Pa­sa to­do, pe­ro “no pa­sa na­da”

Milenio Hidalgo - - Portada - CAR­LOS MARÍN cma­rin@mi­le­nio.com

Va­len más el chis­te del“eco­ci dio” yla­fá bu­la de­los pa­tos que 45 mil mo­des­tos em­pleos.

En el si­tio pre­ci­so de Texcoco don­de se ges­ta­ba el abor­ta­do nue­vo ae­ro­puer­to es­ta­ban los es­com­bros de lo que el te­rre­mo­to de 1985 des­tru­yó. Hu­bo que lim­piar, ni­ve­lar y con­so­li­dar el te­rreno pa­ra le­van­tar lo que, se­gún los res­pon­sa­bles, lle­gó a sig­ni­fi­car la ter­ce­ra par­te de un pro­yec­to de ca­li­dad mun­dial.

Si de ver­dad se tra­ta­ra de re­cu­pe­rar la “vo­ca­ción eco­ló­gi­ca” del lu­gar, el nue­vo go­bierno de­be­rá de­jar­lo co­mo es­ta­ba. Pa­ra quie­nes año­ran el la­go que ni sus ta­ta­ra­bue­los co­no­cie­ron exis­te la ilu­sa es­pe­ran­za del re­sar­ci­mien­to, aun­que ni la me­nor idea tie­ne na­die de lo que cos­ta­rá re­pa­rar el “da­ño” que el ac­ti­vis­mo ro­lle­ro im­pu­tó co­mo “eco­ci­dio”. Por pu­ri­ti­ta con­gruen­cia, el go­bierno de la cuar­ta

trans­for­ma­ción es­tá obli­ga­do a re­ti­rar lo cons­trui­do, se­gún or­de­na la Ley de Equi­li­brio Eco­ló­gi­co y Pro­tec­ción del Am­bien­te. O qué: ¿sal­drá con la va­ci­la­da de “apro­ve­char” lo que ya se hi­zo y mon­tar allí un museo de “los pue­blos ori­gi­na­rios” o un colosal mo­nu­men­to de­di­ca­do a los pa­tos? Aquí no pa­só na­da A vue­lo de pá­ja­ro, Ja­vier Ji­mé­nez Es­priú cal­cu­la que al go­bierno en que ser­vi­rá co­mo se­cre­ta­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes y Trans­por­tes le cos­ta­rá en­tre 25 y 40 mil mi­llo­nes de pe­sos fi­ni­qui­tar los con­tra­tos del ae­ro­puer­to no­na­to. Y re­fi­rién­do­se a los gran­des cons­truc­to­res im­pli­ca­dos, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor anun­cia que “el vo­lu­men de obra que tie­nen con­tra­ta­do en Texcoco se pue­de ha­cer en San­ta Lu­cía…”.

Am­bos ha­bla­ron lue­go del en­cuen­tro que sos­tu­vie­ron con los em­pre­sa­rios que re­pre­sen­tan 92 por cien­to de los com­pro­mi­sos. Tal es el “acuer­do ge­ne­ral” a que lle­ga­ron, en me­nos de una ho­ra, en el res­tau­ran­te Co­ra­zón de Al­ca­cho­fa de Po­lan­co y, co­mo si hu­bie­ran pa­la­dea­do ese pla­ti­llo, sa­lie­ron re­chi­nan­do de con­ten­tos por el en­tie­rro en vi­da del pro­yec­to frus­tra­do que cos­ta­ría ¡13 mil mi­llo­nes de dó­la­res! In­dig­na­do, el lec­tor Ge­na­ro Bo­rre­go es­cri­be: “Es es­can­da­lo­sa la ac­ti­tud de es­tos em­pre­sa­rios, do­blán­do­se an­te el nue­vo go­bierno. Ha­brá quien vea co­mo prag­ma­tis­mo es­te aga­chis­mo. Y ha­blan co­mo si hu­bie­ran sos­te­ni­do una cas­ca ri­ta en que los ju­ga­do­res­se pe­lean y mien­ta n ma­dres, pe­ro que ter­mi­na­do el jue­go se sa­lu­dan, se echan ta­cos y brin­dan con che­las an­tes de des­pe­dir­se co­mo bue­nos ami­gos, y mien­tras los afi­cio­na­dos se pe­lean. Aquí los es­pec­ta­do­res so­mos gen­te co­mún que le­van­ta­mos la voz pe­ro ellos se po­nen de acuer­do y nin­guno pier­de. Por eso Mé­xi­co se­gui­rá sien­do un país ba­na­ne­ro, y me lla­ma la aten­ción que esas‘ com­ba­ti­vas’ or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil que tra­je­ron bien mar­ca­dos aFox, Cal­de­rón y so­bre to­do Pe­ña, ca­si siem­pre con ra­zón, ni si­quie­ra se aso­men. Me pre­gun­to dón­de es­tán, ¿aho­ra ca­lla­di­tas?”.

To­dos a la ca­lle

Ni AMLO ni los em­pre­sa­rios han ha­bla­do de la pér­di­da de 45 mil em­pleos del NAIM

A más de una se­ma­na de que “el pue­blo” ma­tó el NAIM, ni AMLO ni los em­pre­sa­rios han ha­bla­do de la pér­di­da de em­pleo de las 45 mil per­so­nas con fa­mi­lia que se que­da­rán en la ca­lle. A ver qué co­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.