A punto pa­ra la eter­ni­dad

Milenio - Laberinto - - EN LIBRERÍAS - DIE­GO JO­SÉ FO­TO­GRA­FÍA EFE

Ha­ce tiem­po leí un pe­que­ño vo­lu­men de Johan­nes Pfeif­fer con­ce­bi­do pa­ra al­can­zar la com­pren­sión de lo poé­ti­co. En­tre los dis­tin­tos ha­llaz­gos que me pro­por­cio­nó aquel li­bro, edi­ta­do por el Fon­do de Cul­tu­ra Eco­nó­mi­ca en su co­lec­ción Bre­via­rios, era la con­cor­dan­cia en­tre la ver­dad y la be­lle­za que el au­tor de­fen­día co­mo par­te esen­cial de lo que con­tie­ne un buen poe­ma: “La poe­sía ilu­mi­na no po­co de aque­lla ocul­ta pro­fun­di­dad esen­cial de nues­tra Exis­ten­cia (de ahí su ver­dad), y la ilu­mi­na di­rec­ta­men­te por la plas­ma­ción (de ahí su be­lle­za)”. La re­so­nan­cia de es­tas ideas se pro­du­jo en mi in­te­rior de ma­ne­ra in­cons­cien­te du­ran­te la lec­tu­ra de Un asom­bro­so in­vierno (Vi­sor, 2018) de Joan Mar­ga­rit, so­bre to­do por­que sus poe­mas —pro­vis­tos de una ade­cua­da com­bi­na­ción de cla­ri­dad y mis­te­rio— me per­mi­ten tran­si­tar los crá­te­res de la exis­ten­cia, re­co­gien­do dis­tin­tas re­ve­la­cio­nes: “El tiem­po pa­ra amar/ es el del pa­so de las es­ta­cio­nes./ El tiem­po pa­ra el se­xo es siem­pre aho­ra”. Pa­ra Joan Mar­ga­rit la poe­sía po­see es­tas dos fuer­zas esen­cia­les que di­fí­cil­men­te sue­len en­con­trar­se reu­ni­das: ver­dad y be­lle­za: “la ins­pi­ra­ción es, pre­ci­sa­men­te, ese ac­to tan ra­ro y di­fí­cil que con­sis­te en lo­ca­li­zar un lu­gar don­de sea bas­tan­te pro­ba­ble que pue­dan es­tar jun­tas, in­se­pa­ra­bles, ver­dad y be­lle­za”.

Un asom­bro­so in­vierno con­mue­ve por la con­tun­den­cia de su sa­bi­du­ría. La me­tá­fo­ra del in­vierno co­mo es­ta­ción de vi­da es abor­da­da por el poe­ta ca­ta­lán sin con­ce­sio­nes ni sen­ti­men­ta­lis­mos; más bien, co­mo una reivin­di­ca­ción de la ve­jez des­de la cla­ri­vi­den­cia que pro­por­cio­nan las he­ri­das: “He lle­ga­do has­ta el fon­do/ del bos­que de los cuen­tos in­fan­ti­les/ y son­río, fe­liz de no ser jo­ven”. Su apro­xi­ma­ción a te­mas co­mo el pa­so im­pla­ca­ble del tiem­po anun­cia la po­si­bi­li­dad de dis­tin­tas for­mas del amor y el ol­vi­do, en­tre las que des­ta­ca una es­pe­cie de pa­sión por lo irre­me­dia­ble, co­mo su­ce­de en “Mu­jer ha­cién­do­se las uñas”, “Fu­tu­ro”, “Ter­mó­pi­las”, “Úl­ti­mas re­pre­sen­ta­cio­nes” o “La so­le­dad del mar”, que afir­ma una de­cla­ra­ción de prin­ci­pios: “No leo, ya ha­ce tiem­po,/ ni vol­ve­ré a leer, a los poe­tas/ can­sa­dos que de­ja­ron de es­cri­bir,/ Gil de Bied­ma o Rim­baud pon­go por ca­so./ Aho­ra, pa­ra mí, tan so­lo cuen­ta/ eso que se ha bus­ca­do has­ta la muer­te./ El asom­bro­so in­vierno del ani­mal de fon­do”.

Au­tor de una obra im­pres­cin­di­ble en la que des­ta­can tí­tu­los co­mo El pri­mer frío, Joa­na, Cálcu­lo de es­truc­tu­ras y Ca­sa de mi­se­ri­cor­dia, com­prue­ba con es­tric­ta fi­de­li­dad aque­llo que afir­mó Jo­sé Emi­lio Pa­che­co en su “Car­ta a Geor­ge B. Moo­re en de­fen­sa del ano­ni­ma­to”: “Lla­mo poe­sía a ese lu­gar del en­cuen­tro/ con la ex­pe­rien­cia aje­na”. Los li­bros de Joan Mar­ga­rit in­ter­pe­lan al lec­tor des­de la pro­fun­da ho­nes­ti­dad de quien sa­be que el poe­ma es un punto de en­cuen­tro en­tre la an­gus­tia per­so­nal y el an­he­lo o la me­mo­ria que los otros tie­nen de su pro­pia vi­da.

“Es di­fí­cil sa­car no­ti­cias de un poe­ma”, di­ce Wi­lliam Car­los Wi­lliams en ese pun­zan­te can­to que pa­re­cie­ra sur­gir des­de el in­fierno, qui­zá por­que to­do au­tén­ti­co poe­ma alu­de a una for­ma de la ver­dad que no cual­quier ver­so pue­de plas­mar en su com­po­si­ción. Tam­bién es di­fí­cil ha­blar de ver­da­des poé­ti­cas en una épo­ca tan pro­cli­ve a la si­mu­la­ción. Por eso, re­sul­ta al­ta­men­te gra­ti­fi­can­te e ins­pi­ra­dor aden­trar­se en Un asom­bro­so in­vierno y re­co­no­cer que la obra de Joan Mar­ga­rit, co­mo la ver­da­de­ra poe­sía de to­dos los tiem­pos, “es­tá a punto/ pa­ra la eter­ni­dad”.

Los poe­mas de Mar­ga­rit son trán­si­to por los crá­te­res de la exis­ten­cia y sus re­ve­la­cio­nes

El poe­ta ca­ta­lán Joan Mar­ga­rit.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.