En­cuen­tro con la His­to­ria

Milenio - Laberinto - - CINE - FER­NAN­DO ZAMORA @fer­nan­dov­za­mo­ra

Pue­de que an­tes de lle­gar al fi­nal de Cri­men en El Cai­ro (ga­na­do­ra del Gran Pre­mio del Ju­ra­do de Sun­dan­ce 2017) uno ten­ga la im­pre­sión de es­tar vien­do un fil­me me­xi­cano. Des­pués de to­do, el pro­ta­go­nis­ta es un po­li­cía co­rrup­to y el am­bien­te es de tur­bu­len­cia po­lí­ti­ca en una ciu­dad de con­tras­tes en­tre po­bres y ri­cos. Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos mi­nu­tos el director tras­cien­de el “ci­ne de de­nun­cia” y con­si­gue que to­do cai­ga en su lu­gar: el mis­te­rio­so ase­si­na­to, la fuer­za de ca­rác­ter de una mu­ca­ma y el se­cre­to de un je­fe de po­li­cía del que todos sos­pe­cha­mos. Co­mo si fue­se una fuer­za na­tu­ral, ha­cia el fin de Cri­men en El Cai­ro irrum­pe la Re­vo­lu­ción egip­cia de 2011. Y la co­sa cre­ce en in­te­rés jus­ta­men­te por los pa­ra­le­lis­mos que ya he­mos he­cho en­tre la si­tua­ción de Mé­xi­co y la de Egip­to. Uno no pue­de de­jar de es­tre­me­cer­se ima­gi­nan­do qué su­ce­de­ría si la cla­se po­lí­ti­ca de aquí cal­cu­la tan mal el des­con­ten­to po­pu­lar co­mo lo hi­zo la de allá. Las ca­lles de El Cai­ro re­ple­tas por más de un mi­llón de ma­ni­fes­tan­tes sa­ben a ad­ver­ten­cia en es­te Mé­xi­co elec­to­ral.

El director, sue­co de na­ci­mien­to, sugiere ra­zo­nes que dan cuen­ta de la trai­ción del mo­vi­mien­to de­mo­crá­ti­co que de­vino en un golpe mi­li­tar. El po­li­cía dro­ga­dic­to (que re­cuer­da a Har­vey Kei­tel en Bad Lieu­te­nant) quie­re cam­biar el rum­bo de su vi­da cra­pu­lo­sa, es cier­to, pe­ro la co­rrup­ción de la que for­ma par­te ya no se lo per­mi­te. Son más los in­tere­ses mez­qui­nos de todos los que es­tán in­ves­ti­gan­do que los de­seos de cam­bio y la ter­nu­ra que pro­du­ce el gran per­so­na­je de Cri­men en El Cai­ro: la in­mi­gran­te su­da­ne­sa que pa­re­ce frá­gil pe­ro no lo es. Y es que, evi­den­te­men­te, a un sis­te­ma tan co­rrup­to no se le cam­bia con ban­de­ri­tas, con­sig­nas pa­cí­fi­cas y bue­na vo­lun­tad. Al me­nos és­ta pa­re­ce ser la mo­ra­le­ja de una pe­lí­cu­la que re­sul­ta len­ta al prin­ci­pio, pe­ro que tie­ne un clí­max es­pec­ta­cu­lar. Por­que la idea lo es: un gru­po de per­so­na­jes sór­di­dos vi­ven ocu­pa­dos en la mi­se­ria de la so­cie­dad que han crea­do cuan­do irrum­pe El De­ve­nir. El lo­gro de Sa­leh en Cri­men en el Cai­ro es­tri­ba en de­te­ner de golpe la his­to­ria par­ti­cu­lar de ca­da uno de es­tos per­so­na­jes pa­ra arras­trar­los con­si­go en el flu­jo de al­go ma­yor que todos no­so­tros: la His­to­ria.

ES­PE­CIAL

Cri­men en El Cai­ro (The Ni­le Hil­ton In­ci­dent). DI­REC­CIÓN: Ta­rik Sa­leh. GUIÓN: Ta­rik Sa­leh. CON Fa­res Fa­res, Ta­req Ab­da­lla, Yas­ser Ali Maher, Nael Ali. Sue­cia, Di­na­mar­ca, Ale­ma­nia, 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.