Pe­li­gran en Jua­na­catlán y El Salto

Milenio Jalisco - - Ciudad Y Región -

Las po­bla­cio­nes de los mu­ni­ci­pios de El Salto y Jua­na­catlán son vul­ne­ra­bles no só­lo a la con­ta­mi­na­ción del agua del río San­tia­go que cru­za cer­ca de sus ca­lles, sino por res­pi­rar un ai­re con­ta­mi­na­do con mi­cro­par­tí­cu­las de me­ta­les pe­sa­dos y pes­ti­ci­das, ade­más de es­tar ex­pues­tos a bac­te­rias pa­tó­ge­nas.

De acuer­do con una in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da por Gra­cie­la Gon­zá­lez To­rres, egre­sa­da de la maes­tría en Salud Ambiental, del Cen­tro Uni­ver­si­ta­rio de Cien­cias de la Salud (CUCS), en por lo me­nos 25 si­tios de am­bos mu­ni­ci­pios hay pre­sen­cia de sus­tan­cias co­mo ar­sé­ni­co, mer­cu­rio y plo­mo.

En el es­tu­dio, da­do a co­no­cer por la Uni­ver­si­dad de Gua­da­la­ja­ra en 2017, Gon­zá­lez To­rres to­mó mues­tras de la tie­rra en tres pun­tos de la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal de Jua­na­catlán y 22 si­tios de El Salto co­mo en la co­lo­nia Obre­ra, Infonavit La Me­sa, así co­mo el Cen­tro y al­gu­nas es­cue­las.

Aun­que las par­tí­cu­las de es­tas sus­tan­cias fue­ron en­con­tra­das en el sue­lo, la egre­sa­da di­jo que la cas­ca­da de El Salto dis­per­sa por el ai­re los con­ta­mi­nan­tes pre­sen­tes en el agua del río San­tia­go, que lue­go se que­dan en la tie­rra.

Por su par­te Fe­li­pe Lo­zano Kas­ten, aca­dé­mi­co del De­par­ta­men­to de Salud Pú­bli­ca del CUCS y co­di­rec­tor de la in­ves­ti­ga­ción de te­sis, se­ña­ló que el agua del río se eva­po­ra y dis­per­sa los con­ta­mi­nan­tes. “Cuan­do la cas­ca­da cae, el agua va­po­ri­za y ese va­por lle­va las par­tí­cu­las o los con­ta­mi­nan­tes que aho­ra viajan por el ai­re a la po­bla­ción o ha­cia las zo­nas pe­ri­fé­ri­cas a la cas­ca­da”, di­jo.

Pa­ra el in­ves­ti­ga­dor, el es­tu­dio es un acer­ca­mien­to ini­cial a un pro­ble­ma que po­dría pro­vo­car en­fer­me­da­des en la po­bla­ción a lar­go pla­zo, de­bi­do a la pe­ne­tra­ción que las sus­tan­cias lle­gan a te­ner en el cuer­po me­dian­te el al­véo­lo, una ca­vi­dad en los bron­quios que rea­li­za el in­ter­cam­bio de oxí­geno con la san­gre. “Si van en el ai­re y son par­tí­cu­las me­no­res a 2.5 mi­cras de diá­me­tro, pue­den pe­ne­trar en el sis­te­ma res­pi­ra­to­rio, el al­véo­lo, y por ser tan pe­que­ñi­tas en­tran a la san­gre, y ya en el apa­ra­to cir­cu­la­to­rio lle­gan al hí­ga­do, el riñón y pue­den pa­sar al ce­re­bro”, di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.