RURI, LA NUE­VA ALUMNA

De­ja el mie­do atrás pa­ra ser una mu­jer ple­na

Milenio Jalisco - - Portada - POR ELSA MARTHA GU­TIÉ­RREZ/GUA­DA­LA­JA­RA ˃ FO­TO­GRA­FÍA FER­NAN­DO CA­RRAN­ZA

Ruri tie­ne 18 años y cur­sa el úl­ti­mo se­mes­tre en la Pre­pa­ra­to­ria nú­me­ro 5 de la Uni­ver­si­dad de Gua­da­la­ja­ra. Has­ta ha­ce un par de se­ma­nas acu­día a to­mar cla­ses ves­ti­da con ro­pa de va­rón, pe­ro de­ci­dió de­jar atrás el mie­do y el qué di­rán. Así que a 76 días de con­cluir el ba­chi­lle­ra­to ya in­gre­sa al plan­tel con ro­pa de mu­jer y ma­qui­lla­da. Su ca­be­llo na­tu­ral es on­du­la­do.

Po­co a po­co “mis com­pa­ñe­ros vie­ron un cam­bio fí­si­co y me fui con­vir­tien­do en la mu­jer que siem­pre fui”, ex­pre­só emo­cio­na­da la jo­ven, quien ex­pli­có que si an­tes no se ma­qui­lla­ba fue pa­ra evi­tar ser víc­ti­ma de bull­ying al in­te­rior de la es­cue­la.

“Era co­mo ve­te más dis­cre­ta, con po­qui­to ma­qui­lla­je, pe­ro más que na­da por el bull­ying”, di­jo. Aho­ra, sus com­pa­ñe­ros le trans­mi­ten se­gu­ri­dad y al­gu­nas de ellas, has­ta le pres­tan cos­mé­ti­cos.

Ruri se de­fi­ne co­mo una mu­jer va­lien­te, gue­rre­ra y fuer­te, sin em­bar­go, re­co­no­ció que es­te pro­ce­so de cam­bio no ha si­do fá­cil.

“Me cos­tó más que na­da co­mo la acep­ta­ción pro­pia, el de­cir des­de pe­que­ña me sien­to co­mo mu­jer, pe­ro por qué ten­go pe­ne, en­ton­ces des­de pe­que­ña me cos­tó mu­cho esa par­te. De lo otro que me gus­tan los hom­bres, pos (sic) ya sa­bía des­de que na­cí prác­ti­ca­men­te, pe­ro sí me cos­tó más que na­da co­mo el en­ten­der mi si­tua­ción”, na­rró.

De he­cho, te­nía mie­do, pe­ro “eso lo sa­bía des­de chi­qui­ti­ta”. En la es­cue­la, Ruri en­tra sin pro­ble­ma al ba­ño de mu­je­res. Ase­gu­ra que nin­gu­na com­pa­ñe­ra le ha di­cho al­go y al sa­ni­ta­rio de hom­bres sim­ple­men­te no se pa­ra, por­que “no soy hom­bre”, sos­tie­ne.

La jo­ven de 18 años tie­ne cua­tro her­ma­nas y sus pa­dres Ma­ría Gua­da­lu­pe y Ru­ri­co la apo­yan in­con­di­cio­nal­men­te. In­clu­so, la acon­se­jan a que es­te pro­ce­so de trans­for­ma­ción lo desa­rro­lle en “cal­ma y con se­gu­ri­dad”.

Aun­que la so­cie­dad siem­pre la ob­ser­va, qui­zás por­que es “al­go nue­vo” ser mu­jer trans­gé­ne­ro, las mi­ra­das las to­ma co­mo una ad­mi­ra­ción ha­cia su per­so­na.

En en­tre­vis­ta, se­ña­ló que una vez que ter­mi­ne la pre­pa­ra­to­ria bus­ca­rá es­tu­diar mo­de­la­je y ma­qui­lla­je. “Es lo que me gus­ta y en lo que soy bue­na”, com­par­tió, al tiem­po de anun­ciar que tam­bién crea­rá un ca­nal de YouTu­be pa­ra que “otras chi­cas que sean trans­gé­ne­ro que vean que sí se pue­de”.

“Yo les di­ría que se to­men su tiem­po, que to­do es po­co a po­co, que sus pa­dres les apues­to que los aman, pe­ro pue­de ser que les cues­te tra­ba­jo, y an­te la so­cie­dad”.

Ruri as­pi­ra so­me­ter­se a un par de ci­ru­gías. Una don­de le afi­len su ros­tro y otra don­de le co­lo­quen im­plan­tes ma­ma­rios. “Mis bu­bis son muy im­por­tan­te pa­ra mí y emo­cio­nal­men­te voy bien, ben­di­to dios el apo­yo de mis com­pa­ñe­ros fue pa­ra mí al­go muy bueno y me dio co­mo se­gu­ri­dad”, sub­ra­yó.

Nun­ca ha te­ni­do no­vio, pe­ro pien­sa que el amor es bo­ni­to; dis­fru­ta la amis­tad, cree en Dios y su fa­mi­lia re­pre­sen­ta “amor, apo­yo y esa pa­lan­ca” pa­ra se­guir ade­lan­te.

Ella se vi­sua­li­za fe­liz, ple­na, con una pa­re­ja y con dos hi­jos.

Con 18 años, se mues­tra se­gu­ra en el sa­lón de cla­ses

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.