Fe­ti­che

Milenio - Laberinto - - ESCENARIOS - AR­GE­LIA GUE­RRE­RO ma­ka­ro­va81@yahoo.com.mx

El pa­sa­do 3 de ma­yo, el Cen­tro de Pro­duc­ción Co­reo­grá­fi­ca (Ce­pro­dac) pre­sen­tó en el Fo­ro un tea­tro la pie­za Fe­ti­che del co­reó­gra­fo Luis Or­te­ga, en co­crea­ción con Ana Vie­ra. Ba­sa­da en las pin­tu­ras de Ed­ward Hop­per, quien sue­le re­fle­jar en sus tra­ba­jos la so­le­dad a la que nos so­me­te la so­cie­dad con­tem­po­rá­nea, y en las re­fle­xio­nes fi­lo­só­fi­cas de Zyg­munt Bau­man so­bre su con­cep­to de mo­der­ni­dad lí­qui­da, la obra bus­ca es­ta­ble­cer una re­fle­xión so­bre las re­la­cio­nes hu­ma­nas. Pien­sa en los in­di­vi­duos, sus ines­ta­bi­li­da­des y la in­ser­ción en una so­cie­dad que los trans­for­ma en reproductores de las co­mo­di­da­des ma­te­ria­les que con­su­men y que re­du­cen la vi­da aco­tan­do ca­da vez más la na­tu­ra­le­za hu­ma­na a su ca­pa­ci­dad de con­su­mo.

A Ce­pro­dac han lle­ga­do múl­ti­ples pro­pues­tas co­reo­grá­fi­cas, no to­das exi­to­sas o dig­nas de men­ción. Lo in­tere­san­te de es­tas pro­pues­tas es la li­ber­tad que el es­pa­cio de crea­ción ofre­ce pa­ra co­la­bo­rar con co­reó­gra­fos na­cio­na­les y ex­tran­je­ros, que apor­tan tra­ba­jos me­nos gran­di­lo­cuen­tes en lo que res­pec­ta a los es­pa­cios es­cé­ni­cos o a la can­ti­dad de bai­la­ri­nes, pe­ro que, den­tro de es­ce­na­rios más ín­ti­mos y cer­ca­nos al es­pec­ta­dor, in­vi­tan a pro­ce­sos de re­fle­xión a tra­vés de los cuer­pos, y que vin­cu­lan tan­to a los crea­ti­vos co­mo a los es­pec­ta­do­res con re­fle­xio­nes co­ti­dia­nas so­bre la so­cie­dad con­tem­po­rá­nea ca­da vez más res­trin­gi­da en sus es­pa­cios pa­ra el pen­sa­mien­to, y ca­da vez más ne­ce­si­ta­da de re­con­fi­gu­rar­se fren­te a la reali­dad di­fí­cil y com­ple­ja.

Los bai­la­ri­nes del Cen­tro de Pro­duc­ción son una se­lec­ción muy de­pu­ra­da que com­bi­na ca­li­dad téc­ni­ca con ri­que­za in­ter­pre­ta­ti­va, lo cual do­ta al gru­po de un aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des pa­ra la crea­ción del que po­cos atris­tas go­zan y que per­mi­te ar­ti­cu­lar dis­cur­sos más ela­bo­ra­dos y pro­fun­dos que re­ba­sen la for­ma y den pa­so al dis­cur­so co­reo­grá­fi­co.

Con la par­ti­ci­pa­ción de Án­gel Ro­sas, Ra­fael Ro­sa­les y En­ri­que Tovar, quie­nes se in­te­gra­ron a Ce­pro­dac pa­ra im­par­tir cla­ses gra­tui­tas abier­tas a la co­mu­ni­dad dancística, es­te es­pa­cio se per­fi­la co­mo una po­si­bi­li­dad pa­ra que la dan­za con­tem­po­rá­nea me­xi­ca­na ob­ten­ga he­rra­mien­tas pa­ra la re­fle­xión crea­ti­va y va­ya más allá de pre­ten­der ga­nar con­cur­sos con se­ries acro­bá­ti­cas que po­co o na­da tie­nen que de­cir­le a la so­cie­dad, tan ne­ce­si­ta­da de una dan­za pen­sa­da y pen­san­te.

Luis Or­te­ga en Fe­ti­che ES­PE­CIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.