IN­DA­GA­CIO­NES SO­BRE EL CUEN­TO

Milenio - Laberinto - - PENSAMIENTO - Die­go Jo­sé

Asom­bro y des­alien­to (Fon­do de Cul­tu­ra Eco­nó­mi­ca, Mé­xi­co, 2017) es el cer­te­ro tí­tu­lo que de­fi­ne la pers­pec­ti­va de Ge­ney Bel­trán Fé­lix en su nue­vo vo­lu­men de en­sa­yos, el cual su­gie­re dis­tin­tas ru­tas pa­ra leer y re­leer nues­tra tra­di­ción cuen­tís­ti­ca. Su mi­ra­da se di­ri­ge a los ha­llaz­gos que sub­ya­cen tras las lec­tu­ras con­ven­cio­na­les de au­to­res ca­nó­ni­cos co­mo Juan Rul­fo, Ele­na Ga­rro, Car­los Fuen­tes, Ele­na Po­nia­tows­ka, o bien ha­cia el des­lum­bra­mien­to de au­to­res me­nos fre­cuen­ta­dos co­mo Ne­llie Cam­po­be­llo, Est­her Se­lig­son, Jo­sé de la Co­li­na, Ve­ró­ni­ca Mur­guía.

Lo pri­me­ro que se agra­de­ce es el rit­mo de sus ex­po­si­cio­nes y la na­rra­ti­va de su dis­cur­so, Ge­ney Bel­trán Fé­lix no re­nun­cia a su vo­lun­tad co­mo na­rra­dor. Se in­tere­sa por las his­to­rias que bor­dean los tex­tos, por la anéc­do­ta in­trín­se­ca a los re­la­tos que abre una ven­ta­na pa­ra su aná­li­sis o por la bio­gra­fía que in­ci­de en la con­cep­ción de un len­gua­je o en la pre­fi­gu­ra­ción de un des­tino li­te­ra­rio. Son, por lo tan­to, “los en­sa­yos crí­ti­cos de un cuen­tis­ta” que más allá de la di­sec­ción téc­ni­ca bus­can es­cla­re­cer los ras­gos de una iden­ti­dad li­te­ra­ria, cons­trui­da a par­tir de la con­fir­ma­ción de cier­to pa­ren­tes­co na­rra­ti­vo que no ex­clu­ye la re­fu­ta­ción, el re­cha­zo ni el dis­tan­cia­mien­to. Por es­ta ra­zón, no se tra­ta de un con­ci­lio de afi­ni­da­des ni “el lis­ta­do ca­nó­ni­co e irre­vo­ca­ble” del cuen­to me­xi­cano.

Ge­ney Bel­trán Fé­lix com­par­te su asom­bro an­te las más ri­cas mi­nu­cias que los tex­tos abor­da­dos res­guar­dan, ya bien la pa­la­bra que de­ter­mi­na la pers­pec­ti­va de un au­tor co­mo en el ca­so de Rul­fo, la cui­da­do­sa im­po­si­ción de un rit­mo en Da­niel Sa­da o la com­ple­ji­dad me­ta­fó­ri­ca de Ám­pa­ro Dávila o Est­her Se­lig­son que nos en­fren­ta a sus la­be­rin­tos in­ter­nos; pe­ro tam­bién se­ña­la los es­pas­mos de su des­alien­to fren­te a lo reite­ra­ti­vo, ar­ti­fi­cio­so e im­pos­ta­do. Su lec­tu­ra es fron­tal (“si un pro­ble­ma hay en la fic­ción de Fuen­tes es su de­bi­li­dad an­te la re­lec­tu­ra”) y coherente con “el tem­pe­ra­men­to de la épo­ca des­de la que se lee” (“Gar­cía Pon­ce omi­te a gran­des fran­jas de la po­bla­ción va­ro­nil de la so­cie­dad y se en­fo­ca en un ti­po reite­ra­do, el de la cla­se me­dia al­ta do­ma­da por la cul­tu­ra pe­ro obe­dien­te a los im­pul­sos de un de­seo que pre­ten­de el do­mi­nio ab­so­lu­to de la otre­dad”).

El en­sa­yis­ta se de­can­ta por una li­te­ra­tu­ra que atra­vie­se la com­ple­ji­dad de nues­tros des­aco­mo­dos so­cia­les y de nues­tras más­ca­ras in­ter­sub­je­ti­vas, des­de el más fer­vo­ro­so rea­lis­mo de lo fan­tás­ti­co o lo si­nies­tro. En cam­bio, cues­tio­na la ex­pe­ri­men­ta­ción for­mal que se en­si­mis­ma “en aras de una vi­sión es­te­ti­zan­te de lo li­te­ra­rio, ex­clu­si­va­men­te vi­ra­da a los re­que­ri­mien­tos de la crea­ción” y la mis­ti­fi­ca­ción idea­li­za­da de lo his­tó­ri­co. Si bien los asombros con­fir­man la de­ter­mi­na­ción na­rra­ti­va de los au­to­res ana­li­za­dos, los des­alien­tos per­mi­ten a su vez des­mi­ti­fi­car­los. La pos­tu­ra de Ge­ney Bel­trán Fé­lix co­mo crí­ti­co, y muy pro­ba­ble­men­te co­mo cuen­tis­ta, es cla­ra: “leo bus­can­do en la fic­ción un diá­lo­go crí­ti­co y vehe­men­te con el mun­do, una po­si­bi­li­dad de la pa­la­bra es­cri­ta en que se cues­tio­nen las raí­ces de lo real”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.