes, por­que aho­ra pue­des es­cu­char to­do el ca­tá­lo­go de los Beatles de ma­ne­ra ins­tan­tá­nea y tam­bién pue­des desechar­lo en un mo­men­to”, di­jo en en­tre­vis­ta a ¡hey!

En el mun­do de la mú­si­ca hay quien lle­va dé­ca­das de tra­yec­to­ria y per­ci­be las tran­si­cio­nes, pe­ro se han aco­pla­do de bue­na ma­ne­ra a la evo­lu­ción de la era di­gi­tal, co­mo es el ca­so de Moe­nia. “Es­ta­mos al tan­to siem­pre de to­do, con­su­mi­mos mú­si­ca co­mo to­do el mun­do, pe­ro a la ho­ra de en­trar al es­tu­dio no es­ta­mos pen­san­do en lo que se es­cu­cha en es­te mo­men­to; sim­ple­men­te es com­po­ner des­de la ma­ne­ra que sa­be­mos, lo que nos gus­ta ha­cer y to­car. “Nos ha to­ca­do ver mo­das, ten­den­cias; unas si­guen, otras se han ido, pe­ro mien­tras nues­tras can­cio­nes co­nec­ten, de que la gen­te ten­ga la po­si­bi­li­dad de lle­var­se al­go más, no­so­tros va­mos a se­guir así”, di­jo Al­fon­so Pi­char­do, vo­ca­lis­ta de la agru­pa­ción.

Jesús Navarro, de Reik, quien ha par­ti­ci­pa­do con can­tan­tes de re­gue­tón co­mo Ozu­na y Nicky Jam, men­cio­nó que en un prin­ci­pio se rehu­sa­ban a cam­biar y a adap­tar­se a las trans­for­ma­cio­nes que ha te­ni­do la mú­si­ca; sin em­bar­go, han de­ja­do cla­ro que bus­can tras­cen­der en el mun­do, crean­do co­la­bo­ra­cio­nes sin cam­biar su esen­cia.

“Siem­pre he­mos bus­ca­do ese cam­bio, na­da más que an­tes no se usa­ba, an­tes era que te que­da­ras en tu lí­nea y que hi­cie­ras lo mis­mo to­da tu vi­da des­de que te co­no­cen has­ta que te mue­res, pun­to; el pú­bli­co era muy ce­rra­do. Pe­ro de pron­to nos to­có el cam­bio en el que de­jó de ser al­go ma­lo ha­cer fu­sio­nes, por­que to­do cam­bió”, di­jo el can­tan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.