INTERÉSOVINTAGE Vi­ni­lo, el for­ma­to que se re­sis­te a de­jar de so­nar

Mien­tras las ven­tas glo­ba­les de dis­cos fí­si­cos ca­ye­ron 5.4% en 2017, las de ace­ta­to in­cre­men­ta­ron 22.5%

Milenio Jalisco - - Negocios en Domingo - 24 Do­min­go 16 de sep­tiem­bre de 2018 Ger­sain Gran­de/Mé­xi­co

Los avances tec­no­ló­gi­cos han pro­du­ci­do cam­bios pro­fun­dos en la in­dus­tria de la música, no so­lo en los pro­ce­sos de gra­ba­ción y pro­duc­ción, sino tam­bién en la for­ma en que és­ta se con­su­me; y aun­que ac­tual­men­te el strea­ming es el que sue­na con ma­yor fuer­za, el dis­co de vi­ni­lo si­gue re­sis­tien­do la ba­ta­lla.

En los úl­ti­mos años las ven­tas de for­ma­tos fí­si­cos co­mo el cd han dis­mi­nui­do, mien­tras que el strea­ming ha ido co­bra­do gran re­le­van­cia en el sec­tor, de ma­ne­ra que el año pa­sa­do los in­gre­sos de ese for­ma­to cre­cie­ron 41.4 por cien­to a es­ca­la glo­bal, sien­do por pri­me­ra vez la fuen­te más gran­de de la in­dus­tria.

En con­tras­te, los in­gre­sos por ven­tas de for­ma­tos fí­si­cos ca­ye­ron

5.4 por cien­to en 2017, aun­que den­tro de ellas la cre­cien­te po­pu­la­ri­dad del vi­ni­lo fue evi­den­te: sus in­gre­sos au­men­ta­ron 22.3 por cien­to, de acuer­do con el Re­por­te Glo­bal de Música 2018 de la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de la In­dus­tria Fo­no­grá­fi­ca (IFPI, por sus si­glas en in­glés).

Pa­ra Juan Ce­lis, ven­de­dor de Dé­ja­lo Ser Re­cords, tien­da de vi­ni­los ubi­ca­da en la co­lo­nia Juárez, Ciu­dad de Mé­xi­co, la cre­cien­te no­to­rie­dad del for­ma­to ha si­do evi­den­te, in­clu­so en su lo­cal, pues ase­gu­ra que “vie­ne más gen­te a bus­car dis­cos”, y que mien­tras “en 2008, 2010, 2012 veías gen­te de 30, 40 o 50 años, aho­ri­ta ya ves mu­chos cha­vos de 15 o 20 años, eso im­pli­ca que hay una nueva ge­ne­ra­ción in­te­re­sa­da en el vi­ni­lo”.

De es­te boom del dis­co gra­mo­fó­ni­co tam­bién da cons­tan­cia la Aso­cia­ción de la In­dus­tria Dis­co­grá­fi­ca de Es­ta­dos Uni­dos (RIAA, por su si­glas en in­glés), que en su re­por­te de las ven­tas es­ta­du­ni­den­ses del año pa­sa­do ca­li­fi­có al vi­ni­lo co­mo “un pun­to bri­llan­te en­tre los for­ma­tos fí­si­cos”.

Juan Ce­lis, quien lle­va seis años de­di­cán­do­se a la ven­ta de dis­cos de vi­ni­lo, atri­bu­ye su ca­da vez ma­yor acep­ta­ción a que se tra­ta de un for­ma­to que ha­ce po­si­ble com­bi­nar dis­tin­tas dis­ci­pli­nas ar­tís­ti­cas. Un ejem­plo es su ta­ma­ño, el cual “te per­mi­te ha­cer por­ta­das en don­de pue­des apre­ciar me­jor el ar­te y por su­pues­to, ju­gar con la pre­sen­ta­ción”.

En el país, la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Pro­duc­to­res de Fo­no­gra­mas y Vi­deo­gra­mas (Am­pro­fon), or­ga­nis­mo que tie­ne co­mo so­cios a gi­gan­tes co­mo Sony Mu­sic, War­ner Mu­sic, Uni­ver­sal y EMI, reconoce que “en años re­cien­tes, las ven­tas de vi­ni­los co­men­za­ron a te­ner un re­pun­te”. Di­cha ten­den­cia se ob­ser­va tam­bién en la pro­li­fe­ra­ción de es­ta­ble­ci­mien­tos de­di­ca­dos a la ven­ta ex­clu­si­va de dis­cos de vi­ni­lo, tal es el ca­so de La Ro­ma Re­cords, fun­da­da en 2012, Música en Vinyl, abier­ta el mis­mo año, o Dis­cos Mono, que vio la luz en 2014, las cua­les si­guen fun­cio­nan­do y de­mues­tran que aún en un mer­ca­do li­de­ra­do por los for­ma­tos di­gi­ta­les, el ne­go­cio de dis­cos fí­si­cos pue­de ser re­di­tua­ble. Fue a par­tir de 2005 que los ser­vi­cios de strea­ming co­men­za­ron a con­tri­buir a los in­gre­sos de la in­dus­tria mu­si­cal, pues aún a ini­cios del si­glo el for­ma­to fí­si­co era el úni­co que su­ma­ba in­gre­sos. Hoy los pa­pe­les se han in­ver­ti­do, pues del to­tal de ven­tas de la in­dus­tria dis­co­grá­fi­ca, las pla­ta­for­mas co­mo Spo­tify y Ap­pe Mu­sic con­tri­bu­ye­ron con 38 por cien­to, mien­tras los for­ma­tos fí­si­cos co­mo cd apor­ta­ron 30 por cien­to.

La música es sin du­da una in­dus­tria cam­bian­te, y aun­que el cd pa­rez­ca ago­ni­zar y el strea­ming en­ca­mi­nar­se a aca­pa­rar el mer­ca­do mu­si­cal, Ce­lis con­si­de­ra que los for­ma­tos fí­si­cos no van a des­apa­re­cer, to­da vez que es­tos tie­nen una dis­tin­ta na­tu­ra­le­za: pues mien­tras “el for­ma­to fí­si­co es per­te­nen­cia, lo di­gi­tal so­lo es uso” ase­gu­ró.

m

SHUTTERSTOCK

Jó­ve­nes de en­tre 15 y 20 años, los que más bus­can dis­cos de vi­ni­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.