EL ES­TIG­MA RA­CIS­TA

Milenio Jalisco - La Aficion Jalisco - - FUTBOL EL BALÓN BLANCO Y NEGRO - Fes­te­jo de los ju­ga­do­res del Chelsea, en un par­ti­do de la Premier Lea­gue

l Chelsea es­tá con­si­de­ran­do en­viar a sus se­gui­do­res con perfil ra­cis­ta a rea­li­zar vi­si­tas de ca­rác­ter edu­ca­ti­vas al fa­mo­so cam­po de ex­ter­mi­nio na­zi de Ausch­witz, con la in­ten­ción de com­ba­tir el an­ti­se­mi­tis­mo en el club in­glés, se­gún re­por­tó el dia­rio bri­tá­ni­co The Sun.

Ausch­witz fue cons­trui­do a 70 ki­ló­me­tros de Cra­co­via en 1940, lue­go de la in­va­sión ale­ma­na en Po­lo­nia; se tra­tó na­da me­nos que del ma­yor cam­po de con­cen­tra­ción con­ce­bi­do por el ré­gi­men na­zi, el prin­ci­pal cen­tro de ex­ter­mi­nio y en el que se es­ti­ma fue­ron ase­si­na­das ca­si un mi­llón de per­so­nas.

El due­ño del Chelsea, el mul­ti­mi­llo­na­rio ru­so Ro­man Abra­mo­vich y quien es ju­dío, li­de­ra la nue­va, aun­que po­lé­mi­ca ini­cia­ti­va, que ofrecerá ade­más a los afi­cio­na­dos la po­si­bi­li­dad de asis­tir a cur­sos de edu­ca­ción en el cam­po de con­cen­tra­ción en Po­lo­nia, don­de los na­zis ase­si­na­ron a más de 1.1 mi­llo­nes de per­so­nas, el 90 por cien­to de ellos ju­díos.

Los fa­ná­ti­cos ra­cis­tas se­rían lle­va­dos a dos cam­pos: Ausch­witz I.- el cam­po de con­cen­tra­ción ori­gi­nal; II Bir­ke­nau.- el cam­po de ex­ter­mi­nio crea­do co­mo “so­lu­ción fi­nal”, edi­fi­ca­do en 1942 a tres ki­ló­me­tros del pri­me­ro. El pre­si­den­te del club, Bru­ce Buck, cree que es­te es un pa­so pa­ra cam­biar a los hin­chas.

“Si so­lo prohí­bes a la gen­te, nun­ca cam­bia­rás su com­por­ta­mien­to”, de­cla­ró Buck a The Sun, al que tam­bién le di­jo que “es­ta po­lí­ti­ca les da la opor­tu­ni­dad de dar­se cuen­ta de lo que han he­cho, de ha­cer que quie­ran com­por­tar­se me­jor”.

El Chelsea cri­ti­có a un grupo de fans por sus cán­ti­cos an­ti­se­mi­tas con­tra el Tot­ten­ham, en sep­tiem­bre del año pa­sa­do; el Tot­ten­ham ha te­ni­do his­tó­ri­ca­men­te una ba­se de apo­yo im­por­tan­te en­tre la co­mu­ni­dad ju­día de la ca­pi­tal in­gle­sa y los hin­chas del club han si­do ata­ca­dos du­ran­te años por afi­cio­na­dos ri­va­les me­dian­te cán­ti­cos an­ti­se­mi­tas.

“En el pa­sa­do, los sa­ca­ría­mos de la mul­ti­tud y les prohi­bi­ría­mos la en­tra­da por has­ta tres años”, de­cla­ró Buck so­bre esos hin­chas in­vo­lu­cra­dos en in­sul­tos ra­cis­tas, (pe­ro) “aho­ra de­ci­mos: ¿hi­cis­te al­go mal? Tie­nes una op­ción. Po­de­mos san­cio­nar­te o pue­des pa­sar un tiem­po con nues­tros fun­cio­na­rios de di­ver­si­dad, en­ten­dien­do lo que hi­cis­te mal”. En ve­rano de es­te año, el Chelsea y el Con­gre­so Ju­nio Mun­dial lan­za­ron la com­pe­ti­ción in­ter­na­cio­nal Pitch­fo­rHo­pe, co­mo par­te de una ini­cia­ti­va pa­ra com­ba­tir el fe­nó­meno del ra­cis­mo, la xe­no­fo­bia, la dis­cri­mi­na­ción y el an­ti­se­mi­tis­mo. A prin­ci­pios de 2018, el due­ño del Chelsea im­pul­só va­rias campañas que te­nían co­mo ob­je­ti­vo com­ba­tir el ra­cis­mo, una de las más im­por­tan­te tu­vo co­mo le­ma “Di no al an­ti­se­mi­tis­mo”; él mis­mo, el ru­so Ro­man Abra­mo­vich, es ju­dío. En sep­tiem­bre de 2017, Ál­va­ro Mo­ra­ta, jugador del Chelsea, re­ci­bió in­sul­tos con con­te­ni­do ra­cis­ta por par­te de su pro­pia afi­ción en un jue­go con­tra Lei­ces­ter; el club ad­vir­tió que ha­ría par­tí­ci­pe a la po­li­cía de la investigación e im­pe­di­ría ac­ce­sos. Se re­cuer­da la es­ce­na en la que un grupo de ul­tras del con­jun­to lon­di­nen­se im­pi­dió a un hom­bre negro ac­ce­der a uno de los va­go­nes del Me­tro de Pa­rís, an­tes de la ce­le­bra­ción de un par­ti­do de la Champions, en­tre el Chelsea y el PSG, que con­clu­yó 1-1 en 2015. En 2013, el Chelsea se que­jó del len­gua­je inapro­pia­do, uti­li­za­do por el ár­bi­tro Mark Clat­ten­burg con­tra John Obi Mikel —jugador de los Blues—, se­gún los tes­ti­mo­nios, al afri­cano le di­jo “mono”. El ár­bi­tro fue ab­suel­to an­te los tri­bu­na­les, en uno de los ca­sos más so­na­dos.

En el pa­sa­do, los sa­ca­ría­mos y les prohi­bi­ría­mos la en­tra­da por has­ta tres años”

Po­de­mos san­cio­nar­te o pue­des pa­sar un tiem­po en­ten­dien­do lo que hi­cis­te mal (en Ausch­witz)”

BRU­CE BUCK Pre­si­den­te del Chelsea

FO­TO: REU­TERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.