Só­lo es… una re­fi­ne­ría

Milenio Jalisco - - Al Frente - ROMÁN REVUELTAS RETES [email protected]

¿

Han he­cho ya un cálcu­lo, ama­bles lec­to­res, de cuán­tas re­fi­ne­rías ha­bría­mos cons­trui­do en Mé­xi­co si la ex­plo­ta­ción del pe­tró­leo no es­tu­vie­ra mo­no­po­li­za­da por Pe­mex, la em­pre­sa “de to­dos los me­xi­ca­nos”, sino abier­ta a la par­ti­ci­pa­ción de to­das las cor­po­ra­cio­nes pe­tro­le­ras del pla­ne­ta? En Te­xas, que es na­da más un es­ta­do de la Unión Ame­ri­ca­na, hay… 26 re­fi­ne­rías. En Mé­xi­co exis­ten… seis. Al­go no he­mos he­cho bien en es­te país, con el per­dón de us­te­des.

Ah, y esas seis re­fi­ne­rías que te­ne­mos ope­ran a la mi­tad de su ca­pa­ci­dad, o me­nos. Pe­ro, bueno, el Go­bierno de la 4T es­tá a pun­to de co­men­zar la cons­truc­ción de la fac­to­ría de Dos Bo­cas. Ro­cío Nah­le, la se­cre­ta­ria de Ener­gía, en­tre­vis­ta­da por Fernando del Co­lla­do en es­te pe­rió­di­co, di­jo que los na­tu­ra­les de los Es­ta­dos Uni­dos Me­xi­ca­nos es­ta­mos “sor­pren­di­dos” por­que nos ha­bía­mos acos­tum­bra­do “que en 40 años no se ha­cía una obra así”.

Más sor­pren­di­dos hu­bié­ra­mos es­ta­do, creo yo, si se hu­bie­ra pro­se­gui­do con la cons­truc­ción del que iba a ser el me­jor ae­ro­puer­to de La­ti­noa­mé­ri­ca pe­ro, en efec­to, una “obra así” co­mo la re­fi­ne­ría no se ha­bía he­cho, lo que nos ha­bla de la pe­que­ñez de nues­tros go­ber­nan­tes —en su con­di­ción de res­pon­sa­bles di­rec­tí­si­mos de la gran em­pre­sa pa­ra­es­ta­tal— o de la con­sus­tan­cial fal­ta de ca­pa­ci­dad de Pe­mex o, si lo pien­sas, del co­lo­sal im­pe­di­men­to que sig­ni­fi­ca que la men­ta­da cor­po­ra­ción no sea en lo ab­so­lu­to pro­pie­dad de no­so­tros, los ciu­da­da­nos de la na­ción, sino bo­tín per­so­nal de po­li­ti­cas­tros y ca­ja chi­ca de los par­ti­dos po­lí­ti­cos. Ya los qui­sie­ra yo ver, a los go­ber­nan­tes de Ho­lan­da o de Reino Uni­do o de Fran­cia o de los pro­pios Es­ta­dos Uni­dos sa­quean­do des­afo­ra­da­men­te las ar­cas de Ro­yal Dutch Shell, de Ex­xon Mo­bil, de Che­vron, de GP o de To­tal SA.

Más allá de que al Go­bierno de Obra­dor le de­ja­ron una em­pre­sa en rui­nas (hay que de­cir­lo) el te­ma si­gue sien­do que no se cons­tru­yan aquí re­fi­ne­rías así na­da más —o sea, que las ha­gan in­ver­so­res, na­cio­na­les y de ex­te­rior, con su ca­pi­tal y su tec­no­lo­gía— sino que las le­van­te el Es­ta­do. Más de lo mis­mo, es de­cir. Más es­ta­tis­mo y me­nos mer­ca­do. Dos Bo­cas, por lo tan­to, se cons­trui­rá con la pla­ta de nues­tros bol­si­llos, con el di­ne­ro de nues­tros im­pues­tos. Y así, va­mos a te­ner… sie­te re­fi­ne­rías. ¡Oh!

En Te­xas, que es na­da más un es­ta­do de EU, hay… 26 de es­tas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.