Da­to

Milenio Jalisco - - Ciudad -

Cuan­do co­no­cí al

El en­cuen­tro que man­tu­vo en 2015 con es­te nar­co­tra­fi­can­te, aho­ra en pri­sión en Nueva York, cam­bió la vi­da de la ac­triz, que des­de en­ton­ces re­si­de en Es­ta­dos Uni­dos por mie­do a re­pre­sa­lias le­ga­les si vuel­ve a Mé­xi­co.

Y aun­que se mos­tró con “mu­cha es­pe­ran­za” an­te la elec­ción del nue­vo pre­si­den­te me­xi­cano, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, Del Cas­ti­llo re­cor­dó que el man­da­ta­rio he­re­da­rá los pro­ble­mas del ac­tual go­bierno.

“Y yo soy uno de esos pro­ble­mas (...). A ver si se me res­pe­tan mis de­re­chos y pue­do re­gre­sar li­bre y fe­liz­men­te, sin nin­gu­na preo­cu­pa­ción”, con­si­de­ró.

No es di­fí­cil es­ta­ble­cer pa­ra­le­lis­mos en­tre su vi­da y la de su rol Emi­lia Ur­qui­za, tam­bién en­vuel­ta en tur­bios asun­tos po­lí­ti­cos y le­ga­les, por lo que Del Cas­ti­llo di­jo ad­mi­rar “la en­te­re­za” de es­te per­so­na­je.

“Ese mo­men­to en el que di­ce: ‘Ya no ten­go na­da y me voy a ir con to­do pa­ra ha­cer jus­ti­cia’ (...). Yo no ten­go to­da­vía, tal vez, esa ca­pa­ci­dad de des­co­nec­tar­me y de ver las co­sas des­de afue­ra. Ella es más in­te­li­gen­te”, afir­mó.

No obs­tan­te, la ac­triz sí con­si­de­ró que tan­to Emi­lia co­mo ella res­pe­tan sus con­vic­cio­nes.

“Cuan­do uno es una per­so­na ín­te­gra, y yo me con­si­de­ro una per­so­na ín­te­gra, sí lu­chas y te vas has­ta sus úl­ti­mas con­se­cuen­cias con to­do lo que sea que tú real­men­te crees”, ex­pli­có.

Del Cas­ti­llo an­ti­ci­pó que la se­gun­da tem­po­ra­da de In­go­ber­na­ble es “du­ra” y ex­po­ne a Emi­lia “ella so­la con­tra el mun­do”.

Tam­bién se mos­tró fe­liz de ha­ber­la ro­da­do en Co­lom­bia, por lo que pu­do pres­cin­dir de las do­bles que en los pri­me­ros epi­so­dios hi­cie­ron su pa­pel en las es­ce­nas gra­ba­das en Mé­xi­co.

Por último, Del Cas­ti­llo des­ta­có que en In­go­ber­na­ble los per­so­na­jes fe­me­ni­nos son com­ple­jos y no res­pon­den a es­te­reo­ti­pos ma­chis­tas.

“Ya es­ta­mos en otra épo­ca y me en­can­ta ver mu­je­res fuer­tes que no son se­xua­li­za­das, que son quie­nes son por la ca­be­za y el co­ra­zón”, ar­gu­men­tó.

“Es una co­sa que es muy di­fí­cil, por ejem­plo, pa­ra tra­ba­jar acá en Es­ta­dos Uni­dos. Yo, co­mo la­ti­na, siem­pre se­xua­li­zan a los per­so­na­jes. De por sí a las mu­je­res, pe­ro si eres la­ti­na pues aún más. En­ton­ces, es im­por­tan­te pa­ra mí te­ner un per­so­na­je in­te­li­gen­te y que ha lle­ga­do a don­de ha lle­ga­do por su in­te­li­gen­cia, tra­ba­jo, in­te­gri­dad y en­te­re­za, no por su sexualidad”, fi­na­li­zó.

LA SE­GUN­DA TEM­PO­RA­DA DE

SE ES­TRE­NÓ EL 14 DE SEP­TIEM­BRE EN NET­FLIX

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.